Última actualización: 13.06.21

 

Los perros peludos de razas diferentes suelen tener en común un pelaje esponjoso y de gran grosor que los hace muy demandados entre los amantes de los animales, ya que ofrecen un aspecto adorable y divertido. En este sentido, es posible encontrarlos con diferentes tamaños.

 

Es importante mencionar que el hecho de que sean esponjosos y peludos no quiere decir que a los perros les gusta ser abrazados constantemente, incluso si son perros muy pequeños. Por esta razón, hay que conocer más a fondo sus orígenes, aptitudes sociales y cuidados requeridos dependiendo de la raza.

 

1. Bichón Frisé

El Bichón Frisé es una de las razas de perros pequeños de personalidad más alocada y divertida. Estos perros chicos suelen ser fieles a sus dueños, por lo que son amigables y fáciles de entrenar, lo que también los hace adecuados para personas novatas en el cuidado de las mascotas. No obstante, es uno de los perros pequeños de raza más sensibles, por lo que es necesario prestarle atención y evitar que pase mucho tiempo solo.

Asimismo, estos perros necesitan hacer ejercicios diariamente, por lo que una opción para mantenerlos activos puede ser realizar juegos en el interior de la casa o en el patio durante unos minutos al día. Por esta razón, es una raza de perros pequeños adecuada para los niños, ya que por lo general también necesitan a alguien con quien jugar constantemente.

 

2. Mastín tibetano

Los mastines tibetanos son una de las razas de perros peludos más grandes del mundo y también son de los que tienen pelo en mayor abundancia. En este sentido, a veces pueden alcanzar hasta 70 kg, por lo que tienen un aspecto robusto. De este modo, cuentan con una espesa melena muy similar a la de los leones, sin embargo, no es demasiado difícil de mantener, ya que debe ser cepillada solo unas cuantas veces a la semana.

Se trata de una de las razas de perros grandes de pelo largo capaces de prosperar en el frío, por lo que originalmente el mastín era el encargado de cuidar ganado en zonas muy frías. Por otro lado, no le gustan mucho los otros perros y las personas extrañas, debido a que son guardianes por naturaleza. Asimismo, estos perros peludos grandes no son adecuados para interactuar con niños más pequeños.

3. Pastor inglés

El pastor inglés es el perro peludo por excelencia, ya que tiene un denso pelaje que resulta suave al tacto. No obstante, necesita ser cepillado diariamente para mantenerlo libre de enredos. También, es importante controlar su trasero para evitar acumulación de suciedades- En este sentido, este perro lanudo está recomendado para personas experimentadas en el cuidado canino. Además, es un mudador estacional, por lo que produce prácticamente la misma cantidad de pelos que una raza de perro más pequeña.

 

4. Samoyedo

Es el clásico perro de trineo que hemos visto en las películas. Es originario de Siberia y ofrece un atractivo pelaje que es fácil de confundir con la nieve, por lo que es un perro blanco peludo altamente demandado entre los amantes de los animales.

Asimismo, tiene orejas erguidas, cuerpo voluminoso, nariz negra y una sonrisa permanente que agrada a cualquier persona. En cuanto a su personalidad, es agradable y suele disfrutar en entornos familiares. Sin embargo, no es apto para climas cálidos, ya que su pelaje de gran grosor puede ocasionar problemas de salud.

 

5. Perro pastor de Shetland

Los Shetland tienen un espíritu leal y valiente que duplica su tamaño, ya que son perritos pequeños capaces de establecer un lazo de afecto inquebrantable con sus dueños. En este sentido, son conocidos por ser amigables y por tener un pelaje atractivo de varias tonalidades. 

Sin embargo, mudan el pelo durante todo el año, por lo que pueden dejar una fina capa de pelo en el suelo del hogar. Por lo general, son utilizados como perros de granja, debido a que son mascotas ágiles y obedientes que pueden seguir órdenes si son entrenados desde cachorros.

 

6. Keeshond

Los Keeshonds son criados como mascotas guardianes y compañeros de capitanes en barcos, ya que suelen ser astutos y amigables, por lo que también son una buena opción para criar en familia si se adiestran correctamente. En este sentido, es importante mencionar que se trata de una raza de perro pequeño, que puede meterse en problemas si no se le presta la debida atención, pudiendo incluso aprender a quitarse el collar para perros mientras está solo. En lo referente al pelaje, debe ser cepillado después de lavar para mantener su esponjosidad.

 

7. Grandes Pirineos

Esta es una raza que no necesita de mucho ejercicio. Además, es un perro independiente que disfruta de jugar al aire libre, pero prefiere estar en reposo. Asimismo, puede ser una buena opción si deseas un perro para entornos familiares. No obstante, puede mostrarse a la defensiva si hay personas extrañas merodeando la casa.

8. Caniche

Los caniches y sus respectivas mezclas son generalmente perros pequeños peludos amigables, que pueden desarrollarse bien en familias y hogares con otras mascotas. Sin embargo, suelen ser frágiles, lo que podría ser un problema si los niños juegan de forma brusca con ellos. Por otro lado, tienen un pelaje rizado que requiere recorte profesional al menos cada 4 semanas para evitar las esteras. Entre las ventajas principales de la raza está el hecho de que no bota casi pelo.

 

9. Collie barbudo

Los Collies barbudos provienen de Escocia y son una de las razas de perros con pelo largo que representa un gran desafío de mantener. En este sentido, el cepillado diario es imprescindible, lo que hace que el proceso de aseo sea largo y no apto para novatos en la cría de perros. Por otro lado, es una mascota amigable que saluda de forma tranquila a los invitados, pero puede ser terca en algunas situaciones.

 

10. Maltés

Tienen un pelaje largo que no arroja mucho pelo, pero requiere ser peinado diariamente para evitar que se enrede. Son perros peludos apropiados para los apartamentos, ya que no requieren demasiado ejercicio ni caminar en el exterior. Por lo general, son perros chiquitos y dulces que se adaptan a cualquier situación, por lo que pueden jugar con niños de todas las edades siempre y cuando el juego no sea demasiado agresivo. Además, les gusta complacer al dueño, por lo que son fáciles de adiestrar.

Si bien los perros lanudos son atractivos y tiernos visualmente, también demandan una serie de cuidados que deben ser realizados por una persona con cierta paciencia. Por lo tanto, es importante conocer a plenitud las necesidades naturales de cada mascota antes de adquirir una.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments