Última actualización: 22.09.21

 

Con gran inteligencia y amor para derrochar, el perro Boyero de Berna se ha convertido en el mejor amigo peludo de muchas familias. Incluso suele desempeñar importantes roles dentro de diversas organizaciones. Por ejemplo, en Suiza y otros países ha sido un perro de rescate, búsqueda o de apoyo terapéutico muy competente.

 

El origen de los perros Boyeros se remonta a más de 2.000 años. Una vez que el imperio romano invadió Helvetia, zona conocida hoy en día como Suiza, se comenzaron a cruzar los perros romanos con los cuadrúpedos oriundos de la zona.

Ante dicha crianza se obtuvo un ejemplar de gran tamaño, con un pelaje adaptado para sobrevivir a las fuertes condiciones climáticas. Por eso, no hay como tal un boyero de berna de pelo corto. Así pues, dadas las capacidades que tenía este perro pastor de Berna se destinó a realizar diversos trabajos, tales como tirar de los carros que contenían mercancías, pastorear y vigilar.

En un principio esta raza era conocida como Dürrbächler. De acuerdo con la historia este nombre se debió a que se observaban en los alrededores de la posada Dürrbach de Riggisberg de Berna. Para el año de 1910 esta raza fue reconocida bajo el nombre Boyero de montaña bernés, aunque también se le nombra pastor bernés. Desde entonces, este perro Boyero ha conseguido ganar los corazones de muchas familias y seguir realizando múltiples trabajos. No en vano cuenta con gran belleza, corpulencia, inteligencia y buen humor.

 

Características físicas

Entre los perros de trabajo en Suiza, el Boyero de Berna es uno de los más atractivos. Tiene un cuerpo robusto y fuerte, en parte gracias a su tamaño. Los machos miden entre 64 y 70 cm y las hembras alcanzan los 58 y 66 cm. Su peso en general comprende los 40 y 44 kg, alojando la mayor parte de su musculatura en el pecho, lomo, vientre y sus patas. De ahí, la gran capacidad que tienen para desarrollar fuerza.

El cráneo marcado dispone de un hocico rectangular y sus orejas, simétricas en referencia a su estructura, están caídas. El perro bernés de la montaña cuenta con unos ojos pequeños y oscuros a tono con su pelaje. Si bien, es un perro grande de pelo largo, este es un factor que beneficia su apariencia vigorosa.

Dicho pelaje sedoso y suave se sustenta de varios colores. Por lo general, el tono blanco se evidencia en las zonas del pecho, la punta de la cola, el hocico y las patas. Y el resto del cuerpo se recubre con un pelaje de tono negro, que se separa del blanco con los colores castaños y canelas.

Boyero de Berna: carácter y comportamiento

Como hemos mencionado, este peludo tiene un buen temperamento. Por tal motivo, no son pocos los que desean comprar un boyero de Berna. Pese a que tiene una apariencia robusta, el perro de montaña bernés es un canino cariñoso, afectuoso y tranquilo. Ante la necesidad se mostrará valiente, pero sin dejar que la ira le invada, pues suele tener una gran capacidad para tomar decisiones y ser equilibrado.

Este cuadrúpedo guarda una relación muy especial con las personas que le adoptan. Disfruta de las actividades familiares. Es cariñoso, paciente y amable con todos los miembros de la familia, muy en especial con los más pequeños de la casa.

De hecho, el perro Boyero es sociable incluso con otros animales. Siempre que al Boyero de Berna cachorro se le enseñe a relacionarse con otros perros, gatos y demás animales domésticos no mostrará problema conductual alguno. Por otro lado, este animal es un buen vigilante, ya que anuncia la llegada de las visitas o en especial de alguna persona extraña a su entorno.

 

Conoce sobre su salud

Todo Boyero de Berna, así como cualquier otro canino, tiene la posibilidad de sufrir de una enfermedad. En el caso de esta raza, la esperanza de vida alcanza entre los 8 y 9 años de edad. Sin embargo, a lo largo de este periodo se deben realizar visitas regulares al veterinario para descartar alguna posible alteración en su organismo.

Por lo general, en el perro bernés de la montaña hay ciertos tipos de cánceres que afectan su condición. Así mismo, la displasia de cadera también suele estar presente; no en vano es una enfermedad de movilidad que perjudica a las razas de tamaño grande. Por tanto, antes de buscar reproducirlo, es importante realizar un examen que descarte este padecimiento.

El Boyero también es propenso a sufrir distensión del estómago y otras afecciones estomacales. Además, para favorecer a su salud, se deben tener en cuenta los seguimientos de vacunación y desparasitación. Así se mantendrá al can en un buen estado físico.

Cuidados y alimentación a tener en cuenta

Los perros Boyeros de Berna son cuadrúpedos muy vigorosos que necesitan grandes cuidados. El largo pelaje de este perro requiere de un cepillado como mínimo tres veces por semana. Pero al estar en las fechas de muda, resulta indispensable cepillarle el pelo diariamente para evitar que quede por todo el hogar.

Si cotidianamente no se ensucia es conveniente bañarle después de dos meses. Cuando no se disponga del tiempo o de una gran bañera, la familia deberá llevar al bernés a una peluquería.

Estos perros, posicionados entre las razas de perro grandes, llegan a tener un apetito inmenso. En este contexto, siempre deben recibir una buena cantidad de minerales, vitaminas, grasas e hidratos de carbono para mantener su aparato digestivo, articulaciones, cartílagos y demás, en buenas condiciones. Sin embargo, esto no indica que se deba exceder con las proporciones de comida para perros. Dado que, al comer más de lo necesario el Boyero de Berna podría padecer de sobrepeso.

Además, de procurar una equilibrada alimentación este canino requiere constante ejercicio. Como mínimo, el gran Boyero de Berna debe realizar tres paseos diarios y tener una rutina de ejercicios apropiados para su condición de vida. Si cuenta con un jardín espacioso será un beneficio mayor para su condición física. Por último, es importante que constantemente se relacione con otras personas, animales y ambientes. Estos perros suizos siempre demandan afecto y compañía de sus dueños.

En conclusión, este cuadrúpedo ha llamado tu atención y si tu pequeño desea como regalo un Boyero de Berna, recuerda que será un excelente compañero familiar. Con su carácter sociable, dócil y afectivo fácilmente se logrará integrar al núcleo familiar.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS