Última actualización: 21.09.21

 

Si hay un animal misterioso y mágico es el gato. Los antiguos egipcios lo relacionaban directamente con el león y, por lo tanto, con el dios del sol. Esto adquiere un sentido especial en el caso de los gatos Carey, que no solo presentan una belleza única, sino que tienen su propio origen mitológico.

 

Es cierto que muchos tendemos a atribuir características especiales a nuestras mascotas, personalidades y modos de comportamiento que las diferencian del resto de los animales, sin embargo, quienes tenemos un gato tricolor en casa podemos estar absolutamente seguros de que no hay otro igual en todo el planeta. Y lo mejor de todo es que se trata de un hecho científico verificable.

Al buscar información sobre los gatos Carey, podemos ver que no pertenecen a una especie de felinos en particular, son llamados así porque tienen un pelaje singular que es independiente de la raza. En este sentido, estos felinos presentan una mezcla de tres colores, naranja, negro y blanco. Vale la pena mencionar que el naranja puede incluir las variaciones canela, rojo y crema, mientras que el negro incluye sus derivados marrón, azul oscuro y gris. Estas tonalidades están distribuidas de manera tan especial que los gatos tricolor son semejantes a las tortugas marinas Carey, es por esto que tienen este nombre.

 

La primacía de las hembras Carey

Quizás hayas oído hablar sobre las gatas carey, en femenino. Esto se debe a que la gran mayoría de los ejemplares que presentan los tres tonos son hembras, ya que los colores de los gatos domésticos definen el género. En este sentido, los expertos señalan que el cromosoma sexual X tiene la información genética para que los felinos tengan el pelaje naranja o negro. Por lo tanto, un Felis catus que cuente con los dos colores, debe tener 2 cromosomas X, es decir, que se trata de una hembra. Por el contrario, siendo XY, un macho solo puede tener uno de los 2 colores.

En cuanto al color blanco, en los gatos Carey suele ser escaso y responde, como en otros felinos, al gen con alelo dominante “S”, que significa que el felino tiene manchas blancas. En cambio, el recesivo “s” indica la ausencia total de estas marcas, por este motivo, no sería considerado Carey, ya que estos tienen que tener los tres colores.

La existencia de gatos varones de tres colores parece imposible, pero no lo es. En algunas ocasiones sucede una alteración genética en la que, por ejemplo, un gato varón tiene cromosomas sexuales XXY, pero se trata de una excepción, de allí que existan muy pocos gatos machos tricolores, además, suelen ser ejemplares estériles, como ocurre con los seres humanos que nacen con el Síndrome de Klinefelter.

Diferencia entre Calicó y Carey

Los adjetivos Calicó y Carey suelen ser utilizados como sinónimos para hablar de gatos de tres colores, sin embargo, existe una característica que los diferencia. Los Calicó tienen una gran parte del pelaje de color blanco, sobre todo en las patas, el vientre, el pecho y la zona inferior del hocico. Por su parte, para ser considerado Carey el felino debe tener muy pocas manchas blancas, como sucede con el caparazón de las tortugas, que son predominantemente oscuras y rojizas.

 

Los gatos Carey: La leyenda

Si te gustan los gatos mitológicos, probablemente te interese mucho la leyenda de las gatas carey. Aunque existen muchas versiones, en esencia se trata del mismo relato mágico donde se explica el origen de los gatos de tres colores desde el punto de vista del Sol, la Luna y la Tierra. 

Todo ocurrió en una época en la que todos eran felices en el planeta Tierra, pero el Sol estaba condenado a brillar eternamente, por lo que se sentía un poco solo flotando lejos en el centro de la galaxia, es por esto que un día le pidió a la Luna un favor muy especial: tendría que cubrir al Sol completamente, de esta forma, él podría escaparse y bajar a la Tierra para disfrutar de sus maravillas, sin que los humanos notaran su ausencia.

La Luna, que quería mucho al Sol, aceptó la petición y comenzó a taparlo poco a poco, con el objetivo de que el cambio no fuera demasiado brusco y todo el mundo se diera cuenta de lo que estaba sucediendo. Así, cuando la Luna terminó de taparlo por completo, el Sol escapó rápidamente hacia la Tierra, pero cuando iba de camino pensó algo muy lógico, como medía 100 veces más que la Tierra, si bajaba tal y como estaba destruiría todo lo que tanto amaba. Por lo tanto, tenía que convertirse en un ser más pequeño, sigiloso, discreto y rápido, por esto decidió incorporarse en el cuerpo de una gata negra.

Así fue que el Sol por fin pudo estar con nosotros, caminando entre los árboles y conociendo a todos los animales del bosque. Estaba tan feliz que no se daba cuenta del paso del tiempo, por lo que llegó el momento en que la Luna estaba demasiado cansada de taparlo y decidió subir al cielo sin avisarle. Al darse cuenta, el Sol salió tan rápido del cuerpo de la gata para ocupar su lugar en el firmamento que dejó unos cuantos rayos dorados en el pelaje de la gata. A partir de ese momento, los hijos de la gata nacieron con un pelaje tricolor, por esta razón, se cree que todos los tipos de gatos con pelaje tricolor traen consigo la sabiduría del Sol, e incluso tienen poderes mágicos para atraer las buenas energías.

¡Adopta una gatita Carey!

No todo es felicidad en la historia de las gatas Carey. La verdad es que muchas veces son el patito feo de la camada, por increíble que parezca, la misma razón por la que son especiales también es motivo de desprecio por parte de algunas personas. Estos animales únicos suelen ser abandonados, por lo que son comunes en los refugios, es por esto que te invitamos a adoptar una de estas gatitas, ya que las blancas, negras, grises e incluso las Calicó por lo general tienen mejor suerte a la hora de encontrar hogar.

Eso sí, no se te olvide comparar entre los mejores piensos para gatos, antes de comprar el alimento. También, recuerda preparar una bonita caja de arena y colocar fundas para colchones altos si quieres proteger tu cama de las pequeñas garras de estos felinos juguetones.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS