Última actualización: 25.01.21

 

Una de las cosas que tenemos que pensar después de hacernos con un caballo o una yegua nueva es ponerle nombre. Algo difícil si buscamos un término que tenga sentido especial o que sea algo más que un simple apelativo. Por suerte, hay muchas opciones interesantes disponibles, así como diferentes formas de elegir ese nombre.

 

Si eres aficionado a las carreras de caballos, seguramente te hayan llamado la atención los nombres tan particulares que se les ponen a estos animales. Algo que, a veces, tiene que ver con la suerte que se necesita en las carreras, mientras que otras veces está relacionado con la estirpe de la que procede. Sin embargo, cuando se trata de ponerle nombre a nuestro propio caballo, la cosa se complica un poco. Pensemos que son muchas las opciones existentes y que seguramente queramos un nombre que defina a nuestro animal o bien que le dé un toque de gracia.

Por eso, te queremos echar una mano ofreciéndote algunos nombres de yeguas y caballos interesantes, ya sea porque son nombres indios, griegos o procedentes de otras culturas, bien porque son nombres de caballos famosos o simplemente por ser nombres conocidos y habituales. Justo lo que necesitas saber antes de abrir unas botellas de champagne marcas reconocidas y celebrar el particular bautizo de tu nueva montura.

Nombres de caballos

Uniendo los diferentes aspectos que hemos mencionado, estas serían nuestras ideas de nombres para caballos. Un listado donde tenemos desde nombres más comunes a otros inspirados en cine, literatura e incluso la mitología, entre otros orígenes.

Lucky: en alusión a la suerte. Un nombre muy habitual en los caballos de hipódromo.

Especial: para quienes quieren darle un toque distinto al nombre sin muchos problemas.

Chiqui: un apelativo cariñoso y muy interesante, muy frecuente en Andalucía.

Chocolate: perfecto para los caballos marrones, en todo o en parte, así como para el caballo castaño, de cuerpo marrón rojizo y crines y cola negra.

Rayo: todo un clásico, muy adecuado para los caballos más rápidos.

Tozudo: ideal para ese caballo empeñado en pegarse siempre al pastor eléctrico y que no hace mucho caso.

Espartaco: un nombre procedente de la famosa novela de la antigua Roma y también interesante para tu montura.

Pegaso: este nombre procede de la mitología griega y hace alusión al caballo alado de Zeus nacido de la sangre de Medusa, después de que Perseo le cortase la cabeza.

Rocinante: Un nombre muy conocido en España por ser el caballo de Don Quijote de la Mancha.

Bucéfalo: Otro nombre famoso, por ser el del caballo de Alejandro Magno. Significa “cabeza de buey” y es uno de los nombres más conocidos de la antigüedad.

Talentoso: idóneo para los caballos destinados a moverse por el campo o a realizar concursos de saltos.

Trueno: adecuado para los caballos que se reconocen por su alta velocidad de movimiento.

Carbón: si tienes un caballo negro, no hace falta explicar mucho más al respecto.

Andaluz: para quienes tengan un caballo de esta raza o bien un animal procedente de esta zona de España.

 

Nombres de yeguas

Tal como hemos hecho para los caballos, también tenemos algunas ideas con las que darle nombre a una yegua. De nuevo, los orígenes de estos nombres, así como sus significados, son tan diversos como las personalidades que pueda tener el animal.

Dulcinea: aunque no era propiamente de una yegua, el nombre de este personaje de El Quijote también puede ser bueno para tu animal.

Brisa: un nombre clásico entre las yeguas, especialmente las de carácter apacible.

White Sorrel: Este nombre es de una yegua que pertenecía a un noble inglés. Aunque el rey Guillermo III la deseaba, solo pudo quedársela tras el misterioso asesinato de su dueño. Lo peor es que Guillermo III murió precisamente… tras caerse de esta yegua.

Nevada: un apelativo interesante para aquellos animales de color blanco o cuyo pelaje tenga tonalidades claras.

Amatista: el mundo de la joyería ofrece muchas posibilidades para darle nombre a una yegua. Como ideas, también puedes llamarla Turquesa o Rubí, por ejemplo.

Furia: muy adecuado para aquellas yeguas reconocibles por su carácter y su intensidad.

Duquesa: otro de esos nombres clásicos para las yeguas, casi el equivalente al Bobby en los perros.

Mostaza: para aquellos animales de pelaje amarillo o anaranjado.

Princesa: otro clásico cuando se trata de buscar nombres para yeguas.

Frida: un nombre que sirve como homenaje y recordatorio a la genial pintora mexicana Frida Khalo.

Cómo buscar nombre para un caballo

Si después de haber leído estas propuestas todavía no tienes claro qué nombre ponerle a tu caballo, vamos a dejarte algunos consejos, para que te sea más fácil dar con la mejor idea.

Uno de los elementos que más fácil hace elegir un nombre para un animal en general, y para un caballo en particular, es su aspecto físico. Cuestiones como el color del cabello son una fuente considerable de nombres para elegir. Algo parecido pasa con el carácter que tenga el caballo, de modo que es fácil elegir el adjetivo que descubra esa actitud destacada de la personalidad del animal como su nombre.

Otra opción disponible es la de elegir el nombre del padre o la madre, según sea un caballo o una yegua, acompañado de un número que indique la generación correspondiente. Si el padre se llama Apolo y es la segunda generación, hablaríamos del caballo Apolo Segundo. Como alternativa, también podemos elegir el nombre mezclando parte del nombre del padre y de la madre. El problema de esta solución es que los resultados pueden acabar convirtiéndose en un jeroglífico o un término más bien confuso. Pero como idea, no está mal probar, para ver lo que sale.

Finalmente, si sigues sin tener idea, puedes probar a documentarte un poco más. Existen numerosas fuentes en las que encontrar posibles nombres para tu nuevo caballo, tales como obras literarias o de teatro, películas, etc. También en la red existen listados extensos, con decenas de opciones para elegir. Todo es cuestión de buscar.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments