Última actualización: 29.02.20

 

Aunque los peces suelen ser más fáciles de atender que otras mascotas, también es cierto que la crianza de estos animales acuáticos puede ser muy delicada, sobre todo porque el acuario y especialmente su filtro necesitan una rutina de limpieza para mantener en buenas condiciones el ecosistema, lo que a la larga permite que los peces estén más sanos y felices.

 

Entre las actividades más importantes del mantenimiento del acuario está el cambio del agua, ya que tanto los peces como los invertebrados y las plantas tienden a generar residuos que son fosfatos y nitratos, que al concentrarse en grandes cantidades pueden ser tóxicos para la salud de los habitantes del ecosistema. Por esta razón, es bueno cambiar el agua para disminuir la presencia de desechos y así prevenir enfermedades.

Consiste en sacar agua con suciedad e introducir agua limpia, pero es importante calcular las cantidades. Por norma general, el máximo de agua extraída es de 50 %, sin embargo, esto depende del tipo de acuario. Esta regla aplica si tienes peces de gran apetito, pues significa también que habrá más heces en el agua, por lo que la concentración de nitratos es alta. Si por el contrario tienes peces muy pequeños que comen poco, entonces deberás extraer solo 30 o 40 % del agua. Aunque puedes hacer esto semanalmente, también puede ser cada 10 o 15 días, pero dependerá de algunas variables como la cantidad de peces y la forma de alimentación.

Ahora bien, el agua nueva que vas a introducir al acuario también necesita un tratamiento especial, ya que por lo general el agua corriente del grifo es tratada, por lo que contiene altos niveles de cloro, que es inofensivo para el ser humano, pero muy perjudicial para los animales acuáticos. En el caso de los peces, el cloro puede dañar las aletas, la mucosa protectora de la piel y las agallas, siendo más propensos a enfermar. El peligro está en que la mayoría de las veces estos síntomas no son visibles para los dueños de los peces, por lo que terminan muriendo a causa del cloro por desconocimiento. 

Antes de colocar el agua en el acuario es bueno añadir un acondicionador para eliminar el cloro, esta sustancia puede ser una solución buena y económica, además, es muy fácil de encontrar en las tiendas de peces y mascotas, pero debes leer las instrucciones del producto para aplicar la dosis recomendada por cada fabricante. Esta agua debe quedar en reposo por unos instantes antes de que puedas introducirla en el acuario.

¿Cómo debo realizar el mantenimiento del filtro?

El filtro es la pieza fundamental para mantener limpio el acuario, pero si este elemento tiene demasiada suciedad es posible que resulte perjudicial para la salud de los peces. Además, las bacterias que colocas en el filtro para realizar la limpieza biológica deben estar en buenas condiciones para realizar su tarea a cabalidad, de lo contrario mueren y no pueden ayudar a los animales acuáticos. 

Lo primero que necesitas saber es que el filtro necesita una revisión periódica como el resto del acuario, para asegurarte de que está funcionando correctamente. Es recomendable que lo revises semanalmente, tratando de fijarte que no tenga fugas, grietas o esté haciendo ruidos diferentes a los normales. Muchas veces, al realizar el mantenimiento del acuario mueves piedras y plantas, rozando el acuario sin darte cuenta, por eso es especialmente importante que lo revises si has estado moviendo piezas en el interior del recipiente.

Es recomendable revisar el acuario unas horas después de haber cambiado el agua o cuando hayas movido algunas piezas en su interior, no solo para que te cerciores de que los peces están bien, sino para saber si el filtro tiene fugas, ya que algunas veces se trata de una gota casi imperceptible, pero que significa una gran pérdida de agua si pasas todo el día fuera de casa.

Otra de las características que debemos tomar en cuenta con relación al filtro para acuario es la fuerza con la que expulsa el agua. Si notas que el filtro ha perdido fuerza es muy probable que tenga exceso de suciedad, por lo que su funcionamiento será muy limitado, esta es una manera sencilla de saber que el filtro necesita una limpieza inmediata, ya que está a punto de colapsar, lo que significa que puede dejar de funcionar completamente en cualquier momento.

Al pasar menos agua a través del filtro, la carga biológica tendrá menos nitritos para eliminar, por lo que el resto de las sustancias tóxicas se quedan en el acuario. Además, el agua transporta el oxígeno, que es vital para mantener las bacterias en buenas condiciones, por lo tanto, dejan de hacer su trabajo y mueren, perjudicando el ciclo del acuario.

Pasos para limpiar el filtro del acuario

Debido a que el filtro contiene la carga biológica, lo primero que debemos tomar en cuenta es que no es recomendable limpiarlo con cualquier agua corriente, lo más recomendable es utilizar la propia agua del acuario, ya que esta tiene el PH adecuado y la temperatura correcta para que las bacterias puedan sobrevivir. Al mismo tiempo, es importante mantener el material de las bacterias sumergido en el agua, para que no se seque en ningún momento. 

Una vez que tienes esto claro, ya puedes apagar el filtro y sacarlo del agua, para poder hacer el proceso con mayor comodidad. Coloca la carga biológica en agua mientras limpias las piezas de goma y plástico. Si están demasiado sucias, entonces sí debes utilizar agua del grifo para una limpieza un poco más intensa, pero sin exagerar. 

En este punto, vale la pena señalar que la limpieza del filtro no debe ser tan profunda como algunos quisiéramos, ya que esto podría afectar el ecosistema y algunos peces y plantas son muy susceptibles a los cambios bruscos. En este sentido, trata de que el filtro no quede impoluto, sino libre de los restos más grandes para que el agua fluya fácilmente a través de él. 

Un vez que hayas realizado la limpieza es hora de montar el filtro y volver a instalarlo en el acuario. Como último consejo, cada vez que realices la limpieza del filtro comprueba que has hecho la instalación correctamente, para evitar fugas o malos funcionamientos. Además, es recomendable hacer seguimiento al comportamiento de los peces en las horas sucesivas, para verificar que el ecosistema no ha sido afectado negativamente.

 

Última actualización: 29.02.20

 

Ventaja principal:

Es una caja de canutillos compuestos por una superficie de poros finos con biopelículas que almacenan bacterias nitrificantes y desnitrificantes, así como especies que descomponen distintos agentes contaminantes. Además, los anillos tienen una estructura abierta para favorecer la circulación del agua.

 

Desventaja principal:

Es posible que tengan un tamaño mayor del esperado, por lo que si dispones de un filtro pequeño podría ser necesario romperlos para facilitar su uso y evitar que llamen demasiado la atención en el interior del acuario.

 

Veredicto: 9.8/10

Por un precio accesible, puedes conseguir este producto en su presentación para 100, 200, 2000 y 20000 litros de agua. Además, incluye la botella de bacterias para acelerar su función de limpieza.

Comprar en Amazon - Precio (€16,9)

 

 

Características Principales Explicadas

 

Estructura

Los canutillos tienen una estructura que se compone por túneles fabricados por vidrio moldeado a través de un sistema de sinterización o tratamiento térmico, lo que crea enlaces fuertes entre las partículas del vidrio, formando piezas compactas que posteriormente servirán como sistema de filtrado. Una de las características más resaltantes de su estructura es su diseño tridimensional, compuesto por poros finos que cubren toda su superficie y permiten albergar organismos especializados que hacen posible la absorción de agentes contaminantes.

Por otro lado, su forma de túneles favorece la alimentación de bacterias, pero también permite una óptima circulación de las corrientes naturales o artificiales del agua, por lo que no obstaculiza ni impide el funcionamiento de otros sistemas de mantenimiento en el interior del acuario. El Sera Siporax se distingue entre otros filtros de acuario por su estructura abierta, ya que los sistemas tradicionales elaborados de arcilla o cerámica, por lo general, tienen superficies cerradas, que consumen una mayor cantidad de material de filtrado, en consecuencia, aumentan el gasto en el mantenimiento del acuario.

Funcionalidad

La función de los poros de los túneles es ofrecer las condiciones necesarias para el almacenamiento de las bacterias especializadas, ya que estas son las encargadas de descomponer y degradar a partículas mínimas todas las sustancias que resultan contaminantes para el agua, así como aquellas bacterias nocivas para los peces y el espacio en general, mejorando de esta forma el equilibrio del ecosistema.

Estas bacterias se forman en el interior de unas biopelículas que crecen en los túneles de cada canutillo y se multiplican en bacterias desnitrificantes, que reducen en gran medida los nitratos presentes en el agua. En este sentido, todas las piezas están conectadas entre sí de forma permanente, brindando eficiencia en el mantenimiento del agua.

Además de su alta funcionalidad, vale la pena resaltar que las bacterias y células muertas no obstruyen en ningún momento los poros de los canutillos, ya que cuentan con un sistema de autolimpieza biológica, que mantiene en estado óptimo su estructura y la superficie interna del acuario, ofreciendo a su vez largos ciclos de filtración y garantizando su vida útil por un tiempo prolongado. Asimismo, los canutillos previenen el desarrollo de plantas y otros elementos que pueden resultar dañinos para la vida acuática, como las algas.

Por otro lado, pueden formar el sustrato necesario para que algunas especies de peces crezcan en su superficie, proporcionando las condiciones correctas para su desarrollo, por lo que según las opiniones de algunos usuarios, este paquete es el complemento adecuado para el mejor filtro de acuario.

 

Presentación

Como hemos observado, es un paquete de anillos que proporcionan agua cristalina a través de un material filtrante con cualidades biológicas especiales. Se trata de una bolsa con 145 g de canutillos de autolimpieza. Esta cantidad es recomendada para acuarios de 100 litros, que es la capacidad máxima de agua para los modelos domésticos. Sin embargo, puedes conseguirlo en su presentación de 290 g que funcionan de forma óptima en 200 litros de agua.

Para entornos profesionales con espacios grandes, está disponible en la versión de 2,9 kg, recomendada para una cantidad de agua de hasta 2.000 litros, así como una caja de 14,5 kg para acuarios de hasta 20.000 litros. También, debes saber que para mayor versatilidad y facilidad de uso puedes conseguir los anillos con un diámetro de 15 mm y 25 mm. Es importante destacar que su precio varía de acuerdo a la cantidad de producto.

En cualquiera de sus presentaciones, este material filtrante está indicado para agua dulce o salada, sea en estanques o acuarios cerrados. Además, este modelo consigue por sí solo el acondicionamiento específico según las condiciones del agua, por lo que puedes usarlo de forma inmediata después de su compra, sin necesidad de realizar complicados procedimientos de instalación o climatización.

 

Comprar en Amazon - Precio (€16,9)

 

 

Última actualización: 29.02.20

 

Todos los amantes y aficionados de la acuariofilia debemos saber los beneficios de un filtro interno, que puede ser de mayor o menores prestaciones dependiendo de tu presupuesto, pero por lo general tienen la misma función principal. No obstante, debes conocer las ventajas y desventajas de estos aparatos antes de elegir determinado modelo.

 

El filtro interior es el más tradicional y clásico sistema de mantenimiento para el agua, por lo que muchos usuarios lo consideran aún como el mejor filtro para acuario. Normalmente, viene incluido en el paquete de compra, compuesto por el acuario, calentador, líquidos acondicionadores y el filtro. No obstante, es muy fácil tener dudas en cuanto al funcionamiento del aparato, por consiguiente, hay que saber usarlo de forma óptima, ya que es un equipo necesario para favorecer la salud y prolongar la vida de los peces.

 

Beneficios

 

Funcionamiento principal

La función del filtro interno es absorber las impurezas del agua y proporcionar un mejor ecosistema para la vida en el interior del acuario, por lo que hay que tener en cuenta que no son aparatos para usar como accesorios, sino que responden a una necesidad básica del ecosistema acuático. No obstante, puedes conseguir algunos modelos avanzados, que además de realizar el proceso de filtrado común, también permiten una filtración química y biológica, recomendadas principalmente para las especies de peces delicadas o muy exóticas.

Para lograr un filtrado eficaz, el dispositivo utiliza un motor que pasa el agua a través de un sistema de esponjas que absorben la suciedad. En algunos casos, también incorporan compartimentos especiales que purifican el agua. Dependiendo del grosor de las esponjas y la amplitud de sus poros, la materia orgánica e inorgánica del agua queda atrapada en ellos, tales como excrementos de peces, desperdicios de comida y grava, que pueden producir algas y aguas turbias dañinas para la salud de los peces.

Oxigenación del agua

Sonará extraño hablar de oxigenación en el interior del acuario, pero es algo que tus peces te van a agradecer porque se esto depende su desarrollo. En caso de que el agua no tenga la cantidad necesaria de oxígeno, tus peces comenzarán a asfixiarse y se producirán malos olores en su interior. Puedes notarlo cuando boquean en la superficie y los caracoles se deslizan por el cristal del acuario tratando de encontrar oxígeno.

La oxigenación natural se produce con el movimiento del agua en la superficie, por consiguiente, si deseas que tu filtro realice esta función de forma automática, es necesario colocarlo cerca de la salida del acuario, de esta manera oscila y chapotea un poco para airear el agua. Esta es una función natural de los filtros externos, pero en el caso de los internos es importante una localización estratégica para que pueda producirse esta oxigenación. Sin embargo, al colocarlo cerca de la superficie, es posible que genere un poco de ruido, que dependiendo de tus preferencias podría resultar incómodo o relajante.

Adicionalmente, algunos peces necesitan más que la oxigenación del agua, o simplemente se sienten más cómodos con corrientes rápidas. Por poner un ejemplo, los llamados Cebritas, que son peces luminiscentes muy comunes en los acuarios por su vistosidad, disfrutan de atrapar alimentos y jugar en corrientes rápidas, que les permiten estar activos y entretenidos. Este efecto lo logran algunos filtros con mayor potencia, sin embargo, no debes generar aguas tan rápidas, sino solo lo suficiente para divertir a los peces.

 

No todas las bacterias son dañinas para el acuario

Las esponjas de los filtros son capaces de almacenar no solamente suciedad del acuario, sino también bacterias beneficiosas para tus peces, tal es el caso de las bacterias del nitrógeno, que intervienen en el paso de los restos proteicos y producen un entorno menos tóxico para los peces. En este caso, la filtración es biológica. Por otro lado, cuando debas limpiar las esponjas y no quieres eliminar las bacterias beneficiosas, debes lavarlas con la misma agua del acuario, ya que esta no tiene cloro en comparación a la del grifo.

Desventajas

 

Podrían ser más ruidosos de lo esperado

No todos los modelos tienen este inconveniente y depende sobre todo de la instalación del filtro en el interior. Por lo general, el montaje obliga a colocar el filtro cerca del cristal, lo que genera un ruido cuando el motor gira y golpea la superficie. Este sonido es semejante a un zumbido y podría pasar desapercibido en el hogar, pero cuando montas el rotor del filtro de forma incorrecta, el sonido podría llegar a ser insoportable, por esta razón, es necesario consultar detenidamente el manual de instrucciones y seguir las recomendaciones durante la instalación del equipo.

 

Acumulación rápida de bacterias

En comparación a los modelos externos, los internos necesitan supervisión y mantenimiento continuo, por lo que es recomendable retirar las esponjas y lavar después de 20 días aproximadamente de uso. En caso de que el filtro esté arrojando poca agua y el caudal haya bajado, quiere decir que la esponja está llena de sedimentos. Esto podría evitarse si tu filtro para acuario tiene un compartimento lo suficientemente grande para introducir material filtrante, como biobolas y carbón activado. Algunos modelos pudieran incluir este tipo de material con el paquete, pero por lo general pierden su funcionalidad rápidamente, por lo que se recomienda tener material de filtrado adicional para reemplazarlo llegado el momento.

De igual forma, si descuidas la limpieza del acuario es posible que las ventosas se endurezcan y acaben por desprender el filtro del cristal, quedando el aparato flotando sin control en su interior. Como precaución, es recomendable adquirir un juego de ventosas adicionales, que pueden ser adquiridas en tiendas de mascotas y no cuestan mucho dinero.

 

Ocupan espacio en el interior

Los filtros internos suelen ser dispositivos de dimensiones reducidas, sin embargo, en acuarios pequeños podrían restarle mucho espacio vital a tus peces, por lo que es importante localizarlos de forma estratégica, para que cumplan con su función a cabalidad pero que les brinden libertad de movimiento a tus peces. Además, si los colocas de forma inadecuada, es posible que rompan con la estética decorativa del acuario. En todo caso, puedes ocultarlos con plantas acuáticas y juguetes para los peces.

 

Última actualización: 29.02.20

 

Ventaja principal:

El recipiente filtrante es extraíble fácilmente con solo hacer presión hacia arriba apretando con los dedos, por lo que no es necesario quitar todo el filtro al momento de limpiarlo. En este sentido, el motor permanece dentro del acuario, por lo que es más práctico que otros productos.

 

Desventaja principal:

La cesta se queda un poco corta, ya que trae una esponja de carga mecánica que ocupa todo el espacio, por lo que tendrías que cortarla para poder añadir canutillos cerámicos o alguna otra carga biológica.

 

Veredicto: 9.9/10

Es uno de los mejores filtros de acuario de nuestra selección, ya que es muy práctico y la bomba aspira el agua desde abajo, para evitar que las plantas queden atoradas.

Comprar en Amazon - Precio (€24,95)

 

 

Características Principales Explicadas

 

Funcionalidad

Lo primero que le permite a este modelo destacar entre otros filtros de acuario es que está preparado tanto para agua dulce como para agua salada, permitiendo de esta forma una gran versatilidad para que puedas incorporar tus especies favoritas de animales acuáticos sin que la procedencia sea una limitante.

Este filtro es apto para acuarios de 60 a 160 litros, por lo que tiene una capacidad media, pero está preparado para recipientes horizontales y verticales. En este sentido, la bomba tiene un rendimiento de 220 a 500 litros por hora, con una altura de bombeo de 0,40 m, esto quiere decir que se trata de un filtro estándar, que puede ser beneficioso para cualquier acuario, manteniendo el agua limpia y oxigenada. Además, el caudal es regulable para que puedas adaptarlo al tipo de peces y plantas que tengas.

Aunque esta es la versión con 160 litros de capacidad máxima, vale la pena señalar en este punto que la línea Pickup de Eheim incluye los modelos de 45, 60 y 200 litros, por lo que existe un filtro para cada acuario de acuerdo a su tamaño. Esta es una de las características más importantes que debemos tener en cuenta para sacar el mayor provecho al producto.

Mantenimiento

La limpieza de los filtros es una de las actividades que menos disfrutamos aunque seamos amantes de los peces, sin embargo, vale la pena destacar que este modelo ofrece un mantenimiento sencillo, gracias a su diseño práctico que permite realizar el trabajo en menor tiempo para que no tengas inconvenientes. Esto es muy apropiado, sobre todo si no tienes mucha experiencia en este tipo de actividades. Además, el filtro tiene un precio ajustado a la calidad.

La bomba del filtro queda instalada permanentemente en el acuario, ya que tanto el recipiente filtrante como la carga filtrante son extraíbles. Lo único que debes hacer es presionar con los dedos y tirar hacia arriba, para de esta forma puedas limpiar la pieza por separado, así como reemplazar el cartucho filtrante si notas que ya tiene demasiada suciedad. Es importante señalar que también puedes colocar canutillos cerámicos, así como otras cargas biológicas dentro de una malla en forma de cartucho.

Una de las ventajas de este producto es que incluye una esponja a modo de carga mecánica, por lo que no tendrás que realizar una inversión adicional al momento de la compra. De esta manera, podrás colocarlo en funcionamiento inmediatamente después de recibirlo. Sin embargo, también es posible cortar la esponja y combinar el filtrado con una colonia bacteriana que permita convertir los nitritos en nitratos saludables.

 

Diseño

El filtro tiene forma rectangular y está dispuesto en posición vertical, con unas dimensiones de 7,5 cm de ancho, 21,8 cm de alto y 9,6 cm de profundidad, por lo que es bastante compacto para no ocupar mucho espacio dentro de un acuario. Es importante tener en cuenta que estas son las medidas de la versión 160, mientras que los otros modelos tienen diferentes tamaños. 

Está diseñado para aspirar el agua desde abajo, por lo que es importante que en el momento de la instalación no haya ninguna planta debajo que pueda obstruir el filtro impidiendo su funcionamiento normal. Por otro lado, para realizar un montaje sencillo, el paquete incorpora unas ventosas para fijar el filtro a las paredes internas del acuario, por esta razón, es uno de los más fáciles de instalar, es por esto que tiene muchas opiniones positivas de los usuarios en internet.

Además, cuenta con una boquilla giratoria en la salida del agua, para que puedas seleccionar la dirección que desees para el flujo, dependiendo de la organización interna del acuario y viene con difusor para agregar la cantidad correcta de oxígeno.

 

Comprar en Amazon - Precio (€24,95)

 

 

Última actualización: 29.02.20

 

Para mantener limpio el acuario es recomendable el uso de algunos equipos y accesorios que hagan el mantenimiento de forma automática, tal es el caso de los filtros externos para acuarios. Sin embargo, para escoger el mejor modelo debes tomar en cuenta algunas características, entre las que destacan la capacidad y el tipo de instalación.

 

¿Por qué escoger un filtro para acuario externo?

Un filtro de agua es un aparato necesario para la sustentabilidad de la vida en un acuario, ya que te ayuda a mantener una buena cantidad de oxígeno para que los peces se desarrollen correctamente y al mismo tiempo elimina los agentes contaminantes, tales como los restos de comida, hojas de plantas sueltas y sustancias tóxicas producto de la defecación de los peces, además, te evita la incómoda tarea de cambiar el agua constantemente.

En este sentido, un filtro externo podría ser la opción indicada para acuarios pequeños, ya que no ocupa espacio en su interior y no interrumpe el nado de tus peces de ninguna manera. Asimismo, suelen tener diseños atractivos y prácticos, indicados para no entrar en contacto con el ecosistema de los peces.

 

¿Qué debes tomar en cuenta al seleccionar un filtro externo?

Para escoger un buen filtro es importante conocer el tamaño de tu acuario, ya que cada modelo es compatible con un volumen de agua específico. Por consiguiente, un acuario de 50 litros requiere cuidados diferentes en comparación a uno de 300 litros. Esto puede influir en el precio del aparato, por lo que para comprar el mejor filtro de acuario es necesario definir nuestras necesidades reales.

También, es necesario considerar su sistema de instalación, ya que las conexiones deben ser sencillas y lo suficientemente estables para que puedan mantenerse funcionando sin supervisión. El diseño más común de los filtros externos para acuario es el que utiliza mangueras desde el aparato hasta la superficie del agua, asimismo, los filtros se componen por válvulas que mantienen la circulación continua del agua.

La potencia y el caudal que produce definen la cantidad de agua por unidad de tiempo que es capaz de limpiar. No obstante, entre los inconvenientes de los filtros externos encontramos que producen más ruido que los modelos internos, por lo que no están recomendados para acuarios dentro de la habitación, puesto que pueden interrumpir tu descanso.

Los mejores filtros externos para acuarios

 

Hydor 104I-HY/C01103: Un filtro eficiente y potente

Este modelo de colores rojo y negro es capaz de filtrar hasta 650 litros de agua por hora, por lo que está indicado para acuarios desde los 10 hasta los 250 litros de capacidad. Tiene un sistema patentado de autocebado, que favorece una filtración óptima al mismo que elimina la suciedad y los desechos que pueden resultar tóxicos para tus peces. Su diseño es sencillo, gracias a su estructura de bases de goma que amortiguan el movimiento y mejoran la estabilidad, además, tiene un sistema de máxima seguridad contra los desbordamientos y resulta muy fácil de limpiar.

 

El sofisticado Iguazú 600 L/H con sistema de cascada

Se trata de un filtro externo capaz de eliminar la grasa y el polvo de la superficie para favorecer la oxigenación del agua, así como para que la luz pueda entrar con mayor facilidad al acuario. La filtración que brinda es de forma química, biológica y mecánica y puede filtrar hasta 600 litros por hora. Por si fuera poco, es un equipo de funcionamiento silencioso, apropiado para no molestar en la habitación donde tengas el acuario. Cuenta con un atractivo diseño de cascada y su carga indicada para la filtración está compuesta por carbón y algodón para mayor efectividad. El tubo puede extenderse hasta la superficie, de esta manera puede ser instalado con facilidad en acuarios altos.

 

Aquaflow Technology Super AEF-302: Uno de los modelos más completos

Es un filtro indicado para tanques de hasta 400 litros, ya sea que incorporen agua dulce o salada. En este sentido, produce un caudal de agua que alcanza una filtración de hasta 1000 litros por hora. Su instalación es sencilla y tiene un tapón de cierre que evita el goteo para mantener la limpieza del lugar. Por otro lado, cuenta con un sistema esterilizador UV, que hace posible la exterminación de bacterias y microorganismos dañinos en el agua. Está compuesto por tres compartimentos diferentes que garantizan un filtrado eficiente, además, cada pieza es extraíble para ser limpiada por separado, lo que alarga la vida útil del equipo.

El filtro externo BPS-6020 es especial para acuarios pequeños

Este es un filtro de acuario de tipo mochila, indicado para espacios de entre 10 y 30 litros, ya que su potencia es de 3 W y produce un caudal de agua capaz de filtrar 190 litros por hora. Cuenta con una bomba que no proporciona demasiado ruido durante su funcionamiento, de igual forma, cumple con todas las etapas de filtración y purifica el agua con un sistema de cascada, que entre otras cosas oxigena la superficie, favoreciendo el óptimo desarrollo de los peces. Para su instalación solo necesita colgar el aparato en uno de los bordes del acuario, de modo que el cuerpo exterior parece una mochila y de ahí viene su nombre. No ocupa espacio en el interior del acuario, por lo que está recomendado para acuarios de pocas dimensiones.

 

Waldbeck Clearflow 55UV: Una buena opción para acuarios profesionales

Si buscas un modelo de nivel profesional, entonces debes considerar este filtro indicado para acuarios de hasta 2000 litros de agua. A diferencia de otros equipos, este tiene una potencia de 55 W, por lo que el caudal de agua que produce por hora es también mucho mayor. Esto quiere decir que logra una limpieza correcta después de solo una hora de funcionamiento. Su estructura está compuesta por 4 compartimentos de filtrado, que hacen posible un mantenimiento óptimo de 4 niveles, en donde incluye un área para limpiar el agua con diferentes materiales de filtrado, ya sean anillos de cerámica, biobolas o algodón, indicados para absorber de forma eficiente las partículas y compuestos dañinos del agua. Además, puede ser colocado a una altura de 2,5 m, de esta manera no obstaculiza el tránsito de los peces.

 

Última actualización: 29.02.20

 

Los filtros para acuario no siempre brindan la efectividad que esperas y los de mayor calidad suelen tener un precio considerable, por lo que puede ser complicado escoger el modelo correcto, sobre todo si tienes una pecera muy grande con peces que requieren cuidados delicados. Por esta razón, vale la pena revisar los pasos para construir un equipo de funcionamiento óptimo.

 

  1. Elige los materiales en función al tamaño de tu pecera

Lo primero que necesitas es una bomba sumergible que servirá como filtro. Al comprarla debes asegurarte de que sea capaz de bombear dos veces la cantidad de agua que tenga tu pecera por cada hora. El siguiente paso es conseguir un tubo de plástico rígido, que tenga el grosor suficiente para encajar de forma correcta en la boquilla de la válvula de la bomba. No es necesario que el tubo sea muy largo, ya que la bomba va en el agua y no debería ocupar demasiado espacio en el interior del acuario.

Si tienes una pecera elaborada con materiales delicados o frágiles, entonces son recomendables los filtros de carga mecánica. Es importante adquirir una esponja que esté indicada específicamente para filtros de pecera, ya que estas son las que tienen las cualidades de absorción que necesitamos. Puedes conseguirla en cualquier tienda para mascotas, en un lugar donde vendan accesorios para acuarios o simplemente en una tienda virtual.

La marca no es tan importante en este caso, pero es recomendable que la esponja de tu elección sea triangular, para que pueda encajar fácilmente en una de las esquinas de la pecera. En caso de que sea muy grande, puedes cortarla, tomando en cuenta que su tamaño final debe ser mayor al diámetro del tubo de plástico anteriormente seleccionado. También, es recomendable que la esponja tenga poros grandes, ya que esto aumenta la capacidad de absorber las bacterias, garantizando la limpieza del agua.

 

  1. Crea agujeros en el tubo

Los agujeros servirán para dejar pasar el aire y ayudarán a la esponja durante la absorción. Para esto debes medir la altura de la esponja con el tubo de plástico, realizando una pequeña marca donde llegue el borde la esponja. Ahora es momento de crear los agujeros en el tubo por debajo de la marca.

Para este paso puedes necesitar un taladro eléctrico que facilite la tarea y en caso de no contar con uno puedes utilizar un clavo caliente para realizar los agujeros. Es importante destacar que los agujeros deben tener una distancia de 2,5 cm entre ellos a través de la superficie del tubo. Puedes crear entre 8 y 10 agujeros según la longitud de la esponja.

  1. Introduce el tubo en la esponja

Toma el tubo por la parte que no tiene los agujeros y tapa el extremo inferior con una tapa para tubo PVC o en su defecto con un pedazo de poliestireno. Esto mantendrá bloqueada la esponja. Para introducir el tubo debes crear un pequeño agujero en la esponja previamente, facilitando de este modo su deslizamiento. El tubo debe llegar a la base de la esponja y es importante que todos los agujeros del mismo queden en el interior de la esponja, para esto hay que medir su altura cuidadosamente.

 

  1. Incorpora el tubo a la bomba y crea una salida para el agua limpia

Es momento de unir el otro extremo del tubo con la boquilla de la válvula, de esta manera, la bomba absorberá el agua y esta pasará a través de la esponja, que a su vez concentrará toda la suciedad de la pecera para mantenerla limpia. No obstante, para que el agua limpia sea expulsada es necesario cortar un pedazo de tubo y conectarlo a la salida de la válvula. El tubo no debe ser demasiado largo, por lo que se recomienda una medida entre 7 cm y 10 cm.

En este punto, solo debes colocar el filtro en el interior del acuario, es bueno que quede en los bordes para evitar obstaculizar el paso de los peces. En caso de que la bomba incluya ventosas, puedes utilizarlas para fijar el filtro a las paredes internas del acuario. Trata de que quede lo más cerca de la superficie posible, ya que de esta manera el agua limpia será expulsada de manera más eficiente.

Otra forma sencilla de elaborar un filtro de acuario

Un método económico para crear un filtro de acuario (en este enlace puedes encontrar algunas opciones de compra) es utilizar una simple botella de plástico. El pico de esta debe encajar de manera adecuada con la boquilla de la válvula de la bomba. Debes tomar en cuenta que mientras más sea la potencia de la bomba mayor deberá ser el tamaño de la botella. Por lo general, el método de la botella es recomendado para acuarios grandes.

Haz un corte en V en la parte inferior y superior de la botella sin dañar el fondo, esta abertura servirá para dejar entrar y salir el agua. El siguiente paso es llenar un tercio del interior de la botella con vellón, indicado para ayudar a atrapar los residuos contaminantes. También, puedes agregar un poco de carbón activado, que resulta efectivo para filtrar las bacterias y toxinas. Termina de llenar la botella con el vellón y envuelve con alguna especie de malla, preferiblemente de nailon. Debes cubrir principalmente los agujeros superior e inferior, de esta manera evitarás el paso a peces pequeños.

Después puedes encajar el pico de la botella con la boquilla de la bomba sumergible. Esta boquilla es la que succionará el agua contaminada e insertará la suciedad en la botella, al mismo tiempo, el material de filtración limpiará el agua. Para este método también es necesario recortar un tubo de aproximadamente 7 cm de longitud, que va unido a la válvula y servirá como salida para el agua limpia. Por último, solo debes introducir la bomba en el acuario y pegar con ventosas en caso de que las tenga. Es recomendable colocarlo en una de las paredes céntricas del acuario, ya que de esta manera podrá distribuir el agua con mayor eficacia en caso de que sea una pecera muy grande.

 

Última actualización: 29.02.20

 

Calentador para acuario – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Si te gustan los peces y quieres tener un acuario en casa o la oficina, debes pensar en ofrecerle a estos la mejor temperatura del agua, dependiendo también de la especie de peces que tengas. Por esta razón, los calentadores para acuario son muy útiles y hemos realizado una selección de los mejores productos de esta categoría en la que destaca el Duojin EH 500W con una temperatura regulable entre 25 y 30 grados que funciona en conjunto con el filtro del tanque. También prevalece el Sera 8720 por ser potente y compacto, pues sus 100W son suficientes para calentar hasta 100 litros de agua. 

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Los 8 Mejores Calentadores para Acuario – Opiniones 2020

 

Para tener un acuario es necesario recrear las condiciones naturales del ambiente de los peces, y para ello la temperatura del agua debe ser constante. El elemento necesario para este caso se compone de una resistencia, un termostato y el recubrimiento para poder sumergirlo. Por eso te invitamos a conocer los productos que destacan como los mejores calentadores para acuario del 2020 con su descripción de pros y contras para ayudarte en tu compra. 

 

Calentador externo para acuario 

 

1. Duojin 220V – 240V Calentador sumergible ajustable tanque de pescado

 

Con unas medidas de 31 cm x 8 cm x 9 cm, este modelo Duojin es un calentador externo para acuario con un funcionamiento sencillo, que permite ajustar la temperatura del estanque entre 20 y 35 grados.

Este dispositivo destaca por su precisión en el control de temperaturas, pues incorpora una pantalla LED digital para leer con facilidad los números y cuando el agua alcanza la temperatura límite establecida, este deja de calentar de forma automática. Y al descender, al menos, 1 grado el calentador se activa nuevamente para regular la temperatura del acuario. Por estas características, el Duojin EH 500W es reconocido como el mejor calentador para acuario, según algunos usuarios.

Por otra parte, este equipo cuenta con protección en seco y contra sobretemperatura gracias al revestimiento de sus componentes, además ha sido fabricado con vidrio de cuarzo y un material de doble sellado que aumentan su resistencia.

Otras de las características de este producto permiten que sea considerado por la mayoría de sus compradores como el mejor calentador para acuario del momento, así que te invitamos a leer el resumen de sus pros y contras.

 

Pros

Funcionamiento: Este modelo es externo, es decir que no hace falta sumergirlo, siendo adecuado para los acuarios con peces agresivos que atacan los dispositivos dentro del estanque.

Temperatura: La potencia de este equipo permite ajustar la temperatura del agua entre 20 y 35 grados, desconectándose automáticamente cuando la temperatura llega al punto establecido.

Pantalla: La pantalla LED incorporada permite visualizar fácilmente la temperatura del acuario, así como la presencia de un posible error del dispositivo.

Construcción: Está fabricado con materiales resistentes al calor y con un nivel de impermeabilidad IP68, ofreciendo una buena durabilidad. 

 

Contras

Instrucciones: En algunos casos el manual de instrucciones llega en chino, así que se debe mejorar este aspecto con una traducción adecuada de dicho manual. 

Comprar en Amazon - Precio (€26,99)

 

 

 

2. D@Qyn Calentador De Acuario Automático De Temperatura Constante

 

Los beneficios de un calentador externo para acuario es que puedes controlar directamente la temperatura de la pecera sin tener que tocar el agua, pues los modelos como el D@Qyn incorporan una funcional pantalla en la que se puede observar la temperatura que hay en el acuario.

Además, este dispositivo en particular viene con un control externo para ajustar el rango entre 20 y 34 °C, y cuando la temperatura supera los 36° el LED muestra las letras HH parpadeando, se activa el modo de solución de problemas hasta que la temperatura baja a 34°C y el dispositivo continúa trabajando con normalidad.

En cuanto al diseño de este aparato, debes saber que la carcasa está hecha de ABS lo que impide su deformación por estar sometido a altas temperaturas, conservando su estructura y buen funcionamiento. También incorpora un cable de alimentación de 1,85 metros para facilitar una conexión segura.

Sabemos que no es tan sencillo decidir qué calentador para acuario comprar, pero creemos que con nuestro resumen de características te será más fácil establecer una comparativa entre los modelos seleccionados para tu acuario. 

 

Pros

Potencia y Control: La potencia de 500 W de este equipo cubre las necesidades de un acuario de 200 a 300 litros, según el fabricante, mientras que el control externo permite ajustar la temperatura sin tener que mojarse las manos.

Materiales: El dispositivo está construido con ABS, resistiendo eficientemente las altas temperaturas para mantener su forma.

Cable: Este modelo incorpora un cable de alimentación de 1,85 metros, lo que facilita su conexión. 

 

Contras

Apariencia: El diseño de este modelo no es el más estético para la pecera, pero es funcional y sirve para acuarios grandes.

Comprar en Amazon - Precio (€47,6)

 

 

 

Calentador para acuario de 100 litros

 

3. Sera 8720 Normalmente Calefactor 100 W para 100 L

 

Si estás pensando en hacerte con una pecera compacta para tener especies pequeñas en ella, te conviene adquirir también un calentador para acuario de 100 litros como este modelo de Sera, el cual tiene un tamaño reducido y una potencia de 100 W, suficiente para un acuario con dicha capacidad.

Debes saber que su diseño es totalmente sumergible, por lo que goza de una elevada resistencia al calor, además de su construcción con cristal de cuarzo y un protector de plástico para no lastimar a los peces. 

Por su parte, el indicador luminoso de este calentador de agua para acuario permite saber cuándo el termostato está activo o no, lo que simplifica su uso, pues también se distingue por su fácil calibración y precisión según los usuarios, ya que siempre mantiene la temperatura que se ha fijado previamente. 

En cuanto a la sujeción, este modelo incluye un par de ventosas con las que se puede fijar con seguridad a la superficie del acuario. En este sentido, el calefactor Sera 8720 tiene una valoración muy positiva entre los usuarios, al igual que otros productos del mismo fabricante, reconocido por muchos usuarios como la mejor marca de calentadores para acuario. 

 

Pros

Capacidad: Este modelo tiene una potencia de 100W, suficiente para una pecera de 100 litros. Sin embargo, se puede adquirir con diferentes capacidades que varían desde los 25 W hasta los 300 W.

Protección: El dispositivo tiene una protección térmica para que los peces que se acerquen a él no sufran quemaduras. 

Precisión: Las valoraciones de los usuarios sobre este calefactor destacan su precisión para alcanzar la temperatura deseada en el acuario, sin variaciones y un funcionamiento eficiente. 

 

Contras

Ventosas: En algunos acuarios las ventosas no se adhieren correctamente a la superficie, impidiendo una buena colocación del dispositivo. Pero, los usuarios lo han resuelto reemplazando estos elementos o adaptando otro sistema de sujeción.

Comprar en Amazon - Precio (€19,55)

 

 

 

4. Marina 11233 Termo Calentador 100 W

 

De los productos baratos de nuestra selección tenemos este modelo, destacado también por ser un calentador para acuario de 100 litros gracias a su potencia de 100W y diseño sumergible que respaldan su correcto funcionamiento.

Por ello, si te preguntas cuál es el mejor calentador para acuario este dispositivo puede ser la respuesta, ya que está hecho de vidrio de alto impacto para resistir las condiciones normales en peceras de agua dulce o salada con un protector de plástico para la seguridad de los peces.

Por otra parte, el sello a prueba de agua respalda su resistencia y durabilidad, mientras que el soporte con ventosas permite un montaje sencillo y seguro. Además, tiene un indicador de encendido y apagado, así como un visor con el rango de temperatura del dispositivo que va desde los 20°C a los 28°C.

Debes saber que este modelo está disponible en otros tamaños y capacidades, cuyas potencias se adaptan al tamaño del acuario que deseas calentar. Ahora, te presentamos la lista de pros y contras que distinguimos en este producto.

 

Pros

Construcción: El calentador está hecho con vidrio de alto impacto y un sello a prueba de agua para impedir daños por la humedad, además de incorporar protección para los peces.

Rango de temperatura: Este dispositivo permite ajustar la temperatura en un rango de 20°C a 28°C, siendo apropiado para peces tropicales que necesitan una temperatura promedio de 24°C. 

Potencia: El calentador es de 100 W, esto le permite ser suficiente para calentar un acuario de 100 litros, sin embargo está disponible en otras potencias para cubrir las necesidades de los usuarios con peceras más grandes o, por el contrario, más pequeñas. 

 

Contras

Lectura: La temperatura se muestra en grados Fahrenheit, así que se debe conocer la conversión a grados centígrados para saber cuál es la temperatura del acuario.

Comprar en Amazon - Precio (€19,38)

 

 

 

Calentador para acuario pequeño

 

5. Nicrew Calentador de Acuario Sumergible 25W

 

Con una potencia de 25W, este dispositivo es el adecuado si necesitas un calentador para acuario pequeño, pues tiene capacidad suficiente para las peceras de 20 o 30 litros. 

Sobre su fabricación destacamos que es completamente impermeable, lo que determina su diseño sumergible, siendo también seguro para los animales dentro del acuario, porque se reducen los riesgos de explosiones y quemaduras. Además, este modelo destaca por su bajo coste y altas prestaciones, así que algunos usuarios creen que es el calentador para acuario más idóneo del mercado. 

En cuanto a la temperatura, esta se puede ajustar entre 20 y 34°C con un controlador externo y de fácil manejo. Por su parte, la pantalla LCD muestra la temperatura dentro del tanque y los indicadores luminosos nos avisan si esta llegó al rango establecido cuando se enciende el azul, mientras que el rojo informa si ha bajado la temperatura.

Este modelo tiene muchas ventajas y una de ellas es que es de los más baratos en esta lista, así que te invitamos a conocer los aspectos positivos y negativos que distinguimos en él.

 

Pros

Interruptor: El dispositivo se controla desde el exterior con el interruptor que incluye en el que se puede ajustar también la temperatura cómodamente.

Diseño: El aparato se puede sumergir de forma segura, gracias a su protección contra calentamientos y explosiones para cuidar a los peces de accidentes.

Indicadores: La pantalla LCD permite ver la temperatura del acuario, mientras que las luces de color azul y rojo muestran si la temperatura está controlada o por debajo de lo estipulado, respectivamente. 

 

Contras

Sujeción: En algunas superficies las ventosas no se adhieren con fuerza, lo que hace lioso el montaje del calentador.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

6. Fonlam Calentador para Acuario Sumergible Calentador Pecera

 

Fonlam nos presenta este calentador para acuario pequeño, cuya potencia de 25 W es la indicada para las peceras de hasta 30 litros, pues cubre bien esta cantidad de agua para calentarla entre 20 y 34°C con eficiencia.

El diseño cilíndrico del calentador le da una apariencia compacta, y su sistema de sujeción con ventosas permite fijar correctamente el dispositivo en el acuario, ya que incorpora unos sujetadores que lo mantienen en su lugar. Además, el coste asequible permite que sea considerado, por algunos usuarios, como el mejor calentador para acuario de relación calidad precio. 

Por la construcción resistente y a prueba de agua, este modelo es totalmente sumergible y no representa peligro alguno para los peces de tu acuario, siendo apto tanto para el agua salada como para el agua dulce. 

Con todas estas características, vale la pena hacer un resumen de los pros y contras en este modelo, así te será más sencillo saber si se adapta a tus necesidades.

 

Pros

Capacidad: El dispositivo tiene una potencia de 25w para acuarios de hasta 30 litros y se pueden sumergir a un máximo de 120 cm, sin importar si el estanque es de agua salada o dulce.

Sujeción: Se incluye un par de ventosas con sujetadores en los que se coloca a presión el dispositivo para que se mantenga adherido a la superficie del acuario.

Precio: Es el producto más barato de nuestra lista y gracias a su correcto funcionamiento puede ser una buena inversión para el cuidado de los peces.

 

Contras

Regulación: El ajuste de la temperatura se realiza cada dos grados, lo que es una desventaja para los usuarios que quieren cambiar 1 grado a la vez. 

Comprar en Amazon - Precio (€11,99)

 

 

 

Calentador para acuario de 20 litros

 

7. JBL Calefactor de Control para acuarios 

 

Cada vez son más las personas que no pueden tener grandes peceras en casa o la oficina, por lo que terminan comprando estanques pequeños para tener peces diminutos, pero que también necesitan que las condiciones del ambiente sean las más parecidas a su hábitat natural.

Por esta razón un calentador para acuario de 20 litros puede ser el dispositivo que necesitas para que el agua de la pecera tenga la temperatura adecuada para tus peces y demás animales acuáticos.

En este sentido, el modelo ProTemp de JBL ha sido diseñado para acuarios de 10 a 50 litros, de agua salada o dulce que necesitan una temperatura entre 20 y 34°C. Además, el control giratorio permite realizar un ajuste de forma sencilla pudiendo graduar con una precisión de +/- 0,5°C.

En cuanto a su fabricación, este modelo está construido con cristal de cuarzo y una protección resistente a las agresiones de las mascotas. Pero, si te quedan dudas sobre las características de este calentador, puedes revisar el resumen de sus principales aspectos positivos y negativos.

 

Pros

Precisión: El dial superior permite graduar la temperatura de 24 a 30°C aumentando de 0,5 grados para optimizar su precisión. 

Protección: El calentador está protegido contra las agresiones de los animales, lo que también aumenta la seguridad de ellos al evitarles quemaduras. 

Resistencia y sujeción: El dispositivo puede sumergirse hasta 1 metro de profundidad, mientras que las ventosas permiten una sujeción segura, incluso de forma horizontal, siendo apto para estanques de tortugas. 

 

Contras

Enchufe: Algunos modelos vienen con el enchufe inglés, por lo que tendrás que colocarle adaptador si ese es tu caso. 

Comprar en Amazon - Precio (€19,88)

 

 

 

Calentador para acuario Eheim

 

8. Eheim Termostato Calentador para Acuario 75 W

 

Con la calidad que caracteriza a los productos de esta marca, el calentador para acuario Eheim no decepciona a los usuarios, pues su desempeño es eficiente en cualquiera de sus nueve tamaños.

Es decir que puedes elegir el termostato que necesitas para acuarios desde 20 litros hasta 1000 litros, conservando la temperatura adecuada que se ajusta fácilmente gracias al regulador con 0,5°C de precisión. 

Además, el revestimiento de cristal aumenta la superficie de calentamiento y distribuye la temperatura uniformemente para que en poco tiempo el agua se caliente. 

Por su parte, la sujeción está determinada por las ventosas dobles que prometen una adherencia firme a la superficie del acuario, sin olvidar que tiene un tamaño compacto, por lo que no afectará la apariencia del estanque. También, incorpora una luz piloto que indica si está encendido o no el termostato, complementando así su diseño funcional. 

 

Pros

Regulación: Este modelo permite regular con precisión la temperatura entre 18 y 34°C, ofreciendo un mayor rango de ajuste para recrear el hábitat de diferentes especies.

Diseño: El dispositivo es totalmente sumergible y por ello cuenta con protección contra funcionamiento en seco, además de tener un revestimiento para dispersar el calor de forma homogénea y sin afectar a los animales. 

Capacidad: El calentador de 75W es indicado para los acuarios de 60 a 100 litros de capacidad. Pero, si necesitas de otras potencias, esta marca cuenta con 9 tamaños diferentes para que escojas el adecuado para tu acuario. 

 

Contras

Conexión: El producto puede llegar con enchufe americano o inglés en determinados casos y de forma aleatoria. Sin embargo, con un adaptador puedes usarlo con normalidad.

Comprar en Amazon - Precio (€25,63)

 

 

 

Guía de compra

 

Con los datos más precisos puedes asegurar una buena inversión, especialmente si se trata del cuidado de tus mascotas y por esta razón hoy queremos explicar lo que necesitas saber sobre los termostatos para los acuarios. Estos dispositivos sirven para calentar el agua a la temperatura más adecuada, según las necesidades de los peces y demás animales acuáticos, así que continúa leyendo nuestra guía para comprar el mejor calentador para acuario y conoce los aspectos que debe tener el dispositivo elegido.

Potencia

Por tratarse de un equipo con termostato, la potencia es uno de los principales elementos que buscamos en una comparativa de calentadores para acuario, pues de este número dependerá la capacidad del dispositivo para calentar una determinada cantidad de agua.

Como regla general se cree que se necesita 1 watt por cada litro de agua, y en función de esta proporción los fabricantes ofrecen calentadores desde los 25W de potencia para los acuarios más pequeños hasta los 500 W para los estanques que superan los 500 litros, ofreciendo un desempeño eficiente y un calentamiento constante para que los animales sientan que están en su hábitat natural. 

 

Rango de temperatura

Relacionado con el aspecto anterior tenemos el rango de temperatura en que se puede ajustar cada calentador, siendo comunes los modelos que oscilan entre 20 y 34°C, mientras que otros dispositivos permiten regular la temperatura mínima en 18°C y la máxima en 34°C. 

En este sentido, es importante que el dispositivo tenga un sistema de ajuste sencillo, por lo que se recomiendan aquellos con diales para elegir la temperatura deseada, o mejor aún, los modelos digitales con controles externos que permiten graduar la temperatura sin sacar el dispositivo del acuario, ni mucho menos mojarse las manos o contaminar el agua con los restos de suciedad que pudieran estar en ellas. 

Asimismo, conviene que el calentador tenga un visor o una pantalla LCD para visualizar mejor la temperatura en que se encuentra funcionando y si existe o no alguna alteración con respecto a los valores predeterminados para su funcionamiento.

 

Materiales

Antes de ver cuánto cuesta un calentador para acuario debemos fijarnos en que esté elaborado con materiales de excelente calidad, pues ellos serán sometidos a altas temperaturas, así que deben ser resistentes al calor. Por otro lado, algunos modelos se deben sumergir en el acuario, por lo que su estructura debe ser completamente impermeable para no afectar los componentes internos.

Por esta razón, muchos de ellos cuentan con la protección IP68 para que el agua no penetre en su interior, además de estar fabricados con vidrio de cuarzo o vidrio resistente a altos impactos.

Estos productos también deben contar con una protección contra los animales porque hay algunos peces o animales acuáticos que sienten curiosidad por el aparato y pueden hasta morderlo, así que para evitar que los peces sufran alguna quemadura o shock eléctrico, estos deben tener un revestimiento resistente. 

 

Diseño

Si te preocupa la apariencia de tu acuario y los elementos que forman parte de él, debes saber que de los calentadores encontrarás diferentes formatos, algunos con un diseño discreto y alargado que apenas ocupará espacio dentro de la pecera. Otros pueden parecer tubos con una conexión de entrada y salida para acoplar las tuberías de agua cerca del filtro. De esta forma se calienta el agua que está ingresando al tanque.

Por lo general, estos son modelos externos que no necesitan sumergirse en el acuario y tienen un aspecto más básico y parecido a un control remoto, por lo que la estética queda en un segundo plano.

Sin embargo, las marcas especializadas en productos para acuario tienen propuestas interesantes de calentadores muy delicados y resistentes con revestimientos en color verde que pueden pasar desapercibidos dentro de la pecera, tanto para los animales que habitan en ella como para los visitantes que se detengan a admirar tus peces. 

Conexión

Como estamos buscando un dispositivo eléctrico es muy importante tomar en cuenta qué tipo de conexión incorpora y necesita, aún cuando sea un calentador económico, pues algunos pueden incluir enchufes de tipo americano o inglés lo que generaría un gasto adicional para comprar un adaptador.

Asimismo, muchos fabricantes hacen énfasis en la extensión del cable de alimentación, para proporcionar mayor comodidad en la instalación del calentador, así que lo más recomendable es que sea superior a los 1,5 metros y no sea una limitación a la hora de enchufarlo. 

En definitiva, la compra de un calentador para acuario no debe representar una preocupación si tienes claro lo que necesitas para tus peces, además de la apariencia que te gustaría que tuviera y el precio que estás dispuesto a pagar. Por ello, evalúa todos estos aspectos al momento de hacer tu compra y, seguramente, acertarás con un equipo funcional y con una relación calidad precio muy positiva.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo utilizar un calentador de acuario?

En un acuario se debe controlar el pH del agua, el cloro y los nitritos, pero si se tienen peces tropicales también debe ajustarse la temperatura del agua y para eso es necesario el calentador de acuario. Con este dispositivo se favorece también el crecimiento de la población bacteriana lo que permite, a su vez, una filtración biológica del agua para recrear las condiciones naturales del medio. 

Dependiendo de los diferentes diseños disponibles, puedes utilizar el calentador dentro o fuera del agua, revisando con frecuencia el nivel de la temperatura o el indicador que este trae, así como los avisos luminosos sobre la activación de algún error para vigilar que no se alteren las condiciones del agua.

 

Q2: ¿Qué calentador necesito para un acuario de 100 litros?

Un calentador de 100 W de potencia es suficiente para usar en los acuarios de 100 litros, de esta forma mantendrán una temperatura estable y sin fluctuaciones, pues se estima que 1 watt es necesario para calentar 1 litro de agua. Sin embargo, hay modelos de 75 W que se venden para peceras de 100 litros, por ello lo mejor es consultar las especificaciones del fabricante para saber cuánta es la capacidad del dispositivo. 

 

Q3: ¿Cómo reparar un calentador de acuario?

En Internet encontrarás muchos tutoriales y videos explicativos sobre cómo reparar la resistencia del calentador o cambiar el interruptor de este para que siga funcionando con normalidad. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que si no eres electricista y tampoco tienes muchas habilidades al respecto, lo mejor será buscar la asesoría técnica de un profesional o simplemente cambiar de calentador.

Recuerda que la electricidad y el agua combinados pueden resultar peligrosos para ti y tus peces. Así que investiga bien antes de empezar a manipular el calentador y desconéctalo rápidamente si no está funcionando bien, porque puede generar un shock eléctrico y dañar a los peces. 

 

Q4: ¿Cómo calentar el agua del acuario sin calentador?

Calentar directamente el agua del acuario no es recomendable si no cuentas con un dispositivo especializado, porque puedes alterar su pH o causar daños en los peces, pues no existe un control seguro de la temperatura. Pero, una técnica menos peligrosa y casera que puedes aplicar temporalmente, si no tienes calentador, es colocar agua caliente en botellas tapadas e introducirlas en el acuario sin que se rebose el agua de este. Con ello, el agua del estanque irá calentándose poco a poco para la seguridad de los peces. También necesitarás un termómetro para saber la temperatura que alcanzó el agua y verificar que sea adecuada para tus peces. 

 

Q5: ¿Dónde poner el calentador de acuario?

La colocación del calentador dependerá de su diseño, ya que puede ser externo o sumergible. En el primer caso, puede colocarse después del filtro del agua, mientras que si es sumergible deberás introducirlo y usar el sistema de fijación, como las ventosas para adherirlo a las paredes o al suelo del acuario, dependiendo de las instrucciones del fabricante. 

 

Q6: ¿Cómo saber si un calentador de acuario funciona?

La mayoría de los modelos que se venden actualmente en la categoría de calentadores de acuario incluye un indicador luminoso o un LED que nos muestra cuando está funcionando correctamente. Algunos incluyen una pantalla en la que aparece un mensaje de error en caso de que la temperatura descienda mucho o haya dejado de funcionar el dispositivo. Asimismo, el fabricante ofrece instrucciones sobre cómo reiniciar el equipo o corregir los errores más comunes. 

 

Q7: ¿Cómo funciona un calentador de acuario?

El calentador de acuario está compuesto por un sistema interruptor y el calentador en forma de espiral. Dicho sistema es el termostato, sensible al calor y que está formado por láminas de metal. 

Este mecanismo se dobla cuando el termostato alcanza una determinada temperatura al conectar el circuito eléctrico. La principal característica de este dispositivo es que es muy sensible y se activa cuando percibe una alteración de al menos 1°C. De esta forma se mantiene una temperatura constante en el interior del acuario.

En cuanto a la parte inferior del calentador, en esta se encuentra la resistencia eléctrica, generalmente en forma de espiral fabricada con cromo-níquel y que cubre una matriz de cerámica. 

Todo este sistema que compone el calentador va dentro de un tubo que puede ser de vidrio, acrílico, plástico, acero inoxidable u otro material resistente que evita que entre agua al mecanismo o que los peces sufran alguna quemadura si se acercan mucho al calentador.

Según algunos usuarios, si se mantiene correctamente el calentador este puede llegar a durar muchos años, siempre que se evite una manipulación inadecuada o se intente hacer una reparación en casa si este llega a fallar. Lo mejor será siempre acudir a un técnico especializado o a una tienda de mascotas donde venden estos dispositivos y pedir que revisen el calentador.

 

 

 

Última actualización: 29.02.20

 

Filtro de acuario – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Para poder garantizar en tu acuario un ambiente sano y seguro para tus mascotas, así como también las plantas, debes tener instalado un buen sistema de filtrado para que puedas atrapar las partículas contaminantes del agua antes de que regrese al tanque. Una buena opción es el modelo Hydor C01103, un filtro externo con una amplia capacidad, para que puedas instalarlo en tanques de diferentes tamaños. La segunda alternativa podría ser All Ponds Solutions CUV-207. Este modelo tiene integrada una luz ultravioleta con la que podrás eliminar bacterias, acumulación de algas y cualquier otro microorganismo que pueda poner en riesgo la salud de tus peces.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Los 8 Mejores Filtros de Acuario – Opiniones 2020

 

Los filtros de acuarios son necesarios para asegurar un ambiente con los parámetros y la higiene adecuada que garantice la buena salud de tus peces y en este listado podrás hallar algunas opciones llamativas con una atractiva relación calidad precio:

 

Filtro externo de acuario

 

1. Hydor 104I-HY/C01103 Filtro Exterior Prime 10

 

Entre sistemas de filtrado, el modelo de Hydor destaca por su capacidad, la cual le permite trabajar con tanques de entre 10 litros y 250 litros, para que tengas libertad al momento de escoger en dónde instalarlo.

Por otro lado, este filtro externo de acuario cuenta también con un motor potente, ya que puede mover un máximo de 650 litros de agua por hora, de manera que el ambiente dentro del tanque se mantenga oxigenado y con flujo constante de agua purificada para tus plantas y peces.

Además, al ser externo, el filtro tiene un diseño práctico en el que destaca una base de goma que servirá para evitar que se mueva de su sitio debido a la humedad o vibración del motor. Tiene unas dimensiones de 17,4 x 19,8 x 30,1 centímetros y su peso es de 308 gramos, para que puedas manipularlo con comodidad al momento de instalarlo.

Este modelo podría llegar a ser el mejor filtro de acuario del momento y aquí te presentamos sus pros y contras:

 

Pros

Capacidad: Tiene una capacidad amplia y potente para poder trabajar con acuarios de diferentes tamaños y ofrecer un desempeño óptimo dentro de sus parámetros.

Filtro: El material filtrante para el sistema ya viene incluido con la compra del equipo para que no necesites gastar dinero adicional.

Silencioso: Es más silencioso que otros modelos gracias a la base de goma amortiguadora.

Instalación: Su instalación en el acuario será sencilla y sin complicaciones, ya que está prácticamente listo para usar.

 

Contras

Difusor: No tiene boquilla difusora para poder disfrutar de la producción de burbujas, algo que podría hacerlo versátil.

Comprar en Amazon - Precio (€66,59)

 

 

 

Filtro UV de acuario

 

2. All Pond Solutions CUV-207 Filtro esterilizador de luz UV

 

All Ponds Solutions te ofrece un filtro UV de acuario que podrás instalar directamente en la pared si lo deseas, ya que cuenta con el kit de montaje y los tornillos correspondientes. Así podrás asegurar el sistema a una superficie confiable.

Tiene unas dimensiones de 23,8 x 9 x 7,6 centímetros con un peso de 998 gramos, siendo de tamaño compacto para no ocupar mucho espacio y puedas realizar su mantenimiento con comodidad.

Además, las opiniones coinciden en que podría ser el mejor filtro de acuario, ya que tiene integrada una bombilla de luz ultravioleta con la que podrá purificar el agua que pase a través del sistema y así devolverla segura para tus peces y plantas.

En cuanto a su capacidad, el equipo dispone de un motor con el que puede trabajar en tanques de un máximo de 4.000 litros de agua, según lo indicado por su fabricante.

All Ponds Solutions es, quizá, la mejor marca de filtros de acuario y ahora conocerás las ventajas y desventajas de este modelo:

 

Pros

Caída: La salida de agua ofrece una suave caída en chorro para tu acuario al momento de hacer circular el líquido, contribuyendo a la oxigenación.

Compatibilidad: Puede ser instalado tanto en acuarios de agua dulce como de agua salada sin inconvenientes.

Accesorios: Con su adquisición obtendrás sin costo adicional un tubo de cuarzo y la bombilla de luz UV, para que puedas usarlo apenas lo saques del empaque.

Montaje: Se incluye un kit de montaje para que puedas empotrarlo en la pared cerca del acuario con facilidad.

 

Contras

Manual: Una de sus desventajas es que el manual de instrucciones está en inglés, lo que podría complicar su uso.

Comprar en Amazon - Precio (€37)

 

 

 

Filtro de acuario interno

 

3. Tetra In Plus 300

 

Si necesitas un filtro de acuario interno, este modelo de Tetra In Plus podría interesarte. Se trata de un dispositivo de tamaño práctico y capacidad modesta para acuarios de tamaño pequeño y mediano.

Tiene un tamaño de 10,2 x 8,8 x 19,6 centímetros y su peso es de 200 gramos, por lo que será fácil para encontrar el rincón adecuado donde puedas instalarlo sin molestar a tus mascotas.

Además, el filtro de acuario tiene integradas ventosas que te permitirán colocarlo directamente sobre el cristal de cualquiera de las caras del tanque, evitando que debas modificar la estructura.

Respecto a su capacidad, este modelo está diseñado para trabajar con tanques que tengan entre 10 litros y 40 litros de agua, dado que tiene una potencia de 5 vatios. Por otra parte, se destaca que el sistema emplea esponja filtrante biológica en conjunto con carbón activo para poder purificar el agua y atrapar todos los agentes nocivos para la salud de tus peces.

Si aún no has podido decidir qué filtro de acuario comprar, te aconsejamos evaluar lo que te ofrece el equipo de Tetra In Plus:

 

Pros

Diseño: Este filtro tiene un diseño práctico, compacto y fácil de usar para que puedas instalarlo sin problemas.

Instalación: Tiene ventosas para que puedas montarlo sin la necesidad de herramientas y en apenas unos segundos.

Filtración: Filtra el agua utilizando esponja biológica y carbón activo, por lo que se garantiza un buen desempeño.

Tobera: La tobera de salida del agua puede girar a 180º para que dirijas su caída a donde prefieras.

 

Contras

Mantenimiento: Puede que este modelo llegue a requerir de un mantenimiento más frecuente que otros modelos.

Comprar en Amazon - Precio (€9,99)

 

 

 

Filtro mochila de acuario

 

4. AquaClear A6000

 

A600 podría ser uno de los mejores filtros de acuario del 2020, dado que emplea tres etapas para asegurarse de purificar el agua que circula dentro de tu acuario.

Específicamente, la primera etapa se denomina filtración mecánica, diseñada para atrapar partículas y residuos sólidos, seguida por la filtración química, mediante la que se absorben los malos olores y las impurezas presentes en el agua por los desechos de comida y de los mismos animales. La última etapa es la filtración biológica diseñada para reducir los niveles de amoníaco y nitritos en el agua, regularizando así su dureza para mejorar sus condiciones.

Además, este filtro mochila de acuario tiene un diseño práctico que aprovecha el potencial del sistema. Sus dimensiones son de 14,5 x 10 x 15 centímetros y tiene un peso de 680 gramos, siendo capaz de trabajar en tanques de hasta 114 litros con un flujo de 190 litros por hora.

Para poder determinar cuál es el mejor filtro de acuario, es importante conocerlo a fondo y aquí tienes más detalles acerca de este producto:

 

Pros

Filtración: Cuenta con tres etapas de filtrado para el agua de tu acuario, cada una con una acción específica para la purificación.

Instalación: Puede colocarse directamente sobre el borde del tanque, siendo fácil de instalar.

Flujo: El motor ofrece un flujo de 190 litros por hora, lo que mantendrá el agua circulando y oxigenada.

Uso: Los componentes y capacidad de este equipo lo hacen apto para acuarios de agua dulce y salada.

 

Contras

Ruido: Ya que la caída de agua es tipo cascada, esto puede producir ruidos molestos para el gusto de algunos usuarios.

Comprar en Amazon - Precio (€26,71)

 

 

 

Filtro para acuario de 20 litros

 

5. WilTec SunSun HBL-302 Filtro colgante 

 

Si necesitas un filtro para acuario de 20 litros, WilTec tiene una alternativa que quizá te sea de utilidad. Su modelo HBL-302 de la línea SunSun está diseñado para tanques de hasta 25 litros de capacidad, siendo apto para acuarios de tamaño pequeño.

Tiene integrado un motor de 3W con el que puede mover hasta 350 litros de agua por hora y gracias a su diseño tipo mochila, la salida de agua será modo cascada suave para no perturbar a tus peces.

Por otro lado, su tamaño es práctico con unas dimensiones de 14,4 x 11,4 x 4,1 centímetros  y un peso de aproximadamente 400 gramos para que puedas colocarlo fácilmente en el borde tu tanque. Por su parte, la bomba tiene un tamaño de 4,7 x 5 x 3,5 centímetros, siendo discreta y silenciosa. Además, el cable de alimentación tiene una longitud de 1,3 metros, para que tengas libertad al momento de escoger el lugar en donde vas a colocarlo.

Para algunos, este podría ser el mejor filtro de acuario de relación calidad precio, razón por la que te aconsejamos tenerlo en cuenta:

 

Pros

Regulador: Podrás regular la potencia de circulación de agua desde un mínimo de 20 litros por hora a un máximo de 350 litros por hora.

Filtrado: Hace uso de dos cartuchos de filtro de carbón con el que se atraparán las impurezas y malos olores del agua de tu acuario.

Mantenimiento: El mantenimiento es sencillo, ya que sus piezas pueden ser desmontadas sin necesidad de herramientas.

Compatibilidad: Podrás instalar este filtro en agua dulce o salada sin inconvenientes.

 

Contras

Esponja: Si deseas hacer uso de la esponja como agente filtrante, deberás adquirirla por separado.

Comprar en Amazon - Precio (€5,82)

 

 

 

Filtro de acuario Eheim

 

6. Eheim Pickup 160 Filtro Interior

 

Pickup 160 es un filtro de acuario Eheim que destaca por entregarse listo para usar, dado que cuenta con el sistema de filtrado y sus componentes previamente instalados, así como también un par de ventosas para adherirse al cristal del acuario con facilidad.

Tiene un diseño práctico y cómodo de manejar con unas dimensiones de 7 x 8 x 22 centímetros para ocupar poco espacio dentro de tu tanque y no afectar la armonía de tus mascotas y plantas. Asimismo, se comenta que el motor es bastante silencioso y no afecta o molesta en lo absoluto, incluso si se mantiene encendido de noche.

Por otra parte, se destaca su fácil mantenimiento, ya que el diseño de la carcasa permite que puedas desmontarlo con tus manos, para así retirar la suciedad acumulada y lavar las esponjas. Esto garantizará un flujo sin pérdida de potencia, así como también un desempeño más apreciable y una mejor salud para tus peces.

Eheim te ofrece una opción llamativa que tiene, además, funciones muy útiles para el cuidado de tu acuario:

 

Pros

Diseño: Es un filtro de diseño discreto y compacto que podrás ubicar sin problemas dentro de tu tanque para el tratamiento del agua.

Capacidad: Está recomendado para acuarios de entre 60 litros y 160 litros de capacidad para un caudal de agua de entre 220 litros a 500 litros por hora.

Ventosas: Cuenta con ventosas para adherirse a la superficie del tanque con seguridad.

Silencioso: Se ha destacado el bajo nivel de ruido que produce el filtro al estar encendido, por lo que no causa molestias.

 

Contras

Enchufe: Ten en cuenta que viene con enchufe inglés y para poder usar el continental, deberás quitar el tornillo de la base.

Comprar en Amazon - Precio (€24,95)

 

 

 

Filtro para acuario de 100 litros

 

7. WilTec SunSun HBL-802 Filtro colgante para remolque

 

El modelo HBL-802 de la línea SunSun corresponde a un filtro para acuario de 100 litros que tiene un motor de 6W con el que puede hacer circular un máximo de 500 litros de agua por hora, siendo muy práctico para el mantenimiento diario de tu acuario.

Es de tipo colgante para una sencilla instalación que, además, ofrece un sistema de ajuste de flujo de agua que regulará tanto la succión como la salida para adecuarse al tamaño de tu tanque.

Respecto a su diseño, el filtro presenta un tamaño de 13,5 x 27 x 28 centímetros y tiene un peso de 1,7 kilogramos. Está fabricado en plástico resistente y podrá soportar golpes o arañazos para mantenerse como nuevo por más tiempo.

Otra de sus ventajas es que el sistema de filtrado ya está preparado para ser utilizado, evitando que debas invertir dinero en componentes biológicos después de adquirir el filtro.

Analizar las ventajas y desventajas de cada modelo te ayudará a tomar una mejor decisión de compra. Ahora, echa un vistazo a las del filtro de WilTec:

 

Pros

Personalización: Podrás, además de los agentes filtrantes incluidos, integrar otros de tu preferencia, tales como zeolita o anillos de filtro.

Compatibilidad: No tendrás problemas de desempeño sin importar que lo instales en tanques de agua dulce o salada.

Mantenimiento: A diferencia de otros, éste no requiere un mantenimiento tan regular, ya que puede pasar un mes completo sin necesitarlo.

Silencioso: Es silencioso a pesar de su capacidad para no causar incomodidades en casa.

 

Contras

Peso: Es un poco pesado en comparación con otros, por lo que te aconsejamos instalarlo con cuidado.

Comprar en Amazon - Precio (€19,69)

 

 

 

Filtro biológico para acuario

 

8. Sera 8471 Medio Filtrante Biológico Auto Limpiante de Alto Rendimiento

 

Si tu interés se centra en un filtro biológico para acuario de los más baratos, la marca Sera podría tener un producto que te será de utilidad para complementar tu ecosistema.

El paquete 8471 contiene un total de 145 gramos de anillos filtrantes biológicos que podrás colocar dentro del filtro de tu acuario para mejorar su desempeño y también crear las condiciones idóneas para el crecimiento de bacterias beneficiosas para el ecosistema. Estas bacterias serán capaces de degradar sustancias orgánicas, tales como desechos y restos de comida.

Los anillos filtrantes tienen un diámetro de 1,5 centímetros cada uno, por lo que primero deberás tener en cuenta el tamaño del depósito de tu filtro antes de adquirirlos. Cuentan con una superficie porosa tridimensional que servirá como acogida para las colonias de bacterias y son autolimpiantes, para que puedas disminuir la regularidad del proceso de mantenimiento de tu acuario.

Al ser una de las opciones más baratas, esta alternativa podría ser una buena opción en filtros para acuarios si no quieres gastar demasiado:

 

Pros

Estructura: Los anillos ofrecen túneles y poros para la formación de biopelículas necesarias para el desarrollo de las bacterias.

Degradación: Los efectos de degradación también afectan a las bacterias muertas para evitar la obstrucción de los poros.

Uso: Para usarlas, solamente tendrás que llenar tu filtro con los anillos, encenderlo y listo, el sistema biostart comenzará a trabajar inmediatamente.

Caudal: Al usar estos anillos, no se afectará el caudal de agua gracias al tipo de estructura.

 

Contras

Filtro: Debes saber que este producto no incluye el filtro de acuario, sino que se trata de un componente filtrante.

Comprar en Amazon - Precio (€16,9)

 

 

 

Accesorios para acuario

 

Esponja para filtro de acuario

 

Naisicatar SamGreatWorld Esponja filtro para acuario

 

La esponja para filtro de acuario debe ser reemplazada cuando ésta ya ha llegado al punto de no realizar bien el trabajo o hallarse demasiado sucia y es ahí cuando productos como el de Naisicatar son más que útiles.

La esponja tiene unas dimensiones de 50 x 50 x 2,5 centímetros, el cual podrás recortar a tu gusto y necesidad según el sistema de filtrado o dónde quieras colocar esponja.

Además de esto, se destaca que el material de la esponja ofrece permeabilidad y la densidad adecuada para permitir el crecimiento de bacterias benignas para la filtración biológica del agua, ofreciendo un ambiente más sano y seguro para tus peces.

Comprar en Amazon - Precio (€3,37)

 

 

 

Guía de compra

 

Si buscas una comparativa de filtros de acuario, podrás notar que existen algunos aspectos cruciales que deben ser estudiados antes de escoger cuál adquirir. En esta guía para comprar el mejor filtro de acuario podrás conocer cuáles son para que puedas invertir en el más adecuado para tu tanque.

Tipo de filtro

Es probable que, si buscas un modelo económico, lo primero que necesites revisar es el tipo de filtro, ya que existen diferentes sistemas según su instalación y componentes.

Básicamente, podrás escoger entre cuatro tipos de filtro: interno, externo, de esponja y de caja. Por lo general, los más populares suelen ser los dos primeros debido a su fácil instalación y el desempeño general que ofrecen.

Además, el mercado de filtros internos y externos para acuarios es bastante amplio, ofreciendo modelos de diferente capacidad para que puedas adquirir el que mejor se desempeño según el tamaño de tu tanque o la cantidad de agua que tenga.

En el caso de los modelos internos, estos suelen ser sencillos de instalar y solo deben conectarse a una toma de corriente para comenzar a filtrar el agua, provocando al mismo tiempo la circulación de esta dentro del tanque. Lo mismo podría decirse de las unidades externas, solo que estas suelen ofrecer, además, una caída de agua para causar un efecto relajante.

 

Diseño estructural

Otro de los aspectos que pueden influir en su desempeño y también en cuánto cuesta determinado modelo es su diseño estructural. Dependiendo de la capacidad del filtro, su tamaño puede verse afectado, razón por la que debes considerar el tamaño de tu acuario antes de escogerlo. Así evitarás ocupar demasiado espacio dentro de tu acuario e incomodar a tus peces.

Por otro lado, el diseño también determina cómo se puede instalar el filtro, ya sea en la parte interna bajo el agua, sobre el borde o incluso empotrado en la pared cercana. Esto es importante, ya que si no tienes el espacio necesario, esto podría afectar su funcionamiento o también imposibilitarlo.

Además de esto, considerar el tipo de salida de agua no estaría de más, dado que una caída demasiado alta o ruidosa podría llegar a ser molesta tanto para los animales como para ti.

 

Capacidad y potencia

La capacidad y potencia del filtro de acuario de tu interés también es de vital importancia para que puedas aprovechar al máximo tu inversión.

Al momento de analizar las diferentes opciones que te ofrece el mercado en esta categoría, primero debes conocer el tamaño de tu acuario, así como también la cantidad de agua que alberga. Esto deberás basarlo en la capacidad del filtro para hacer circular el agua dependiendo en la cantidad de litros por hora.

Según lo recomendado, cuando vayas a escoger un filtro, éste debe superar la circulación de agua en al menos unas tres veces la cantidad almacenada en el tanque para asegurar la correcta oxigenación y purificación del líquido.

 

Componentes de filtrado

La siguiente característica se centra en los componentes del sistema de filtrado del dispositivo. Como sabrás, puedes escoger entre diferentes agentes filtrantes para tu acuario en base al tipo de agua, parámetros preferidos o también tipo de organismo viviente en el ecosistema.

Afortunadamente, existen filtros de acuario que pueden trabajar con diferentes agentes al mismo tiempo, de manera que podrás atacar los elementos perjudiciales presentes en el agua sin descuidar alguno.

Asimismo, podrías incluso adquirir modelos que empleen varias etapas de filtrado según el tipo de desecho. Así te asegurarás de ofrecerle a tus peces y plantas un ambiente sano donde crecer y desarrollarse.

Mantenimiento y cuidados

Por último, la característica importante que debes considerar cuando revises los modelos de filtros de acuario es el mantenimiento y cuidados requeridos por el sistema.

Normalmente, esto suele depender tanto del tipo de agente filtrante como de la capacidad del equipo. Por lo general, mientras más pequeño es el filtro, su limpieza deberá ser realizada con mayor regularidad, ya que acumula suciedad con más facilidad.

Por otro lado, al verificar este aspecto, no debes olvidar que, para poder limpiar adecuadamente un filtro debes ser capaz de quitar los desechos acumulados en todos los tubos y rincones, razón por la que te aconsejamos escoger un modelo que pueda desmontarse con facilidad. Esto te ayudará a terminar el trabajo en menos tiempo, con menor esfuerzo y más facilidad.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo utilizar un filtro de acuario?

Antes de instalar tu nuevo filtro de acuario, primero debes saber de qué tipo es, ya que esto influye en sus requerimientos de ubicación. Básicamente, existen tres tipos de sistema de filtrado: interno, externo, de esponja y de caja, aunque estos últimos ya casi no se emplean en acuarios modernos.

Dependiendo de su tipo, tendrás que encontrar la posición adecuada dentro o fuera del acuario para evitar que tus peces puedan verse afectados negativamente por su presencia. Asegúrate de que la presión de agua es adecuada y el caudal de expulsión no es demasiado alto, ya que esto podría lastimar a tus mascotas o a las mismas plantas del acuario.

Asimismo, teniendo en cuenta el tipo de filtro, deberás aplicar el tratamiento de limpieza y mantenimiento requeridos, ya sea lavándolo con frecuencia, cambiando los agentes filtrantes o reponiendo componentes esenciales.

 

Q2: ¿Cómo hacer un filtro casero de acuario?

Si quieres fabricar un filtro de interior sencillo para tu acuario, primero necesitarás adquirir una bomba con la potencia suficiente para aspirar y expulsar el agua y adaptarla para que trabaje en conjunto con una esponja que sirva de sistema de filtración.

Lo primero que debes hacer es conseguir un tubo de plástico con el tamaño adecuado para insertarse alrededor de la boquilla de aspiración. Con un destornillador puedes abrir agujeros alrededor del tubo hasta la altura donde va a estar insertado dentro de la esponja, ya que así podrás aspirar el agua con mayor facilidad.

Ahora, conecta el tubo con la esponja a tu bomba y colócala en una de las caras de tu acuario bajo el agua haciendo uso de las ventosas.

 

Q3: ¿El filtro del acuario tiene que estar funcionando siempre?

Sí, según lo indicado por expertos, el filtro del acuario debe permanecer encendido todo el tiempo que sea posible, dado que existen bacterias aerobias que perecen al momento de cortar el flujo de oxígeno dentro del agua, lo que puede afectar negativamente la salud de tus peces y plantas.

 

Q4: ¿Para qué sirve el carbón en el filtro del acuario?

El carbón activo que se encuentra dentro de algunos sistemas de filtrado de agua para acuarios tiene como finalidad principal el actuar como una esponja de seguridad capaz de atrapar todas las partículas y químicos nocivos que se producen dentro del acuario por los desechos y los restos de comida.

Específicamente, el carbón activo puede absorber químicos pesados tales como metales, medicina o toxinas que puedan estar en el agua, ayudando así a mantener la pureza y los niveles de acidez seguros.

 

Q5: ¿Cuántos litros por hora debe mover un filtro de acuario?

Según las recomendaciones de algunos usuarios y expertos en acuarios, es recomendable que el filtro que coloques en tu tanque sea capaz de mover un aproximado de tres a cinco veces toda el agua del acuario por hora. Esto garantiza una correcta oxigenación para mantener equilibrado el sistema ecológico interior.

 

Q6: ¿Cómo colocar la entrada y salida del filtro de acuario?

Por lo general, los filtros de acuario incluyen estas piezas con su compra, para que no debas adquirirlas por separado y para poder ubicarlas correctamente, solo debes identificar cuál pieza va dónde, colocarlas tanto en la entrada como en la salida del filtro y proceder a probar su funcionamiento.

Algunos aconsejan colocar la salida de agua cerca del calentador si se tiene uno en el acuario, para así mantener una temperatura constante en el agua circulante.

 

Q7: ¿Qué es mejor, un filtro de acuario biológico o UV?

Los filtros biológicos son aquellos que se crean dentro del mismo acuario, es decir, forman parte del ecosistema y se mantienen de forma prácticamente autosuficiente, evitando que debas aplicar limpiezas o cambios de repuestos constantemente.

Sin embargo, los filtros de acuario UV están diseñados para usos específicos, ya que este tipo de luz es capaz de matar colonias de bacterias, tratar enfermedades, purificar el agua, etc.

Por lo tanto, primero debes determinar la utilidad que le vas a dar al filtro para poder escoger el más adecuado para ti y tu tipo de acuario.

 

Q8: ¿Cómo limpiar el filtro del acuario?

Esto dependerá del sistema que hayas instalado. En caso de que estés lidiando con un filtro interno, lo recomendable es hacerlo al menos una vez cada dos semanas. Asegúrate de desconectarlo de la corriente antes de manipularlo para evitar accidentes. Retira todas las piezas y limpia cada una en profundidad con agua corriente y un cepillo. Así podrás quitar fácilmente cualquier acumulación de algas o suciedad antes de volver a colocarlo en su sitio.

 

 

 

Última actualización: 29.02.20

 

La imaginación no tiene límites y puede ser desarrollada de muchas formas, como en el caso de las decoraciones, de esta manera, podemos encontrar objetos singulares que fueron creados por el ingenio de las personas a partir del reciclaje. Tal es el caso de una pecera diseñada usando un ordenador obsoleto de la reconocida marca Apple, específicamente el iMac Apple G3, que fue convertido en el iMac Aquarium. En este artículo te daremos detalles de sus características y proceso de creación.

 

Si te preguntas por qué fue utilizada específicamente esta marca y modelo de monitor, entonces debes saber que principalmente es debido a su diseño de carcasa transparente, que a pesar de haber sido un equipo lanzado al mercado a finales de los años noventa, todavía hoy es considerado como uno de los monitores más llamativos de la historia de la marca.

En este sentido, esta pecera no solamente es un artículo único, sino que también es un proyecto amigable con el medio ambiente, porque en su fabricación son utilizadas diversas piezas que ya no cumplían ninguna función y estaban listas para ser desechadas. Sin embargo, las razones que llevaron a crear una pecera en el interior de este ordenador son más interesantes.

 

Historia de la pecera iMacAquarium

Jake Harms es el creador de esta innovadora y particular pecera, la idea surgió después de que en su lugar de trabajo le pidieran deshacerse del mencionado equipo, debido a que no cumplía con las condiciones necesarias para seguir funcionando de manera óptima en la oficina.

Sin embargo, Jake prefirió llevárselo a su casa en vez de tirarlo, porque pensó que podría encontrar una forma de sacarle provecho. En este sentido, estaba en lo correcto, ya que el resultado fue realmente singular y creativo. Después de inspirarse en imágenes encontradas en diferentes páginas de internet, decidió fabricar su propia pecera.

Al finalizar con la fabricación se dio cuenta de que el resultado había sido mejor de lo esperado, por lo que fabricó otra pecera a petición de un amigo cercano y a partir de allí el objeto fue ganando popularidad hasta que las personas alrededor del mundo comenzaron a interesarse por su diseño.

 

 

Las 5 mejores características de una pecera iMacAquarium

Esta pecera cuenta con 5 grandes características pensadas para brindarles a los peces un lugar cómodo y agradable para habitar. De esta manera, puede destacar por encima de otros modelos elaborados a partir de materiales reciclados, de hecho, es considerada por muchos como la mejor pecera elaborada con material reciclado.

 

1. Recipiente

Una de las piezas principales de esta pecera es su recipiente, por ser el sitio que albergará a los diferentes peces, de allí la importancia de contar con un espacio amplio y de gran capacidad, que les permita vivir y desarrollarse en un ambiente cómodo donde puedan desplazarse libremente. 

En este sentido, este modelo tiene una capacidad de 13 litros de agua aproximadamente y está elaborado en acrílico transparente para brindar una óptima visibilidad, además, el material no afecta la salud de los peces y puede ser moldeado fácilmente para ser adaptado a las curvas del diseño de la carcasa.

 

2. Carcasa

En el caso de la carcasa, es necesario realizar un proceso de limpieza y renovación de sus piezas para garantizar su brillo y durabilidad. Asimismo, podrás escoger entre una gran cantidad de colores originales de la marca, para combinar la pecera según tu decoración.

Entre los colores disponibles se encuentran el aqua, rosa, blanco, verde limón, naranja, flower power, índigo, rojo rubí, gris grafito y púrpura. Cabe mencionar, que la parte inferior de la carcasa puede ser personalizada para almacenar otros objetos, tales como suministros para el recipiente o la comida para los peces.

 

3. Filtro

Para el diseño de esta pecera, también fue necesario adaptar un filtro de malla de doble cara, que incorpora carbón activado en su interior para mantener las condiciones de higiene necesarias para los peces, lo que te permitirá crear un ambiente más sano y seguro en comparación a otros modelos.

En este sentido, tiene una bomba de aire perteneciente al filtro, que viene completamente cableada con sistemas de seguridad, por lo que no hay peligro de que ocurran fallas eléctricas, además, los repuestos son fáciles de encontrar.

 

4. Iluminación

En lo que se refiere a la iluminación, usa una tira de luz LED resistente al agua, que permite iluminar todos los rincones de la pecera para ofrecer una gran imagen desde el exterior, sobre todo en lugares oscuros o con poca luz.

Tiene un interruptor de pequeñas dimensiones en la parte trasera para encender o apagar la luz según tu gusto. Además, funciona enchufada a la corriente eléctrica con una tensión entre 110 y 120 voltios.

 

 

5. Diseño único

Para lograr el singular aspecto exterior, la carcasa y todas sus piezas han sido sometidas a varios procesos de pulido para lograr que recobre el brillo perdido a través de los años desde su creación, de esta forma queda más parecido al ordenador original y hace lucir su contenido.

Cabe mencionar, que esta pecera incluye en la parte inferior un acceso adicional a la corriente, que permite agregar otro tipo de accesorios que requieran de energía eléctrica para funcionar, como una luz alternativa o calentador de agua.

 

Modding: Otra forma de convertir un ordenador en una pecera

La tecnología cada día nos sorprende más por las posibilidades que ofrece para crear e innovar. Es es el caso del modding, el arte de modificar y transformar la estética y funcionamiento de un ordenador.

La marca GIGABYTE creó el interesante proyecto AORUS, que consiste en la posibilidad de convertir un CPU en una pecera, pero con las funciones principales óptimas para trabajar, estudiar o jugar con solo agregar extensores a los cables del monitor, ratón y teclado.

Esta idea permite tomar todos los componentes que conforman un CPU e introducirlos en una pecera con aceite mineral, lo que no solo mantendrá una temperatura adecuada para todas las partes, sino que ofrece un resultado muy atractivo. Además, con el uso de esta técnica puedes agregarle a tu CPU múltiples accesorios, como luces de neón, sopladores de acuario para hacer burbujas, figuras marinas, entre otras.

En la feria más importante de tecnología de Asia, llamada Computex, fue presentado en 2018 un modelo de pecera dividida en dos partes, una base con el líquido especial para los componentes de un CPU en óptimas condiciones de funcionamiento y la parte de arriba con agua, peces y un ecosistema equilibrado.

 

Última actualización: 29.02.20

 

La crianza de peces es una actividad muy atractiva, sobre todo porque parece fácil, pero muchas personas llegan a sentir frustración ante la muerte de los peces a sólo unos días de haberlos adquirido. En la mayoría de casos, esto es debido a la falta de conocimiento sobre el tema.  Todos los seres acuáticos son muy sensibles a cualquier cambio, por lo que hemos preparado esta guía para mantener saludables a los peces de tu acuario, que esperamos te sea de gran ayuda si eres principiante pero quieres convertirte en un experto de la acuariofilia.

 

Aunque tener bajas, pérdidas o muertes de peces en el acuario es más común de lo que podemos pensar, no debe ser tomado como algo normal, sino que es imprescindible encontrar las razones y corregir los errores, para mantener saludables a nuestras mascotas, que de una u otra manera nos hacen sentir acompañados. Veamos a continuación algunos consejos que aportan los veterinarios y otros expertos. 

 

Estabiliza el agua antes de introducir los peces

Aunque compres la mejor pecera del momento, esto no garantiza la buena salud de tus peces, por esta razón, es recomendable que no te dejes llevar por la emoción del momento, sino que realices todo lo necesario para estabilizar el agua antes de introducir las mascotas acuáticas. 

Nos referimos a los parámetros básicos, entre los que destaca el ph, es decir, el grado de acidez del agua. Este dato es muy importante, puesto que la vida de los peces puede ser afectada gravemente. Si cuentas con un medidor y el resultado es 7, entonces tienes un agua neutra. Mientras más bajo sea el número, significa mayor acidez. En este sentido, es bueno preguntarle a un experto las necesidades de los peces al momento de adquirirlos, debido a que no todos están preparados para cualquier tipo de ph.

Otra característica fundamental es la dureza del agua, que corresponde al nivel de minerales presentes en ella. Dicho de otro modo, el agua es considerada más dura en la medida en que tenga más sales de magnesio y calcio. Es bueno investigar si en tu comunidad tienes agua dura o blanda, para saber si es apta para tus peces o por el contrario resulta perjudicial, en algunos casos, será necesario tratarla antes de introducirla en la pecera.

Por otro lado, un hecho que a veces pasamos por alto y es de suma importancia es la temperatura del agua. Cuando los peces están en la tienda de mascotas, ya están acostumbrados a la temperatura y demás parámetros de ese acuario, por lo tanto, es bueno preguntar a qué temperatura está el agua. De esta forma, puedes proporcionar a tus mascotas el mismo nivel de calidez cuando los lleves a tu pecera.

 

 

Controla los niveles de amoníaco

Algunos expertos en acuariofilia afirman que los principiantes deberían comenzar con un acuario pequeño, puesto que es más sencillo para realizar el mantenimiento. Muchas personas siguen este consejo y sin embargo los peces se enferman y mueren, esto es debido a una alto índice de amoníaco en el agua.

El amoniaco surge naturalmente en la pecera a causa de los excrementos de los propios peces, pero también por restos de comida. Mientras más pequeño sea el acuario, más probabilidades hay de que aumenten los niveles de este compuesto, debido a que hay muy poca agua.

Es posible evitar esto utilizando bacterias, que se encargan de hacer que el amoniaco sea menos dañino. Además, puede ser recomendable cambiar semanalmente el 30 % del agua, dependiendo del tipo de acuario y la cantidad de peces. Si encuentras que tu pecera tiene demasiado amoniaco, entonces puedes pensar en disminuir las porciones de alimentos o la frecuencia. Para esto último será necesaria la opinión de tu veterinario.

Otra forma interesante de sacar el amoníaco de la pecera es aumentando la aireación del agua, para eliminar el compuesto NH3 a través de las burbujas. En este caso, es importante quitar la tapa del acuario durante el proceso para eliminar los gases de forma natural.

 

Incluye plantas vivas en el acuario 

A pesar de que parece más fácil colocar las plantas artificiales que trajo el acuario como accesorios al momento de comprarlo, la verdad es que las plantas vivas son más saludables para los peces, ya que crean un ecosistema parecido al natural e intervienen en el ciclo de vida de todo el conjunto de organismos presentes.

La principal característica de las plantas es que son capaces de absorber fosfatos, nitratos y amoníaco, de manera que funcionan como un filtro natural. Pero hay otros beneficios adicionales, ya que con la presencia de luz, absorben el dióxido de carbono y lo convierten en oxígeno. Asimismo, son una buena contraparte para las algas, ya que se alimentan de los mismo nutrientes, por lo que mantienen un equilibrio en el agua. 

Vale la pena recordar que el agua del grifo contiene cloro, que resulta perjudicial para los peces, por lo tanto, debemos utilizar algún método seguro anti-cloro antes de introducir los peces por primera vez, así como al cambiar el agua durante el mantenimiento.

 

 

Toma todas las precauciones al momento de limpiar el acuario

La limpieza es primordial para la buena salud de los peces, ya que la acumulación de moho y hongos pueden destruir el ecosistema, produciendo daños fatales en los animales acuáticos. Sin embargo, la pulcritud total también es perjudicial, puesto que elimina algunas bacterias que son necesarias para el equilibrio del ecosistema. En este sentido, es recomendable hacer una limpieza parcial cada 15 o 30 días, pero es muy importante observar el aspecto del agua, debido a que no todos los acuarios funcionan igual.

La presencia de detergentes y otros productos domésticos de limpieza, en realidad pueden ser un potente veneno para los peces, pero no para los humanos, por esta razón, cada vez que introduzcas tus manos en la pecera deberías lavarlas correctamente, sin dejar restos de jabón en ellas.

Hay un enemigo silencioso de los peces que deteriora su salud rápidamente y puede causar muchas bajas en tu pecera, nos referimos a la nicotina. Si eres fumador, lo más conveniente es que laves tus manos profundamente antes de introducirlas, ya sea que vayas a limpiar u organizar los accesorios.