Última actualización: 13.11.19

 

Cuando llega el momento de irse de vacaciones, no podemos olvidarnos de llevar al más consentido de la casa, nuestro perro. Por ello, es importante que tengas en cuenta qué actividades pretendes hacer y si puedes llevar a tu mascota para que también pueda disfrutar, divertirse y así pase un tiempo diferente que a estar todo el día encerrado en casa. 

 

El perro también es considerado un miembro de la familia

Tener una mascota en casa, implica tener una responsabilidad adicional, en cuanto a alimentarla, darle su baño y estar al pendiente de ella. Sin embargo, esta también merece pasar ratos agradables y diferentes que a que la tengas que dejar encerrada en la casa cuando llegan las vacaciones, en especial las de verano, en donde nuestro primer pensamiento es irnos a disfrutar a la playa, lago o una piscina, por lo que si tienes pensado irte de paseo, te recomendamos que la lleves contigo para que también disfrute, siempre y cuando no se te olvide llevar su comida, juguetes para perro y accesorios.

 

Qué aspectos tener en cuenta si llevas a tu perro de vacaciones

Antes de todo, tienes que evaluar hacia dónde irás, ya que también hay que considerar la seguridad de tu mascota. Es decir, hay que utilizar un trasportín para perros para evitar que pueda golpearse durante el viaje. Asimismo, también deberás llevarle agua, comida suficiente para todo el viaje, y sus accesorios de protección y ubicación; tales como chaleco salvavidas, collar GPS o kit de primeros auxilios. Dado que, uno no sabe si nuestra mascota le afectará el cambio de clima y hay que ser cauteloso y tener todo a la mano para evitar pasar un mal rato, así como también protegerlo cuando se dé su merecido chapuzón.

Los chalecos salvavidas para perros son importantes llevarlos si irás de excursión a una playa, río o piscina, lo que le permitirá flotar y nadar con más facilidad, evitando que haga uso exceso de fuerza y se canse en medio de agua. Además, los collares GPS te permitirán localizarlo cuando se te pierda de vista, así podrás encontrarlo fácilmente.

 

 

Juguetes para disfrutar en la playa, ríos y lagos

En la categoría de los mejores juguetes para perros del 2019, puedes encontrar un sinfín de productos que comprar, pero tienes que tener en cuenta varios aspectos, entre ellos evaluar la diversión que pretendas darle a tu mascota, ya que quien se beneficiará de los juguetes será tu perro, por lo que te invitamos a que escojas un juguete que sea entretenido. 

Además, tienes que fijarte en los materiales de fabricación en cuanto a su durabilidad y toxicidad, ya que es necesario que sean resistentes y no estén cubiertos con químicos. Por otro lado, también tienes que tener en cuenta que los juguetes que vayas a adquirir deberán poderse mojar para que el perro pueda usarlos dentro o fuera del agua.

Por ello, si entre tantas opciones aún no sabes que opción es la más indicada para tu mascota, te mencionaremos unas categorías de juguetes para perros para que puedas escoger aquella que creas que será la que le proporcione más diversión.

 

Pelotas

Las pelotas son unos juguetes muy divertidos para los perros, ya que pueden lanzarse, rebotar y que las muerdan, ya que debido a su suave estructura evitará que tu mascota se lastime tanto los dientes como las encías. Además, el grado de diversión de las pelotas es casi ilimitada para un perro, dado que son versátiles para hacer uso de ellas en el agua o la arena. 

 

Frisbees

Los perros se entretienen con casi cualquier juguete que posea interacción, pero en caso del frisbee que es estático y necesita que lo lances para que tu mascota salga corriendo a buscarlo. Es importante que juegues con tu perro, ya que por su propia cuenta no podrá lanzar el frisbee. Adicionalmente, estos no se rompen con facilidad, ya que están elaborados de plástico resistente que, además de permitirles permanecer durante algunos segundos en el aire, también flotan en el agua y no se dañará en la arena. Por lo tanto, es un juguete para perros casi imprescindible llevar durante las vacaciones veraniegas.

 

Mordedores

Para que un perro pueda sentirse cómodo y divertirse cuando está fuera de casa, otro juguete que te recomendamos que tengas en cuenta son los mordedores. En esta categoría hay muchos modelos, pero como irás de paseo necesitarás un modelo de mordedor que esté elaborado en plástico o caucho para que pueda flotar en el agua, no sea tóxico y así le permitirás al perro distraerse o relajarse por su cuenta. Asimismo, esto también aportará que tu mascota pueda ejercitar sus extremidades lanzándoselo al mar para que nade y lo recoja.

 

Kong versión acuática 

Este tipo de juguetes también son una buena alternativa para que tu perro tenga un entretenimiento adicional cuando se aburra de los demás juguetes, ya que te recordamos que los perros son hiperactivos por naturaleza, por lo que tener un Kong que pueda morder y mojarse puede ser una opción más que entretenida para tu mascota. Siendo uno de los juguetes para perros con más popularidad, la versión acuática cuenta con un relleno de espuma que le permitirá flotar en el agua.

 

 

Lanzadores de pelotas

Con este juguete tu perro podrá divertirse y hasta en algún momento lo puedes enseñar a que lo haga él solo, ya que después de unos segundos de haberle introducido la pelota, este la lanzará y tu perro irá corriendo sin que tengas que esperar bajo el sol que la traiga, puedes sentarte en la sombra para relajarte y así descansas y tu perro se entretenga.

 

Recomendaciones generales

Si te vas de vacaciones a la playa, es imprescindible que tengas una botella de agua potable para que tu perro se refresque e hidrate después de estar durante horas bajo los rayos del sol, ya que la sal suele resecar el hocico con mucha facilidad.

Además, también te aconsejamos que lleves su cama para que tu perro duerma cuando ya se sienta agotado por estar nadando o corriendo por muchas horas. Asimismo, que tampoco se te olvide una toalla para que lo seques y la coloques en el asiento del coche, lo que proporcionará una capa de protección que evitará que el agua escurrida entre en contacto directo con este.

 

Última actualización: 13.11.19

 

Si tienes un perro en casa y ves como poco a poco va destruyendo todo lo que se le atraviesa, es necesario que lo eduques y le compres sus juguetes, ya que de qué vale que compremos unas zapatillas costosas o unas cortinas nuevas si la mascota acabará haciéndola trizas, por lo que independientemente de su edad necesitan juguetes para educarlos y así también pueda entretenerse. 

 

La edad es indiferente para el aprendizaje

Si en algún momento se te llegó a pasar la idea de tener un perro en casa, pero no lo hiciste, seguramente tuviste el temor de que este podría destruir todos o la gran mayoría de los objetos de la casa a punta de mordidas, pero esto no tiene por qué ser así, ya que si se educa al animal correctamente para que solamente muerda los objetos que le des eso no sucederá. Por lo tanto, indiferentemente de su edad es importante que sepas decirle si o no siempre que sea necesario. En pocas palabras, tendrás que vigilarlo, ya que el juguete es una herramienta de distracción, más no un impedimento para que realice sus travesuras.

 

 

Los juguetes para cachorros y el adiestramiento

Si tienes un cachorro o de edad más avanzada, es importante que le brindes educación a tu mascota adquiriendo uno de los mejores juguetes para perros de relación calidad precio, porque de nada servirá que compres los más costosos para que los acabe en un par de mordidas. 

Para el adiestramiento, de tu cachorro deberás tener primeramente paciencia, ya que es un proceso lento, largo, pero seguro. Además, debido a que estos tienen una corta edad, posiblemente no entiendan lo que quieras decirle, por lo que es importante que tenga uno o varios juguetes para perros con los que se pueda entretener. 

Ahora, para el proceso de adiestramiento, lo que tendrás que hacer es completamente fácil y no está fuera de tu alcance. Además, tampoco será relevante si nunca habías tenido una mascota.

Primero, es importante destacar que, los perros –sobre todo los cachorros- suelen sentirse atraídos por objetos o juguetes que tengan sonidos. Esto es un sistema de entretenimiento sano para ellos, por lo que cuando veas que está oliendo tus zapatillas, llámalo por su nombre y, si no te hace caso, acércate a él y dale el juguete. Después, si no te hace caso, hazle un segundo llamado de atención, pero con voz firme para que te escuche.

Ahora, es necesario que evalúes su comportamiento conforme vayan pasando los días, porque si notas que sigue mordiendo cosas sin parar es que le hace falta más atención o un juguete que lo distraiga lo suficiente. Además, también deberás jugar con él y acariciarlo de vez en cuando para que su vínculo contigo sea más fuerte, ya que si el cachorro no tiene suficiente confianza en ti sólo huirá cuando intentes acercarte.

Por otra parte, hay que destacar que no todos los perros suelen comportarse de la misma manera, esto dependerá de la raza y de la personalidad, por lo que dependerá de ti hacerlo sentirse cómodo para abrirse a establecer una relación de amistad para que pueda obedecerte al momento que le indiques alguna orden. Sin embargo, al estar en una edad muy prematura, no debes desesperarte si el cachorro no te presta atención, ya que esto es un proceso lento que requiere que tengas mucha paciencia.

 

¿Qué juguetes para perros son los más recomendados para entrenar un cachorro y en qué deberás fijarte?

Como mencionamos anteriormente, los juguetes más recomendados para entrenar un cachorro son aquellos que les proporcionen interacción. En pocas palabras, los que sean blandos, emitan sonidos y tengan formas, ya que los perros son unos animales de caza y verán al juguete como su presa, por lo que te invitamos a que consideres el diseño que presente el juguete antes de que hagas cualquier selección.

 

Diseño

El diseño es uno de los aspectos que deberás tener en cuenta para que el cachorro pueda prestarle atención, ya que estos animales son curiosos y un juguete más grande que ellos podría asustarlos, pudiéndole causar temor en vez de entretenerlo. Por ello, te invitamos a que, dependiendo del tamaño del perro realices una selección, patitos de hule, pelotas, muñecos de trapo, entre otros, siempre y cuando recuerdes que las dimensiones no deberán ser mayor a la del cachorro.

 

 

Materiales

Los materiales de fabricación con los que cuentan los juguetes es un factor que no deberás dejar pasar por alto, ya que algunos cachorros pueden tener alergia a ciertos tipos de elementos, como lo son, por ejemplo, el plástico tratado con químicos, la laca que cubre a la madera y un sinfín de materiales que pueden afectar al cachorro.

Por ello, si se llegase a presentar alguna reacción alérgica, es importante que lo lleves inmediatamente al veterinario y no omitas ningún tipo de detalle en cuanto a la rutina que tenía antes y el juguete nuevo que le compraste, por lo que deberás leer con qué está fabricado o qué tipo de tratado tiene.

 

Función

Al igual que las características anteriores, esta también tiene un buen peso en cuanto a la importancia. Esto es debido a que, los perros de cualquier edad son curiosos y, si adquirirás un juguete para que se entretenga, evita de escoger uno básico. Es decir, durante las horas que estés fuera de casa y por más que el perro quiera jugar no lo hará, y eso es porque ya estará acostumbrado a que estés lanzándole la pelota o la vara para que la busque.

Por lo tanto, te recomendamos que el juguete que pretendas adquirir tenga más de una función, ya sea, como por ejemplo una esfera con pequeñas pelotas en su interior que suenen cuando el perro la mueva. Esto incentivará al cachorro a jugar así no estés en casa y no les prestará atención a los demás objetos, por lo que no tendrás que preocuparte de que tus zapatillas, sábanas, prendas de vestir y demás objetos de tu casa estén en peligro si llegaste a olvidar cerrar la puerta de tu habitación.

 

Última actualización: 13.11.19

 

Si se tienen perros en casa, uno de los principales temores es que dañen las pertenencias que tenemos, ya que estos no entienden el mismo lenguaje que nosotros hablamos, por lo que es importante realizar un entrenamiento adecuado e inofensivo y, para hacerlo, te invitamos a adiestrarlos con juguetes que los incentiven a jugar y así se pueda evitar el deterioro en los muebles, zapatos y demás objetos.

 

Porqué es bueno entrenar al perro con juguetes y qué beneficios tiene

El entrenamiento canino es la forma más sana de domesticar un perro para que este pueda seguir las órdenes por señas o voz que se le indique, ya que debido a que no hablan el mismo idioma que nosotros, hay una barrera de comunicación que lo impide. Por ello, es necesario educarlo para que haya entendimiento de lo que debe o no hacer.

Cuando se entrenan los perros con juguetes, hay muchos beneficios de los cuales puedes sacarle provecho, entre ellos están:

  • Impedir que dañen las pertenencias de casa: Ya sean muebles, zapatos los juguetes de los niños, cortinas, cables y demás pertenencias de valor, ya que tendrán sus propios juguetes para jugar y entretenerse de una forma sana.
  • Evitar que husmeen o coman de la basura: Con un buen entrenamiento puedes beneficiarte para no tener que estar regañando a tu mascota a menudo, ni pasar tiempo recogiendo los restos de basura que puedan quedar tirados por todos lados. Asimismo, al evitar que coman de la basura los perros no se enfermarán por ingerir alimentos que ya estén dañados.
  • Tener una convivencia sana: Podrá llevarse bien tanto con las mascotas como con los demás habitantes del hogar y las visitas. En otras palabras, regularás la agresividad del perro.
  • Comprensión bilateral: Al educar a tu perro, este se acostumbrará a hacer lo que digas, siempre y cuando le demuestres respeto y le indiques cuando está haciendo las cosas mal.
  • Lugar para dormir: Un aspecto importante que tampoco hay que dejar pasar por alto, es que también los perros se acostumbran a que tienen su propio espacio para dormir, lo que te ayudará a evitar tener pelos en la ropa de cama y demás prendas de vestir. 
  • Malos olores: También tendrás el beneficio de que irán a un lugar fijo para realizar sus necesidades y no deberás estar recogiendo excrementos por toda la casa.

Sin embargo, todos estos beneficios que te acabamos de mencionar no se dan de la noche a la mañana, por lo que tendrás que tener mucha paciencia y no maltratar al perro ni física o verbalmente, ya que esto puede causarle un trastorno psicológico y puede agarrarte miedo o llenarlo de ira. Por ello, es importante que te documentes y consultes con expertos en el área antes de realizar cualquier acción.

 

 

Entrenamiento con juguetes

Hay cientos de juguetes para que puedas entrenar a tu perro, pero cada uno cumple una función diferente, desde evitar morder, incentivarlo a jugar, hasta a enseñarlo a buscar objetos, por lo que si tienes pensado adquirir uno de los mejores juguetes para perros (puedes encontrar aquí algunas opciones para comparar), te invitamos a que evalúes qué necesitas para que puedas hacerte con el que pueda cumplir con tus expectativas. 

 

Juguetes para búsqueda

Estos suelen ser una pequeña pelota de goma o un objeto que parezca una rama de un árbol. Puedes lanzarlos lejos e invitar al perro a que lo busque y lo traiga. Adicionalmente, para que la mascota se incentive aún más, al traer el objeto puedes darle una recompensa como una pequeña galleta.

 

Juguetes de uso general

En la categoría de los juguetes para perros de uso general hay muchos en el mercado, desde cuerdas trenzadas, muñecos de hule, interactivos, pelotas duras o suaves, entre otros. Sin embargo, estos deberán estar elaborados de un material resistente que evite que se dañen con facilidad al morderlos o lanzarlos de un lugar a otro.  

 

Juguetes para morder

Uno de los favoritos por los caninos son aquellos que son duros, parecidos a los huesos, lo que les permitirá que los puedan morder e intentar masticarlos. Además, también puede ayudar a limpiar o afilar los dientes cuando sientan molestias. No obstante, deberás verificar el tipo de material con el que esté elaborado el juguete, ya que hay algunos perros pueden llegar a tener reacciones alérgicas con algunos elementos.

 

 

Juguetes para aumentar la inteligencia

Aunque no son tan escuchados con frecuencia, estos tipos de juguetes son de gran importancia para poder aumentar el intelecto del canino. Sin embargo, algunos caninos sienten especial atracción por saciar la curiosidad en cuanto a los objetos y colores, pero hay que mantenerlos vigilados, ya que la gran mayoría tienen piezas pequeñas que podrían tragarse con facilidad y ocasionar ahogos o problemas intestinales.

 

Algunos consejos para entrenar tu perro en poco tiempo

Primeramente, tienes que planificar un horario. Es decir, establecer una rutina en la que siempre saldrás al patio a entrenar con tu perro. Asimismo, haz que establezca un vínculo de afecto con el juguete le hayas comprado para que cuando lo agarres, ya el canino entienda que es momento de jugar, entrenar y correr. Sin embargo, para impedir que muerda todo lo que se le atraviese, debes vigilarlo con frecuencia e indicarle que no debe hacerlo.

Evita gritarle a tu mascota, ya que estos tienen un oído muy sensible y, con que le hables en un tono adecuado para cuando está bien algo o no irá entendiendo poco a poco, por lo que te recomendamos que seas muy paciente.

No utilices nada que pueda atentar contra la integridad física del perro. En otras palabras, golpearlo con objetos, ya que al hacerlo pueden suceder 2 cosas; o el canino comenzará a agarrarte miedo o terminará mordiéndote, por lo que te invitamos a ser lo más sutil posible, pero a la vez firme para que pueda entender los diferentes tonos de voz.

Si es posible, entrénalo tu sólo y durante horas en el que no haya personas en casa, ya que otras voces o movimientos pueden distraer con el adiestramiento.

Utiliza señas y voces para indicarle acción a tu mascota. Es decir, que si deseas que busque, antes de lanzar el juguete dile “búscalo o tráemelo”. Y así con cada una de las órdenes que le desees enseñar.

 

Última actualización: 13.11.19

 

Nuestro perro pasa la mayor parte del día durmiendo, siendo importante para su bienestar físico y emocional tener un espacio apropiado para poder descansar. Es por ello, que el lugar elegido debe ser cálido, familiar, tranquilo y cómodo, en donde se sienta seguro, a gusto, acompañado y que esté en contacto con sus dueños.  

 

Las mascotas forman parte de la familia, siendo habitual que duerman al costado de nuestras camas, usando su cama favorita, un cojín o una manta. Algunos perros buscan lugares cálidos del dormitorio, o zonas que huelan a los miembros del grupo familiar, así que podría ser apropiado colocar camas en diferentes habitaciones de la casa para que el perro se sienta cómodo. Otros prefieren lugares tranquilos, privados, en donde puedan refugiarse y disfrutar de la tranquilidad de su propio lugar de descanso.

Así que es importante, que nuestra mascota posea un lugar para descansar, por lo que te invitamos a conocer el top 5 de los lugares que consideramos son apropiados para ubicar la cama del perro.

 

1. Busca un sitio que sea cálido

A los perros no les gusta dormir en zonas con mucho viento o muy frías, ya que al igual que los humanos, prefieren estar abrigados y en un lugar cálido, para sentirse seguros mientras duermen. Lo apropiado es poner la cama del perro alejado de lugares con corrientes de aire, así que olvídate de colocar su cama cerca de una puerta corrediza, de ventanas o puertas cercanas al exterior. Un lugar adecuado para ubicar la cama de nuestra mascota es en el baño, ya que es un sitio donde no hay corrientes de aire y es muy cálido para el perro.

 

 

2. En una zona tranquila

Lo mejor es colocar la cama de nuestro perro en una zona tranquila, poco transitada y que no sea muy ruidosa, siendo lo adecuado para el bienestar emocional y descanso de nuestra adorada mascota. Procura que el espacio elegido para poner la cama de tu amigo canino no esté cerca de un pasillo o de la puerta principal, ya que son zonas en las cuales el perro estará alerta de forma constante y no podrá dormir profundamente.

En este sentido, es recomendable que coloquemos la cama de nuestro perro en una zona silenciosa y calmada, así que aleja a tu mascota del lavavajillas o de la lavadora, pues el sonido generado por estos electrodomésticos podría asustar al animal y no descansará de forma adecuada.

 

3. En zonas elegidas por el perro

Puede ocurrir que tu perro tenga un lugar preferido en donde jugar, sentarse y disfrutar de la casa, como un miembro más de la familia. Así, que te recomendamos observar cómo se comporta tu perro diariamente, de manera que puedas determinar cuál es el lugar donde prefiere acostarse durante el día, pues ese será el sitio adecuado para colocar la cama de tu perro.

También es recomendable, que el espacio elegido para el descanso de tu mascota esté cercano a las áreas comunes ocupadas por el grupo familiar, ya que el animal prefiere pasar el tiempo con sus dueños, así que te aconsejamos ubicar para tu perro una zona donde comparta con la familia. 

Un ejemplo de estos lugares es el comedor, pues, por lo general, las familias se reúnen en esta zona para tomar sus comidas y el perro puede estar cerca de ellos, mientras lo hacen. Lo mismo ocurre con la sala de estar, un buen lugar en donde los perros preferirán que les coloquemos su cama para dormir.

Otra zona adecuada para ubicar la cama del perro es en el área de trabajo, en especial si eres una persona que trabaja desde casa y pasa largas horas en ese sitio, pues de seguro a tu mascota le encantará acompañarte.

 

4. En espacios exteriores

Si tu perro está fuera de casa, es aconsejable que su zona de descanso sea en un espacio cercano a la puerta de entrada, procurando que no esté muy alejado del jardín. Pero lo más importante, si tu mascota duerme fuera de tu casa, es que coloques su cama en una zona libre del frío, lluvia, sol, viento o calor, por lo que es aconsejable que su cama esté debajo de un árbol, en el garaje o debajo de un techo.

 

 

5. Elige una buena cama para tu perro

Un aspecto que no podemos obviar para la comodidad de nuestra mascota es la cama en donde descansará. Es probable que no te guste dormir en la misma cama con tu perro y prefieres que no se acueste en tu cama, así que te aconsejamos colocar su cama dentro de la habitación en un espacio cercano a tu zona de descanso. De manera, que pueda sentir que está cerca de ti, pero sin el problema de los pelos de perro encima de tu cama.

También es aconsejable que el perro tenga más de una cama dentro de casa. En el mercado existe una amplia variedad de camas para perros, diseñadas tanto para espacios interiores como para exteriores, siendo importante que tu mascota posea una cama diferente tanto para estar dentro de casa como para estar afuera. 

Así que, si no sabes qué cama para perros comprar, te recomendamos elegir para espacios exteriores, una cama hecha con materiales duraderos y resistentes a las inclemencias del tiempo, tanto a la exposición del sol como a la lluvia. Mientras que, la cama para el interior cuenta con un suave acolchado para aportar más comodidad y calidez a la mascota.

Por otro lado, al momento de elegir la cama para tu mascota, también debes estar pendiente del tipo de perro y de sus necesidades, ya que si tienes en casa un cachorro que está en proceso de dentición, lo más adecuado para él es comprar un cajón firme y resistente a las mordeduras, el cual puedes acomodar con cálidas mantas. En cambio, si el perro ya está anciano, lo recomendable es buscarle una cama gruesa pero suave, pues a su edad comenzará a sufrir de enfermedades en los huesos y dolencias en las articulaciones, siendo lo apropiado un lugar blando para descansar.

 

Última actualización: 13.11.19

 

Tener un perro puede ser muy importante en la vida de muchas personas, hasta el punto de dormir juntos en la misma cama. Pero es necesario tomar en consideración que ese hábito puede ocasionar problemas en la conducta del can, puede ser un foco de enfermedades para los humanos y hasta puede alterar nuestro sueño.

 

Si eres de los que piensan que no es tan malo dormir con tu mascota, sobre todo si es un tierno cachorrito, o si vives solo y tienes a este compañero de hogar, entonces debes saber que esa opción no es muy recomendable, pues cuando crezca el cachorro y adopte sus hábitos de sueño pudiera ser incómodo dormir con él en la misma cama; o en el caso de encontrar pareja, el hecho de haber acostumbrado a tu perro a dormir contigo pudiera ocasionar un conflicto conyugal; sin olvidar que, quizás, después venga un tercero a ocupar su espacio; por lo que sería una buena idea optar por una cama para perros.

Ahora bien, podemos observar que existen muchas opiniones respecto a los beneficios y desventajas de dormir con un perro, pero todo dependerá de nuestra decisión de querer compartir la cama con nuestro amigo canino, ya que probablemente no sea tan malo, siempre que el can se encuentre en un buen estado de salud, libre de parásitos y totalmente limpio. Aunque, si el perro pasea por la calle de forma rutinaria, es inevitable que se ensucie o que pueda adquirir alguna enfermedad contagiosa. En las siguientes líneas, abordaremos 3 razones que consideramos explican de forma sencilla el por qué no deberíamos dormir con el perro en la misma cama. 

 

1. Problemas de conducta en el perro

Según opiniones de especialistas en conducta canina, dormir con el perro puede generar problemas en su comportamiento, ya que pudiera volverse ansioso, inseguro, agresivo y hasta puede deprimirse, incluso pretenderá marcar su territorio en ese espacio orinando en las sábanas, lo que probablemente va a enojarte y le llamarás la atención, pero el perro no entenderá. 

Adicionalmente, dormir con el perro puede generarte problemas con tu pareja, debido a la falta de espacio y de privacidad en tu habitación, lo que de seguro te proporcionará algunas discusiones familiares. En este orden de ideas, te aconsejamos no tomar esta decisión de dormir con tu mascota, ya que no es la opción más adecuada para la salud emocional del perro; así que, lo mejor sería que buscaras qué cama para perro comprar para darle su propio espacio a tu mascota, para evitarte problemas de esta índole.

 

 

2. Foco de infección y enfermedades para los humanos

Es importante saber que los perros tienen en su cuerpo una cantidad considerable de microorganismos los cuales no son visibles al ojo humano, tales como virus, bacterias, polvo, hongos, etc. Recuerda que estos animales al momento de salir de paseo fuera de casa, suelen husmear por todo su entorno o salen para hacer sus necesidades. 

Si eres una persona alérgica, los ácaros o las células muertas en la piel, son un foco de alergias, que se pueden producir en cualquier momento sin importar la edad, por lo que no es aconsejable dormir con el perro en la misma cama. Además, las pulgas y garrapatas son los parásitos externos más comunes que anidan en el cuerpo y pelaje del perro, los cuales son un gran foco de infecciones ocasionadas por dichos parásitos y que pueden producir graves enfermedades, siendo esta otra razón para no dormir con el perro.

Otra situación que puede ocurrir mientras el perro duerme, es su instinto de arañar, por lo que pudiera herirte sin querer y esa herida pudiera llegar a infectarse. Por otro lado, es oportuno destacar que en el caso de aquellas personas que cuentan con un sistema inmunológico débil, tales como niños pequeños, adultos mayores y mujeres embarazadas, por razones obvias no pueden dormir con estas mascotas, ya que pueden contraer enfermedades de forma más rápida.

 

3. Alteración del sueño

Hay quienes consideran que la mejor forma de descansar se consigue durmiendo solo, sin animales ni personas a nuestro lado. Si tienes pareja, probablemente no acepte que duerman en habitaciones separadas, pero tampoco es recomendable que tu mascota se acueste en la cama con ustedes. 

En tal sentido, debes saber que los movimientos corporales, las pesadillas y hasta los ronquidos, son capaces de impactar en la calidad de nuestro sueño, lo que evita un buen descanso debido a que nos despertaremos durante la noche. Pero si adicionalmente sufres de insomnio, tu sueño es muy ligero o si tienes otros problemas para dormir, el hecho de que tu perro duerma contigo puede agravar tu situación.

 

 

Así que, ten presente que el hábito de dormir con nuestro amigo canino podría alterar las horas de descanso, porque se interrumpirá el tiempo que tienes para dormir. También, durante los fines de semana será un problema dormir con el perro, porque probablemente querrás quedarte más tiempo en tu cama, pero el can te lamerá para que despiertes y lo lleves a hacer sus necesidades fisiológicas.

Otro aspecto que pudiera afectar nuestro sueño es el hecho de la temperatura corporal que presentan los animales y personas durante la noche, ya que en ambos casos la temperatura corporal de uno es muy diferente a la del otro, las cuales descienden en estado de reposo. Si hace mucho calor, probablemente no querrás que tu perro lleno de pelos se acerque a tu cama, porque la misma será un horno, sobre todo si está acostumbrado a dormir junto a ti, aunque en épocas de frío quizá te parezca divertido y cálido dormir con el perro.

 

Otros consejos

Si a pesar de estas razones esbozadas, consideras una buena idea dormir con tu perro, es aconsejable que visites al veterinario por lo menos cada 6 meses, para que evalúe a tu mascota y pueda descartar cualquier enfermedad. 

Es importante tener un control de su calendario de vacunación y cumplir con todas sus vacunas. Te recomendamos desparasitar regularmente a tu perro, tanto interna como externamente; limpia sus patas después de ir de paseo; baña a tu mascota todos los meses y cepilla bien su pelaje para que pueda eliminarse el pelo muerto, lo que ayudará también en la prevención de los parásitos.

 

Última actualización: 13.11.19

 

Si te gusta hacer diferentes objetos con tus propias manos, puedes diseñar las camas para tus mascotas de forma sencilla y sin gastar mucho dinero, usando materiales reciclados, entre los cuales destacan las maderas de palet, cajones de armarios o neumáticos de coches, siendo muy variado el abanico de posibilidades que están a tu disposición.

 

Es preciso destacar, la importancia que tiene para las mascotas disponer de un espacio propio para descansar o hacer una siesta, lo que es apropiado para brindarles mayor seguridad en el entorno. Así que, es recomendable ofrecerle a nuestras mascotas una cálida y cómoda cama para dormir, que les sirva para protegerse del frío, la humedad y otras condiciones climáticas del ambiente. 

En este sentido, podrás ver en diferentes portales web para mascotas, que uno de los materiales más usados para diseñar una cama para nuestro amigo canino son los palets o cajas de madera, que además de transportar mercancías, pueden ser empleados para distintos usos en casa. Muchas personas los buscan para utilizarlos como objetos decorativos, tales como libreros, camas, lámparas, sofás, etc., por lo que es un material muy versátil, con el cual podemos crear camas para perros, o comederos, incluso construir una casita para las mascotas. 

Pero no solo el palet puede ser parte de nuestros elementos para trabajar camas de mascotas, pues como señalamos anteriormente, existen muchos materiales que pueden ser reciclados, tales como muebles viejos, televisores, monitores de ordenadores, mesas, ropa que ya no usamos, etc. 

A continuación, te daremos algunas ideas de cómo puedes utilizar el palet y otros elementos para diseñar las mejores camas para perros del 2019, usando materiales reciclados en su construcción:

 

 

Camas de perro con palets

Para elaborar una cama para perros con palets, además de este material, tienes que buscar una lijadora y un barniz, para que puedas darle a la camita un aspecto más natural, o si deseas añadirle un toque de color pudieras usar pintura. También, puedes usar un cojín que se adapte a los colores del exterior para que haga juego con la decoración, que sea cómodo y suave para el perro. Para la decoración de la cama, podrías grabar el nombre de tu mascota o hacerle dibujos de figuras, corazones, flores, mariposas, entre otros. 

Cuando te dispongas a trabajar con el palet, es necesario limpiar la caja muy bien, ya que suele venir con polvo, insectos, restos de frutas o vegetales, así como también se debe desinfectar la madera, para lo cual hay que lavarla con agua, jabón y un pequeño cepillo, se retiran los restos de detergente y se coloca al sol para que seque completamente.

Es importante que el palet elegido para cama de tu mascota no tenga astillas o clavos que puedan ocasionar algún daño a tu perrito, así que lo más conveniente es cepillar y lijar muy bien este material, para que no sobresalgan esos elementos peligrosos para nuestro amigo canino. También puedes quitar algunas de las tablas para crear una abertura que sea un acceso para usar la cama.

Recuerda, que después de aplicar la pintura o el barniz de madera, también debes dejarlo secar, pues es probable que se apliquen varias capas de pintura para cubrir de forma uniforme la superficie del palet. El cojín que utilices para completar la cama, también podrías hacerlo tú mismo, ya que es muy fácil con los materiales adecuados, o puedes usar un colchón grueso diseñado para mascotas.

 

Usa tu maleta vieja

Otra alternativa eficaz para construir una cama para perros es con una vieja maleta. Así que, puedes convertir esa maleta vintage que no te sirve para viajar, en una cómoda cama para perros, colocando en el interior un cojín o un trozo de tela acolchado. Si prefieres, puedes añadirle patas, aunque debes asegurarte que la tapa de la maleta quede levantada, para que tu mascota no corra el riesgo de sufrir algún daño en caso de cerrarse de forma inesperada. Asimismo, recomendamos esta opción para animales pequeños y que viven en el interior de la casa.

 

Neumáticos como camas de mascotas 

Los neumáticos que ya no le sirven al coche, pueden ser reutilizados de muchas maneras, siendo una de ellas la cama para mascotas. Para hacer este modelo de cama, se debe lavar con agua y jabón todo el neumático, esperar a que seque completamente y después se le aplica pintura, una vez que ha secado, puedes colocar un cojín cómodo en el interior para que sea agradable para el perro.

 

 

Dale vida a un viejo monitor

Actualmente, la tecnología en ordenadores ha avanzado tanto, que ya no es necesario el uso de pantallas grandes con inmensos cajones en la parte trasera, que ocupaban mucho espacio en el escritorio, quedando totalmente obsoletas, por lo que te recomendamos no desechar estos monitores, ya que podemos usarlos como posadas para nuestras pequeñas mascotas, principalmente para cachorros.

Lo que debes hacer es eliminar todos los componentes que se encuentran en el interior del monitor, incluyendo el vidrio de la pantalla, añadir un cómodo cojín o una cálida frazada y pintar su cubierta externa con un bonito color que encaje con la decoración de tu casa.

 

Con jerseys viejos

En especial para los días fríos de inviernos, puedes utilizar estas prendas de ropa para crear una cálida cama para tu mascota preferida, cómoda, bonita y por supuesto muy económica. Para comenzar a realizar esta manualidad, necesitarás varios jerseys viejos, una almohada que no uses, retazos de cintas o de papel, tijera, una máquina de coser e hilo.

Corta las prendas de lana en cuadrados de tela, con bordes rectos para facilitar la costura y ve ordenándolos de manera que te quede una plantilla del tamaño de la almohada. Al momento de coser, es necesario unir los trozos de la tela con alfileres y después se deben coser por las líneas que hacen los alfileres, hasta formar una especie de funda, dejando una abertura para introducir la almohada.

Con estas ideas puedes realizar diferentes camas para tus perros usando objetos, que probablemente habían llegado al final de su vida útil, convirtiéndose en trastos viejos. Pero si pensamos en la importancia que tiene para el cuidado de nuestro planeta el reciclaje, con la finalidad de disminuir la gran cantidad de basura que los humanos producimos anualmente. De esta forma, estaríamos contribuyendo con este propósito, al reutilizar los objetos viejos que tenemos en casa y decorarlos para nuestras mascotas.

 

Última actualización: 13.11.19

 

Según un reciente estudio elaborado por psiquiatras estadounidenses dormir con el perro en la misma cama, podría ser relativamente beneficioso para los humanos, pues las personas estudiadas dormían sin trastornos cuando su mascota estaba en la habitación. Aunque si eres alérgico, probablemente no sea la mejor idea dormir con tu mascota.

 

Como sucede con muchos temas, este es uno de los que resultan controvertidos, mientras que algunos opinan que tu amigo peludo debe tener su propia cama para perro, otros son de la opinión de que bien puede compartirse la del propietario en beneficio de ambos. Para revelar datos más objetivos, se realizó un estudio en la Clínica Mayo, por psiquiatras especializados en medicina del sueño, ubicada en la ciudad de Phoenix, Estados Unidos de América, dirigidos por la Dra. Lois E. Krahn. En el análisis se estudiaron un total de 40 perros adultos y sus respectivos dueños, que tenían por costumbre dormir con sus humanos en la misma habitación.

Para la recolección de los datos en este trabajo de investigación se usó en los perros un dispositivo electrónico denominado Fitbark. Se trata de un aparato rastreador que se instala en el collar del animal y se encarga de registrar cuando el perro se encuentra en reposo y dormido, así como cuando está jugando y activo. Mientras que, en los humanos se empleó un gadget llamado Actiwatch 2, que es un monitor que registra la actividad, los movimientos de la persona y cuando están dormidos profundamente o no.

 

 

Del estudio y sus antecedentes

En el estudio, los dos monitores utilizados fueron configurados para que la recolección de los datos de movimiento se registre por minuto y, adicionalmente, las personas analizadas debían llevar un diario para registrar eventos durante el sueño. Estas pruebas duraron 7 días en total, y en ese tiempo, los investigadores llegaron a la conclusión de que los humanos y los perros podían dormir tranquilamente estando en el mismo dormitorio.

Según el análisis de los datos, la eficacia de la actividad del sueño en los humanos, entendido esto como el tiempo que estuvieron dormidos sin trastornos del sueño, llegó a un 81%. Por su parte, los perros alcanzaron un 85% de eficacia al dormir, siendo consideradas ambas cifras como satisfactorias, tomando en cuenta que el nivel superó el 80%. 

Como antecedente a este estudio, la Dra. Krahn y sus colegas realizaron un trabajo previo en el año 2015, en el cual le hicieron preguntas a personas que asistieron como pacientes a la Clínica Mayo, relacionadas con la presencia de perros o gatos en su casa y su incidencia en el sueño de las personas, obteniendo como resultado que cerca del 50% de los encuestados dijeron que sí tenían y en algunos casos, eran varias las mascotas. 

Para el 41% de los entrevistados en este estudio, es indiferente el hecho de que su mascota durmiera en la misma habitación, alegando que eran beneficiosas para dormir con ellas o que no eran percibidas en el lugar; mientras que, un 20% de los entrevistados manifestó que eran molestas. 

Sin embargo, para la Dra. Krahn, este estudio no era muy confiable, porque estaba basado en las opiniones personales de los pacientes, así que no era muy objetivo en cuanto a la apreciación que tuvieran las personas de sus mascotas. Por tal motivo, ella consideró que el siguiente estudio debía ser realizado con monitores que detectan la actividad de la persona, para poder obtener datos más precisos y objetivos.

 

Riesgos de dormir con tu perro

Según el veterinario Carlo Siracusa, director de etología animal en el centro Penn Vet de la ciudad de Filadelfia, el lugar del perro dependerá del temperamento de éste, ya que a su parecer, los perros suelen reaccionar mejor al estímulo. Para este médico veterinario, dormir con el perro puede ser un riesgo, porque al estar en la misma cama con la mascota, al darnos vuelta puede suceder que lo golpeemos con una pierna sin querer y puede asustarse, reaccionando bruscamente como consecuencia del miedo, gruñendo, ladrando y despertando a el durmiente. Aunque puede ser que haya perros que ni se inmuten por el hecho.

Para este especialista, perros viejos o cachorros no deberían dormir en la misma habitación con sus amos, porque es probable que no duerman profundo durante la noche, al igual que los perros nerviosos o si están enfermos, porque ellos podrían ponerse agresivos en caso de asustarse o que se despierten de súbito, lo que resultará peligroso para los durmientes. 

 

 

Asimismo, piensa el especialista en veterinaria Siracusa, que ante la llegada de un bebé, que seguramente podría dormir con sus padres en la habitación, no sería adecuado que el animal duerma con sus amos, ya que el espacio podría convertirse en un serio problema con tantas personas y mascota en una sola habitación. 

En caso de que tu mascota, que se ha acostumbrado a dormir en la misma cama contigo o dentro de la habitación, interfiera con tu buen dormir, recomienda Siracusa, que se le debe sacar del lugar. Claro que esta transición debe hacerse de forma gradual para no afectar al perro, por lo que primeramente podrías pasarlo de tu cama a un lugar confortable dentro del mismo dormitorio y posteriormente, sacarlo hacia la puerta de la habitación, hasta que entienda que ese sería su lugar.

Este experto recomienda que se trate de crear un lugar confortable de descanso para nuestra mascota, pues los perros buscan las camas, porque son elevadas, cómodas y le brindan una visión estratégica de su alrededor, lo que es adecuado para que puedan vigilar el entorno, siendo aconsejable buscarle la mejor cama para perros del momento (puedes encontrar en este enlace unas opciones de compra) o un lugar parecido, con frazadas, que esté algo elevado y que sea cálido.

Por otro lado, podemos encontrar perros que no duermen con sus amos, bien porque el humano tenga problemas de ronquidos o porque se mueve constantemente mientras duermen, pues los perros al dormir buscan un lugar seguro en donde poder descansar sin nada que los moleste, según afirma Siracusa.

En todo caso, dormir con tu mascota dependerá de tu gusto y será beneficioso si para ti no representa ningún malestar o que pueda interrumpir tu sueño durante la noche, por lo que es una decisión que queda en tus manos.

 

Última actualización: 13.11.19

 

No solo basta con adquirir ropa para perros, pues también se necesita mantenerla en buen estado para que dure como nueva por bastante tiempo. Saber cómo lavar las prendas de tu mascota de forma correcta la mantendrá siempre limpia, cómoda y saludable. Además, seguramente, te convertirás en el mejor dueño del mundo. 

 

Ya cumpliste los primeros pasos. Compraste o confeccionaste la mejor ropa para perros para que tu mascota se sintiera increíble y ya tu amigo canino pasó varios días con ella, pero ahora te preguntas qué hacer con la prenda y cómo lavarla para mantenerla en buen estado por el mayor tiempo posible. Esto es completamente común, ya que la tendencia de vestir a los perros es relativamente nueva, por eso, si este es tu caso, solo debes relajarte y leer una pequeña guía sobre lo que debes saber sobre esto.

Lo primero que necesitas aprender es que el proceso no difiere mucho del que usas para mantener limpia tu propia ropa y que, a pesar de que debes tener precauciones, estas no son muy diferentes de las que tendrías para lavar la ropa de un bebé, por ejemplo.

 

¿Con qué se puede lavar la ropa para perros?

Al igual que todas las prendas, la ropa para perros debe lavarse con algún detergente, no obstante, no todos los detergentes son ideales para la salud de tu mascota. Los canes tienen una piel sensible y muchos de ellos pueden desarrollar afecciones en la piel o alergias debido al contacto con detergentes no aptos para ellos.

No uses nunca un jabón para ropa aromático y duda de la calidad de los detergentes especiales para perros que vengan con olor. Los canes no necesitan oler a flores o a cualquier otra cosa y la exposición a estas fragancias puede causarles problemas e incomodidad, considerando el olfato tan sensible que poseen. Tampoco utilices artículos como suavizantes o productos para evitar las arrugas en las prendas y mantén todo lo más simple que puedas.

Los detergentes especiales no deberían tener olor y, si cabe en tu presupuesto, es mejor comprar estos productos específicos para ellos, especializados en su tipo de piel y pelaje. Si no posees el dinero para comprar un detergente para ropa de perros, entonces adquiere un jabón de pH neutro y sin aromas para hacer el trabajo.

 

 

¿Dónde puedes hacerlo?

Es posible lavar la ropa de tu perro en una lavadora, sin embargo, esto no es lo más recomendable a menos que solo laves la ropa del can allí. Esto se debe a que, a pesar de que te esfuerces en retirar el exceso de pelo que puede quedar atrapado en la tela, la prenda todavía puede tener algunos en ella y, al usar la lavadora para tu ropa, es posible que esta se llene de pelaje.

Lo mejor es lavar la ropa de tu mascota a mano para cuidarla de la mejor manera posible y también evitar que la máquina de lavar se llene de pelos de perro. Si insistes en usar la lavadora, entonces solo asegúrate de que la tela sea apta para esto y que, además, hayas retirado la mayor cantidad de pelos posibles para que estos no se queden dentro del artefacto.

 

¿Cómo puedes deshacerte de los pelos?

Leyendo lo anterior, no es necesario que te asustes y pienses que tu casa quedará llena de pelos, pues hay maneras muy sencillas de retirar el pelo adherido a la ropa para perros.

La primera forma de hacerlo, y la más efectiva, es utilizando una pequeña aspiradora. Pasándola suavemente por la ropa antes de lavarla, la aspiradora logrará absorber los pelos. Si no tienes una, entonces puedes también hacer uso de un rodillo para pelos. Similar al movimiento de la aspiradora, solo deberás pasar el rodillo por la tela para deshacerte de los pelos.

Sin embargo, si no tienes ninguno de estos productos y tampoco deseas gastar dinero en ellos, entonces existe una alternativa económica que también puede hacer fácil quitar todo el pelo. Consiste en usar cinta adhesiva y pegarla y despegarla rápidamente en varias zonas de la prenda para que los pelos queden en ella.

 

¿Cómo lavar la prenda?

Si la ropa de tu perro está completamente sucia porque tu mascota decidió que era buena idea revolcarse por el lodo, por ejemplo, entonces una buena forma de aflojar la suciedad y que sea más fácil sacar las manchas es dejar remojar la prenda por unas horas.

Después de retirarla, procede a colocarla en la lavadora o haz este proceso a mano. Cuando termines el lavado, no utilices una secadora. La ropa para perros puede también encogerse y, para evitar esto, es mejor que seques las prendas al aire libre solamente.

 

 

¿Con qué frecuencia debes lavar la ropa?

Todo depende de las actividades que realice tu mascota. Por ejemplo, si esta solo utiliza la ropa en casa y vives en un lugar con aire acondicionado donde tu perro no se ensuciará, entonces la ropa se puede lavar cada 4 días, por ejemplo.

Sin embargo, si sacaste a tu mascota a pasear o si esta salió al patio a jugar, entonces quítale la ropa al llegar a casa y ponla en un lugar exclusivo para su ropa sucia o lávala tan pronto como puedas. Si no lo haces y tu perro está lleno de tierra o bacterias, entonces tu mascota llenará cualquier otra superficie con la misma suciedad, lo cual hará más difícil mantener limpio tu hogar.

 

Recomendaciones finales

Un paso opcional pero recomendable, especialmente si te encuentras en invierno, es planchar la ropa después de que se seque. De esta manera, tu mascota estará más caliente cuando se la coloques y esto es un detalle que seguramente apreciará.

Otra cosa que debes recordar es que no debes colocarle ninguna ropa para perros a tu mascota si esta se encuentra sucia, pues, por consecuencia, también ensuciará la ropa. Siempre baña a tu perro antes de vestirlo o asegúrate que este se encuentre completamente limpio. Si no lo haces, después tendrás más suciedad que lavar de su ropa.

Mantener la ropa para perros limpia es un gesto de cariño hacia tu amigo perruno, pues te estarás preocupando por su bienestar y comodidad.

 

Última actualización: 13.11.19

 

Los perros no solo sienten tus caricias, pues su piel también percibe los cambios de temperatura que se dan en el ambiente, y algunos de ellos necesitan una protección extra en los momentos más fríos. Conoce si tu mascota lo necesita y abrígalo para que se sienta tibio, cómodo y protegido.

 

Cuando llega el invierno, todos nos apresuramos en encender la calefacción o las chimeneas, colocarnos los abrigos más grandes y darnos baños con agua caliente. El frío nos afecta a nosotros y, de la misma manera, tus mascotas también pueden ser afectadas por las bajas temperaturas.

El hecho de que sean animalitos peludos no significa que no necesiten, de vez en cuando, un extra de protección para estar cómodos, seguros y, sobre cualquier otra cosa, calientes cuando los días son más fríos. Comprar o fabricar ropa para perros, de invierno o de cualquier otro tipo, no es completamente necesario en la mayoría de los casos, sin embargo, si las temperaturas empiezan a bajar, hay ciertos perros que realmente pueden beneficiarse de usar un atuendo adecuado para su protección.

 

¿Qué perros pueden usar ropa en invierno?

Las mascotas de pelo corto, que posean alguna condición especial, que sean ancianas o muy cachorros son más propensas a sentir los cambios en la temperatura. Usar un buen atuendo de invierno especial para ellas puede marcar la diferencia en su comodidad, como también prevenir resfriados o artrosis en los perros más avanzados de edad.

No obstante, no todos los perros deberían usar ropa, sin importar si hay frío. Hay mascotas bastante peludas y aptas para soportar las bajas temperaturas, como es el caso de los hermosos Huskys Siberianos y Malamutes o los perros San Bernardo.

Es posible que te cause ternura verlos en abrigos pero estos perros, y otros de muchas razas parecidas, tienen todo lo necesario para soportar el invierno sin necesidad de ropa. Poseen un pelaje especial y una temperatura corporal mayor a los 38°C. No requieren de más y, si llegas a abrigarlos, puedes causarles hipertermia.

 

 

Los pros y los contras de vestir a tu mascota

Después de determinar si a tu pequeño perro le hace bien el usar ropa en invierno, entonces es necesario que sepas cuáles son las ventajas o desventajas que puedes encontrar al vestir a tu mascota.

Los aspectos positivos engloban el aumento de la protección contra condiciones ambientales específicas, un aspecto más llamativo, menor caída de pelo y también la prevención de heridas provocadas por rozaduras.

Las desventajas incluyen afecciones en la piel y alergias debido a los materiales inadecuados, aumento excesivo de la temperatura e incomodidad o disminución de la libertad de movimiento.

Los perros realmente no necesitan utilizar ropa todos los días, sin importar si es la mejor ropa para perros del momento, sino solamente en ciertas circunstancias especiales y solo si la raza o la condición del can lo ameritan. Por lo tanto, a menos que tu perro realmente requiera ropa de invierno, es recomendable que no le vistas. 

 

¿Qué tener en cuenta para elegir buena ropa para perros en invierno?

La alternativa óptima para tus mascotas esta próxima temporada de frío debe cumplir con ciertas características para mantener a tu perro protegido, pero también bastante cómodo y seguro.

 

1)  Tela:

Adquiere siempre prendas que estén fabricadas con telas bastante suaves, que no tengan costuras, si es posible. Los perros pueden irritarse con facilidad, especialmente los que poseen pelaje corto, por lo tanto, asegúrate de que la tela sea adecuada para que esto no suceda.

Después de comprar el atuendo, verifica cómo reacciona tu perro a la tela y, si ves algún cambio negativo, no le vuelvas a colocar la prenda. Si llegas a notar que tu perro está incómodo, retírale la ropa.

 

 

2)  Temperatura:

Además de ser cómodo, el material también debe ser apto para mantenerlo caliente. Verificar este detalle es importante, ya que no toda la ropa que dice proteger del frío es realmente adecuada para esto.

Una buena alternativa es usar o fabricar ropa con tela polar, ya que este tipo de material está hecho específicamente para ofrecer calidez y comodidad.

 

3)  Libertad de movimiento:

Los perros, a diferencia de otros animales más tranquilos, son seres bastante activos y, la mayoría de las veces, son muy juguetones. Esto quiere decir que este tipo de mascotas siempre se encuentran en constante movimiento. Por esa razón, al comprar, es imperativo que la ropa le dé el espacio suficiente para moverse con tranquilidad y que no cubra su cola o sus patas por completo.

 

4)  Protección:

De nada sirve que compres una ropa para invierno que le cubra la cabeza a tu mascota pero no el resto del cuerpo o que proteja la parte delantera pero el cuello lo deje al descubierto. La protección debe ser siempre integral. Para ello, debes adquirir ropa que cubra todo el cuerpo del can desde el inicio del cuello hasta el comienzo de su cola.

 

5)  Ajuste:

La ropa debe ser ajustada para evitar que el frío se cuele y tu perro sufra por las temperaturas, sin embargo, es necesario que las prendas no sean demasiado apretadas, pues tu mascota puede sentirse atrapada, sufrir de irritaciones y otros tipos de daños. A diferencia de nosotros, los perros no pueden usar sus patas para ajustar aquello que les incomoda.

Para evitar este tipo de problemas, la ropa con elástico es la más recomendada, ya que se adapta con mayor facilidad que otras al cuerpo de tu mascota. Además de eso, intenta que las prendas no tengan botones o cremalleras que puedan causar molestias a los cachorros.

 

6) Peso:

La tecnología ha llegado ya a todas partes del mercado y la ropa cada día evoluciona para ofrecerte el mejor rendimiento. En el caso de los atuendos para invierno, ya no es necesario usar las telas más gruesas y pesadas para protegernos del frío, pues también existe la ropa ligera con tela especial para las bajas temperaturas. Como la tela calentadora “segunda piel” usada en las mallas térmicas, por ejemplo.

Los perros también tienen opciones de este tipo en el mercado, por lo que comprarle ropa ligera pero que los mantenga cálidos es posible. Ofreciéndoles la comodidad y calidad que merecen.

 

Última actualización: 13.11.19

 

La ropa no necesariamente debe ser solo para las personas, pues los perros también pueden sentirse y verse increíbles. Consentir a tu peludo amigo con una sudadera para cubrirlo del frío, una prenda impermeable para protegerlo de la lluvia o una camiseta para verse asombroso es fácil y rápido, pues todos los materiales para hacerlo se encuentran en tu armario.

 

Los perros son animales tan queridos que, al tenerlos como mascotas, se vuelven parte de la familia. Incluso hay quienes llegan a considerarles sus pequeños hijos y esto les hace muchas veces los más consentidos del hogar.

Tener este nexo con las mascotas es algo que realmente demuestra por qué los perros son considerados los mejores amigos de los humanos. Es completamente entendible que quieras proteger a tu mascota, mimarla y hacerla verse increíble, por lo que muchos dueños de perritos optan por comprar ropa para ellos.

Sin embargo, existe un largo debate sobre si se debería vestir a los canes o no, por lo que muchos pueden pensárselo dos veces antes de comprar o crear ropa para perros.

 

¿Es necesario vestir a los perros?

A diferencia de los humanos y sus normas de comportamiento, los perros no necesitan ir vestidos siempre. Sentirse libres es una de las mejores características que tienen los perros sanos y felices, por lo tanto, si solo deseas colocarle un atuendo a la moda para que tu mascota tenga estilo, piénsalo dos veces antes de hacerlo. Puede que tu perro no se sienta incómodo, pero, si ves que prefiere estar sin la ropa, entonces déjalo ir como desee.

No obstante, aunque bajo condiciones normales los perros no necesitan de ningún tipo de vestimenta, cuando se trata de temperaturas extremas o de días lluviosos, es recomendable tener algo de ropa adecuada a la mano para proteger a tu pequeño amigo.

El invierno hará que tu perro tenga frío, al igual que tú, por lo que comprarle un suéter adecuado para él puede mantenerlo tibio y feliz. También existen impermeables que lo protegerán de las gotas de lluvia, mientras que, cuando haya mucho sol, los zapatos pueden proteger sus patas de quemaduras.

Si lo deseas, viste a tu cachorro, pero recuerda que, a menos que las condiciones lo ameriten, esto no es necesario.

 

 

¿Qué debes tener en cuenta al vestir a tu mascota?

Lo primero que tienes que hacer es encontrar telas que sean seguras para la piel y el pelaje de tu mascota. Algunos perros pueden ser más sensibles que otros, por lo que, para protegerlos, es necesario que utilices siempre telas suaves para evitar irritaciones u otros problemas.

La raza de tu perro es importante también. Hay canes cuya raza se caracteriza por su alta resistencia al frío, por ejemplo, y cubrirlos de mucha ropa para “mantenerlos tibios” puede perjudicarles en vez de ayudarles. Ten esto en cuenta para preservar el bienestar de tu can.

No agregues ningún tipo de accesorio que suene, como campanillas o zapatos que rechinen. El constante sonido hará que los perros se irriten y entren en estado de pánico o ansiedad al no entender de dónde viene ese sonido que los persigue.

Por último, no uses ropa muy ajustada en ellos para dejar que su sangre circule correctamente y que no se sientan asfixiados.

 

¿Cómo crear ropa para perros?

Si te quieres unir a la tendencia de proteger a tu mascota y hacerla ver increíble, no es necesario que pierdas el tiempo intentando pensar qué ropa para perros comprar (En este enlace puedes encontrar algunas opciones de compra). Afortunadamente, también puedes fabricarla tú mismo y, de esa manera, podrás ahorrar más dinero. Además de eso, en vez de adquirir un diseño ya hecho, podrás hacer todo tú para que desde el principio el atuendo sea completamente personalizado por ti, si así lo deseas.

 

Si tienes perros pequeños

Los mejores amigos también vienen en tamaño diminuto, pues muchas razas de perros se caracterizan por ser pequeñas y muy adorables. Si este es tu caso, no gastarás tanta energía en confeccionar una ropa para tu mascota.

¿Tienes una camiseta vieja? Corta la manga de esta y, si cortas ambas, ya tienes dos prácticas prendas para tu mascota. Lo único que necesitas tener es una tijera. Mide las dimensiones de las patas delanteras del cachorro y traza los agujeros en la manga para hacer los cortes. Puedes dejar que la prenda quede holgada o ajustarla al tamaño de tu perro.

Si se trata de un cachorro o un perrito muy pequeño, un calcetín también podría servir como prenda. Utiliza bordado líquido o pinturas para darle un diseño único al atuendo, si así lo deseas.

 

 

Si tienes perros grandes

Las sudaderas son de las prendas más grandes que podrás encontrar en tu armario. Si tienes una que esté vieja, entonces estírala en la cama y marca los agujeros para el cuello, el cuerpo y las patas de tu perro después de haberlos medido.

Haz los cortes con cuidado y listo. Las sudaderas son amplias, por lo que tu can estará completamente cómodo. Además, como estas prendas nos protegen contra el frío, tu perro también se mantendrá tibio.

 

Para los días lluviosos

No expongas a tu mascota a la lluvia, siempre déjala entrar en casa cuando esté lloviendo, pues esto puede ser incómodo y traerle nefastas consecuencias que pueden ir desde un simple resfriado hasta una grave hipotermia.

Sin embargo, si se trata de una llovizna soportable, entonces crear una prenda impermeable para tu mascota puede ser la solución para salir de paseo, a pesar del clima. Puedes hacer uso de algún abrigo que tengas que esté hecho de velcro, ya que este tipo de tela protege contra la lluvia.

Adaptar una bolsa impermeable al tamaño de tu mascota puede ser una buena alternativa también y este tipo de prendas suelen ser más resistentes.

Ten en mente que vestir a tu can siempre debe ser para beneficiarle a él y no para satisfacer tus gustos solamente. Si le vistes pensando en su bienestar, seguramente tu mascota te lo agradecerá.