Buscar por letra

Última actualización: 22.09.21

 

Para algunas familias puede ser complicado elegir un nombre correcto para el perro, ya que cada persona tiene ideas basadas en sus propios gustos. Como solución, puedes seguir algunas recomendaciones para nombrar a tu mascota de forma práctica, creativa, inteligente, divertida e incluso original.

 

Muchas personas suelen pasar por alto la función real del nombre, que es el hecho de poder dirigirse al perro de forma sencilla. En este caso, la opción más recomendable es utilizar nombres en los que destacan las vocales y evitar aquellos que tienen muchas sílabas. Pero hay otras características relevantes, por lo que hemos realizado una lista con varios consejos que pueden ayudarte al momento de elegir un nombre para tu perro.

 

1. Utilizar dos sílabas

Es conveniente evitar los nombres largos o las frases, ya que además de confundir al animal siempre se terminan recortando para mayor practicidad. Por lo tanto, es mejor utilizar nombres de perros de dos sílabas, ya que son nombres cortos fáciles de pronunciar. En este sentido, al momento de elegir un nombre puede ser adecuado practicar en voz alta y contar las sílabas, e incluso notar la reacción del animal. De esta manera, es posible saber qué nombre resulta más efectivo.

 

2. Evitar similitudes con otras palabras

Hay que saber qué palabras son las más usadas al momento de hablarle al perro.  De esta manera, puedes evitar colocarle nombres que se parezcan a una orden. Unos ejemplos son los nombres de chicos como Noa, Paco y Gustavo, que suenan como si dijeras no, alto y sentado respectivamente, lo que puede resultar confuso para el perro e incómodo para el dueño.

 

3. Elegir un nombre que termine en vocal

Los nombres con vocales son fáciles de pronunciar y además cambian por completo el tono que usas al llamar al animal. Es necesario mencionar que la mayoría de perros tienen la capacidad de distinguir eficazmente los rangos de frecuencia en la voz. 

Por esta razón, las vocales pueden llamar fácilmente su atención, ya que nos hacen utilizar tonos más altos que al pronunciar las consonantes. El mismo efecto lo producen los nombres con S y con Y, que nos obligan a levantar la voz en la sílaba que corresponde.

4. Colocar nombres diferentes a cada mascota

Si cuentas con varias mascotas en el hogar, es necesario colocarles nombres para perros que se escuchen distintos entre sí, debido a que los perros suelen estar siempre juntos y es complicado para ellos comprender a cuál llamaste. Por consiguiente, es necesario evitar los nombres parecidos, como por ejemplo Spot y Scott, Nana y Lala, etc.

 

5. Escoger un nombre de uso público

Es una situación bastante común llevar a las mascotas al parque y quitarles los collares para perros. Sin embargo, al momento de llamar al perro puede ser molesto para algunas personas escuchar una palabra o frase obscena, por lo que es necesario elegir un nombre que se pueda gritar públicamente. En este caso, los nombres populares son la mejor opción, como Firulais y Pongo. Sin embargo, decidir el nombre de la mascota puede ser tan difícil como elegir nombres de bebés bonitos, ya que en ambos casos se trata de una elección permanente y a veces no queremos ponerle un nombre tan común.

 

6. Seleccionar nombres temáticos para tu mascota

Cuando se trata de un nombre para perros, muchos dueños suelen elegir basándose en sus gustos cinematográficos. En este sentido, Gryff puede convertirse en una abreviatura de la casa Gryffindor, así como Wonder está relacionado a Wonder Woman. También, están Hodor por el personaje de Juego de tronos y Winnie por el oso amarillo Winnie Pooh. 

En caso de tener mascotas pareja, es posible colocarles Simba y Nala, que son los nombres de los protagonistas del Rey León, o Scooby y Shaggy que son los protagonistas de la serie: ¿Qué hay de nuevo, Scooby-Doo? Asimismo, este tipo de nombres suele estar relacionado a la personalidad del perro, lo que puede ser otra fuente inagotable de inspiración para nombrar a tu mascota.

 

7. Considerar nombres de antaño

Aunque muchas personas no lo saben, los nombres latinos y españoles de antaño como Hortensia, Alma, Hugo, Mauricio, Lucas y Lola, resultan adorables y divertidos al momento de llamar al perro, ya que proporcionan personalidad y firmeza en la voz. Asimismo, permiten establecer una relación directa con la mascota, como sucedería cuando un padre llama a su hijo a comer, lo que ayuda a que el perro se vuelva parte de la familia. También están los nombres japoneses para perros, que suelen tener siglos de antigüedad y pueden ser tomados de una amplia lista de nombres raros de hombre y mujer para nombrar a tu mascota.

8. Nombrar al perro inspirándose en la apariencia

Muchos saben qué nombre colocarle a su mascota con solo mirarla por primera vez. En este caso, es muy importante tomar en cuenta la apariencia del perro. Por ejemplo, un perro blanco puede ser llamado Alaska, Nevada, Clara, Ghost, Albus o incluso Jon, debido a Jon Nieve. En cuanto a los perros con lunares o de tonalidad oscura, pueden servir los nombres como Batman, Mancha, Peca, Carbón, Sombra, Sirius, entre otros. Por otro lado, los nombres para perros grandes pueden referirse a personajes grandes, como Ralph de Ralph el Demoledor, Dumbo, Hulk o Homero por la familia Simpson.

 

9. Usar palabras de la infancia

No todos toman en cuenta su propia infancia al momento de seleccionar un nombre, pero es cierto que el pasado está lleno de palabras y cosas que nos hacen sentir nostálgicos y alegres al mismo tiempo. Por lo tanto, puede ser una buena opción tratar de recordar cómo llamabas a los muñecos al jugar, el nombre de la calle donde solías vivir, los mejores amigos de la infancia o las palabras que inventabas de niño, ya que es posible que estas alternativas te brinden una palabra que sea única y que tenga un gran significado.

 

10. Incluir tus comidas favoritas entre las opciones

Existen alimentos de pocas sílabas que pueden ser una gran idea al momento de nombrar perritos, ya que nos traen a la mente algo delicioso, pequeño y que nos brinda felicidad. En este sentido, puede llamarse desde Banana hasta Cacao, así como Albóndiga, Dona, Cookie, etc.

Por último, es bueno reiterar que independientemente del nombre que elijas, lo relevante es que sea una palabra simple para que tu mascota entienda rápidamente cuando la estás llamando, ya que el nombre está hecho principalmente para establecer una comunicación más inmediata y fluida con el animal. De cualquier manera, puedes dejar volar tu imaginación y elegir un nombre que al mismo tiempo sorprenda a tus familiares y amigos.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS