Última actualización: 16.06.19

 

Rascadores para gatos – Guía de Compra y Comparativa en 2019

 

Si te agradan los gatos y disfrutas de su compañía, debes saber que sus uñas cumplen una importante función relacionada con su instinto natural de cazador, y a través de ellas se defienden, pueden escalar, rascarse, liberar estrés, marcar su zona territorial y hasta estirar sus músculos, y por esa razón buscan cualquier objeto o superficie para afilarlas. Los rascadores para gatos son ideales para enseñarle a estos animales donde pueden rascar y afilar sus garras, ya que están hechos de materiales adecuados para realizar este acto. Entre los rascadores con mejores opiniones positivas de los usuarios de la web, te recomendamos el modelo  RHRQuality Corner Coon, con un tamaño de 1,51 metros de altura y polos de sisal muy gruesos, ideal para gatos de razas grandes. Otro modelo interesante es el Songmics PCT86G, que cuenta con un espacioso escondite, varias plataformas y accesorios para juegos, para que tu mascota pase horas divirtiéndose con su rascador.

 

 

Opiniones sobre los mejores rascadores para gatos

 

Para ayudarte a buscar el mejor rascador para tu gato, hemos realizado una selección de los productos más recomendados por los usuarios, dadas sus múltiples ventajas, ya que además de darle un lugar para afilar sus uñas, le proporcionan espacios para descansar y para entretenerse.

 

Rascadores para gatos grandes

 

RHRQuality Corner Coon

 

Si estás buscando el mejor rascador para gatos te presentamos este modelo de RHRQuality, porque es de gran tamaño y con una altura de 1,51 metros, robusto, con polos de sisal de 12 cm de grosor, fabricado con materiales resistentes y duraderos, pues los tableros están hechos con MDF y se tapizaron con felpa gruesa y suave, para que tus gatos estén cómodos y tranquilos.

Sus gruesos rascadores han sido cubiertos en sisal natural, ya que son troncos rellenos con plástico ABS y rosca moldeada M8, ideal para que tus gatos puedan afilarse las uñas siempre que lo deseen, sin lastimarse.

En el caso de estos modelos de rascadores para gatos grandes incluyen diferentes accesorios y comodidades para tu gato, como una cueva acogedora para que el minino pueda descansar y relajarse, dos lujosas hamacas acolchadas de 45 cm de diámetro y un asiento ejecutivo en la planta superior que viene con un cojín extraíble y lavable.

Este modelo de RHRQuality ha sido calificado por la mayoría de sus compradores como el mejor rascador para gatos del momento, dadas sus amplias dimensiones y sus accesorios de lujo. Aquí te mencionamos sus pros y contras.

 

Pros

Diseño: Está diseñado en forma de torre con varias plataformas, siendo ideal para gatos de gran tamaño, tiene dos hamacas espaciosas y giratorias, una cueva, escaleras y una almohada para descansar.

Sisal: Los polos de las plataformas tienen un diámetro de 12 cm de grosor y están forrados con sisal natural, para no lastimar al gato mientras se rasca.

Altura: A los gatos les encanta estar en lugares altos, por ello este rascador cuenta con 1,51 metros de altura para que puedan observar o jugar desde esa distancia.

 

Contras

Espacio: Debido a sus grandes dimensiones, este modelo necesita un espacio de buen tamaño en la casa para su ubicación.

 

 

 

RHRQuality Chartreux

 

Para los gatos el acto de rascar todas las superficies con sus uñas es una gran necesidad, por lo que te recomendamos el rascador Chartreux de RHRQuality, diseñado para gatos grandes y pesados, el cual ocupa uno de los principales lugares entre los mejores rascadores de gatos del 2019.

Asimismo, este rascador para gatos grandes cuenta con un polo extra robusto de sisal con un diámetro de 20 cm de grosor, una extensa área de descanso de 64 cm y un elevado borde de 16 cm de alto, que incluye una cómoda almohada para que tu gato pueda descansar, así como una larga cuerda de juego.

Por su parte, la placa de fondo tiene unas dimensiones de 60 cm de ancho por 60 cm de largo, y 4 cm de grosor, siendo capaz de soportar hasta un máximo de 40 kg, por lo que es muy estable.

RHRQuality ha sido catalogada por muchos como la mejor marca de rascadores para gatos, porque brinda productos de calidad, robustos y duraderos, por lo que te dejaremos los pros y contras de uno de sus modelos.

 

Pros

Diseño: Cuenta con un bonito diseño tipo árbol en color blanco crema, que lo hace ver bonito y elegante.

Altura: Una vez que ha sido ensamblado este rascador alcanza una altura total de 101 cm y su placa de fondo es de 60 x 60 cm con un grosor de 4 cm.

Materiales: Está elaborado con materiales altamente resistentes y duraderos, y las áreas que sirven para rascar han sido cubiertas con sisal natural para que sea más agradable para los pequeños felinos.

 

Contras

Gatos grandes: Este modelo está diseñado para gatos grandes y pesados, como los de la raza Ragdoll, Bosque de Noruega o Maine Coon, no siendo adecuado para razas más pequeñas.

 

 

 

Árbol rascador para gatos

 

Songmics PCT86G

 

Si quieres saber cuál es el mejor rascador para gatos, el modelo PCT86G de Songmics podría ser la respuesta, ya que es un rascador con diseño de árbol y con capacidad para tres gatos, gracias a su estructura robusta y estable, con unos 154 cm de altura y sus diferentes plataformas de juego.

Se encuentra fabricado en tablero MDF y tapizado en franela de color antracita, aunque puedes elegir entre beige claro y gris, pero en todos los casos la tela es muy suave al tacto, lo que es ideal para que los gatos sientan que es un lugar tranquilo, cálido y acogedor para ellos.

Por su parte, los rascadores están hechos a base de sisal natural para proteger las uñas de los gatos en todo momento, y las columnas están fabricadas con tubos de cartón comprimido que sirven de soporte robusto a las plataformas.

Si tienes dudas sobre qué rascador para gatos comprar, este árbol rascador para gatos de Songmics te ofrece una buena plataforma para varios gatos, con accesorios y juegos para que se diviertan. Revisa sus ventajas y desventajas:

 

Pros

Accesorios: Este modelo ofrece una amplia gama de accesorios, tales como rascadores, una hamaca para descansar, una casita para esconderse y una cuerda de juego con 3 bolas de pelo.

Plataformas: Tiene cuatro plataformas de diferentes tamaños para que tus gatos puedan sentarse, rascarse o recostarse, sin tener que pelear entre ellos por un espacio.

Materiales: La estructura principal de este rascador está hecha a base de madera MDF, para proporcionar robustez y estabilidad al mueble.

 

Contras

Caseta: Algunos usuarios comentaron que la caseta es algo estrecha para gatos adultos, pero ello no afecta la funcionalidad del rascador.

 

 

 

Todeco Gris

 

Entre todos los modelos de rascadores que hemos analizado hasta ahora, este árbol rascador para gatos de Todeco puede ser considerado como el mejor rascador para gato de relación calidad precio, porque cuenta con cinco estaciones y accesorios para que tu mascota se sienta cómoda y pueda divertirse.

Dispone de una amplia base que le aporta una gran estabilidad a toda la estructura, y como elementos de juego, este modelo incorpora dos colgadores en la parte superior para distraer al gato, y uno de ellos tiene una figura de ratón para que mantenga activos sus instintos de cacería.

En cuanto a sus materiales, podemos mencionar que toda la estructura está fabricada con madera MDF, siendo recubierta con tela de terciopelo para proporcionar mayor comodidad al gato, mientras que los rascadores se encuentran recubiertos con sisal de origen natural para que el gato pueda rascar sus uñas adecuadamente.

Todeco ha sido catalogado por muchos usuarios como la mejor marca de rascadores para gatos, gracias a la calidad de sus productos y a la variedad que ofrece. Por ello, te presentamos las ventajas y desventajas de uno de sus rascadores:

 

Pros

Diseño: Se trata de un rascador con diseño de árbol, elegante y moderno que se adapta fácilmente a la decoración de tu hogar.

Estructura: Este modelo dispone de una estructura de cuatro perchas para gatos y una amplia hamaca para el descanso de tu mascota.

Revestimiento: Si bien toda la estructura está fabricada con madera MDF, su revestimiento es completamente de terciopelo, suave y seguro para el gato.

 

Contras

Montaje: La mayoría de los usuarios ha coincidido en que las instrucciones de montaje no son muy claras, lo que dificulta el anclaje de las piezas.

 

 

 

Rascadores para gatos de cartón

 

Heritage Pet Products Leopardo

 

Si te gustaría salvar tus muebles de los arañazos que hace tu gato para satisfacer sus instintos naturales, con este rascador para gatos de cartón de la marca Heritage puedes ayudar a tu mascota a controlar esa necesidad que tiene de arañar todas las superficies de los objetos que se encuentran en casa, ya que se encuentra entre los mejores rascadores para gatos del 2019, según la opinión de muchos de sus usuarios.

Este rascador está hecho de cartón corrugado, por lo que es bastante ligero, siendo ideal para que el gato juegue y se divierta. Cuenta con un diseño en forma de cama tipo panal que lo hace muy estético y su estampado de leopardo, permite que el rascador pueda ser incluido en la decoración de tu casa sin problemas.

Además, incluye una bolsa de hierba de gato para espolvorear en el rascador y facilitar el proceso de adaptación del animal a este mueble.

Si aún no decides qué rascador para gatos comprar, este cómodo modelo de Heritage puede ser la solución para los problemas de las uñas con tus gatos en casa, por lo que resumimos sus ventajas y desventajas:

 

Pros

Diseño: Su cómodo diseño en forma de cama con estampado de leopardo es muy atractivo para el gato y encaja a la perfección en cualquier decoración.

Material: Toda la estructura de este rascador está hecha a base de cartón corrugado, muy liviano y compacto.

Seguro: El material con el que está fabricado este rascador es bastante seguro, ya que no dañará las patitas del gato y no hay peligro en caso de tragarse un pedazo.

 

Contras

Humedad: Debido a que está hecho con cartón corrugado, no puedes lavar este rascador con agua y debes mantenerlo alejado de la humedad, ya que el material se ablanda y se daña la estructura de la cama.

 

 

 

Catit Sillón 52419

 

Otro rascador para gato de cartón que puedes comprarle a tu minino es este modelo estilo Sillón de Catit, porque es una de las opciones baratas que puedes encontrar en el mercado y que gracias a su tamaño compacto de 40,6 cm de longitud y su exclusivo diseño, es ideal para colocarlo en cualquier espacio de tu casa para darle un lugar a tu mascota consentida.

Al igual que el producto anterior, este modelo está fabricado en cartón corrugado, pero es un material de calidad, capaz de soportar las filosas garras de los gatos sin problemas y te puede durar por un largo tiempo.

Además, gracias a su estructura, este sillón es la superficie ideal para que el gato juegue, se estire, arañe y afile sus uñas. También incluye hierba gatera, para que impregnes el sillón y sea más fácil acostumbrar al gato a usarlo.

Entre los rascadores más baratos del mercado, este modelo se presenta como una buena alternativa, pues además de su bajo coste, es un producto de calidad y con un diseño atractivo. Así que revisa sus pros y contras para que tu elección sea más acertada.

 

Pros

Presentación: Esta marca ofrece este rascador en cuatro presentaciones diferentes de diseño, entre los que destacan el banco, estilo lounge, sillón y el estilo sofá.

Tamaño: Su cómodo tamaño de 40,6 cm permite que puedas colocar este sillón en cualquier estancia de tu casa, sin ocupar mucho espacio, dándole un lugar seguro a tu gato.

Material: Se trata de un rascador elaborado con cartón corrugado altamente resistente, que le ofrece a tu gato una superficie exclusiva para afilarse las uñas.

 

Contras

Cartón:  Al tratarse de un producto de cartón, es normal que se desprendan trocitos por todo el lugar alrededor del sillón, por lo que hay que tener la escoba a mano para limpiar.

 

 

 

Otros productos

 

Trixie Parla

 

Cuando tenemos gatos en casa sabemos que nuestros sillones, cortinas, alfombras y sofás se encuentran en peligro de sufrir sus arañazos, por ello Trixie presenta su modelo de rascador tipo Parla, como una alternativa eficaz para que los gatos tengan una superficie segura para pasar sus uñas. Además, está considerado como el mejor rascador de calidad precio, según opiniones de muchos clientes.

Se trata de un producto con diseño de poste, que cuenta con una superficie cuadrada con una base que alcanza los 39,5 centímetros en sus laterales y sobre esa base se encuentra un tubo de rascado con 60 centímetros de largo, recubierto con cuerda de sisal, bastante fuerte y resistente para que el gato pueda rascarse y afilar sus uñas.

Por su parte, la base está tapizada completamente con un tejido parecido al terciopelo, que es muy suave y agradable al tacto.

Si quieres saber qué rascador para gatos comprar, puedes darle un vistazo a los aspectos positivos y negativos de este modelo, que además es otro de los más baratos de esta selección.

 

Pros

Altura: Se trata de un rascador estilo poste que cuenta con una altura que alcanza los 62 centímetros en total, una medida perfecta para ayudar a tu gato a que se rasque y se estire sin problemas.

Base: Este rascador cuenta con una base de 40 x 40 cm, con un formato cuadrado, que le aporta estabilidad a la estructura.

Poste: El poste tiene unos 9 cm de grosor y está forrado con sisal natural para no hacerle daño a las garras de tu gato.

 

Contras

Simple: Este modelo cuenta con un diseño muy simple, echándose de menos una cuerda o una pelota para que los gatos interactúen un poco más con el poste.

 

 

 

Navaris Sisal

 

Para los que buscan el mejor rascador para gato, podrían considerar este modelo con diseño de tapete protector para los reposabrazos de los sofás y sillones, porque cuenta con una práctica tabla de fibras de sisal para que el gato pueda afilar sus garras fácilmente sin romper los muebles de la casa.

La función de este forro de raspado es distraer al gato y alejar su atención de los muebles y objetos delicados de tu casa, para que afile sus uñas sin dañar ningún accesorio valioso de tu hogar.

La estructura del tapete es bastante fuerte, ya que la tela de sisal puede aguantar todo el uso que el gato le de para rascar y pasar sus garras en esa superficie. Mientras que la parte de tela en gris oscuro, es perfecta para camuflar tus muebles, porque es muy discreta y se adapta a los reposabrazos.

Este modelo de Navaris ha sido catalogado por muchos usuarios como el mejor rascador para gatos del momento, gracias a su versatilidad y a la calidad de sus materiales. Aquí te dejamos sus pros y contras.

 

Pros

Diseño: Su diseño en forma de tapete protector para los reposabrazos de los sillones y los muebles, le brinda un estilo discreto que combina con el mobiliario de tu estancia.

Versatilidad: Este modelo es muy versátil, ya que se puede utilizar como protector de los reposabrazos, en el suelo, pegarlo sobre la pared o sobre cualquier mueble.

Tamaño: Cuenta con un tamaño total de 130 x 45 cm, mientras que el área de sisal tiene una extensión de 60 x 45 cm, por lo que el gato tendrá espacio suficiente para afilar sus uñas sin llegar hasta lo muebles.

 

Contras

Arrugas: Algunos usuarios han comentado que el producto cuenta con unas arrugas de los dobleces del traslado, lo que evita que se vea liso por toda la superficie del sofá.

 

 

 

Guía para comprar un rascador para gato

 

Si te interesa comprar algunos de estos rascadores para gatos que hemos revisado, es importante tomar en consideración ciertos aspectos y características que deben tener estos accesorios. Así que échale un vistazo a nuestra guía para comprar el mejor rascador para gato, para que tengas claros los elementos para hacer una inversión inteligente.

Guía de compra

 

Materiales de fabricación

Para elegir un rascador de calidad es prioritario revisar el tipo de material que es utilizado en su fabricación, pues debe tratarse de materiales de buena calidad, que ofrezcan un alto porcentaje de resistencia al uso y a las garras filosas de nuestros amigos felinos. Además, deben ser seguros para sus patitas y que no le vayan a producir alguna lesión.

Es preferible aquellos rascadoras elaborados con madera MDF, que ofrecen una estructura sólida, estable y resistente capaz de aguantar el peso de uno o varios gatos a la vez, ya que ellos bajarán y subirán constantemente por el rascador.

Existen otros modelos elaborados con cartón corrugado, ecológicos, que tienen buenos acabados y mantienen su estructura en su lugar, aunque ellos son más dóciles a las garras de los gatos, y es probable que el cartón termine desperdigado por toda la estancia por el uso continuo de los animales, pero además es económico, ajustándose a las personas con poco presupuesto.

Por su parte, el área del rascador debe estar hecha con sisal natural, porque este material le aporta mayor seguridad a los gatos, pues las cuerdas de materiales alternativos pueden dañar sus uñas, además, las hebras de esas cuerdas suele desprenderse y puede resultar peligroso para los gatos, en caso de tragarse esos hilos.

Otro aspecto a considerar, es que las áreas de descanso que tenga el rascador o en algunos casos las hamacas incorporadas, deben estar tapizadas con tejidos suaves, que sean resistentes a la actividad diaria del gato y que los hilos no se suelten con facilidad.

 

Tipo de rascador

También es importante considerar el tipo de rascador de gato que piensas comprar, tomando en cuenta el número de animales que tienes en casa, la raza de estos, el espacio disponible para este aparato y el modelo que quieres para tu mascota.

En el mercado hay un gran número de ofertas con diseños variados y múltiples estilos. Puedes encontrar desde un simple rascador tipo poste sin ningún accesorio, ni plataformas, hasta los modelos tipo árbol con muchas plataformas para que el gato pueda escalar, ejercitarse y jugar, así como amplias zonas de descanso y alturas diferentes desde donde el gato puede observar todo a su alrededor.

Existen modelos que miden cerca del medio metro de altura, hasta aquellos rascadores que sobrepasan los 2 metros de alto. Aunque hay otros modelos más pequeños y compactos, que tienen la apariencia de sillón o camas para los gatos con una superficie especial para las garras de los felinos.

También puedes encontrar modelos que se adaptan a los reposabrazos de los muebles, con una parte de sisal y otra de tela para camuflar el área que más llama la atención de los gatos cuando quieren rascar sus uñas en los muebles de la casa.

 

Accesorios y juegos

Cuando realices tu comparativa de rascadores para gatos notarás que existen modelos que, además de las zonas dispuestas para descansar y los rascadores, cuentan con juguetes que sirven para activar el instinto de juego en las mascotas felinas. Así que, cuando vayas a elegir, busca aquellos que vienen con cuerdas, pelotas, ratones u otras figuras que ayuden a la diversión de los felinos.

En el caso de los rascadores para gatos grandes, es usual ver que incluyen todos estos accesorios, aunque ello puede influir en cuánto cuesta el producto y el precio sea más elevado, pero los modelos más sencillos no cuentan con esos dispositivos.

Instrucciones y montaje

Generalmente, los rascadores requieren del montaje de todas las piezas para que pueda ser usado por los gatos, ya que es enviado a casa en su contenedor completamente desmontado, pero casi siempre incluye en la caja las herramientas necesarias para la instalación y un manual de instrucciones donde se explica el montaje del mismo.

Es importante que el montaje de las piezas del rascador sea sencillo, pero en caso de que se te complique la instalación, en la web puedes encontrar numerosos vídeos donde explican paso a paso el proceso de montaje, de manera que el rascador quede listo y bien armado, para que pueda soportar todos los saltos y arañazos del animal sin perder estabilidad.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo mantener el rascador para gatos estable?

Lo mejor es anclar el rascador a la pared a través de una sujeción de metal, entre dos partes o columnas, fijando con tornillos de unión para evitar que se mueva. Ten en cuenta el peso del gato y que el rascador sea capaz de aguantar sus movimientos, ya que si el gato nota que el rascador se mueve no lo usará por el temor a caerse.

 

Q2: ¿Cómo hacer un rascador de gato?

Hacer un rascador para gatos es muy fácil, una vez que elijas el modelo, debes reunir los materiales, tales como tubos de PVC o de cartón duro, placas de madera, cuerda, tela, tornillos y escuadras, relleno, cola, grapadora de tapicería. Se deben colocar las escuadras a los tubos fijando con tornillos para que estén aseguradas, luego se forran los tubos con la soga utilizando la cola para ello y se va apretando en cada giro. Seguidamente, tienes que montar la estructura fijando los tubos en las placas de madera, solo te queda forrar la base, así como las plataformas superiores en el caso de los rascadores más complejos.

 

Q3: ¿Cómo fijar un rascador de gato hasta el techo?

Para estos casos, hay modelos que cuentan con un tensor que se coloca en el techo y permite ajustar la altura del rascador, ese tensor también se puede instalar por la parte superior para darle mayor estabilidad. Otros modelos incluyen un herraje con tornillos y escuadras para mantenerlo fijo. En los modelos tipo poste, lo ideal es que su base sea lo suficientemente ancha y resistente para que no se mueva, pero se puede fijar al suelo para que tenga más equilibrio.  

 

Q4: ¿Cómo limpiar un rascador de gato?

En el caso de las telas felpudas que recubren los suelos de las plataformas en los rascadores, podemos pasar la aspiradora sobre ellas para eliminar los pelos de gatos adheridos a la superficie, el polvo o las fibras sueltas del sisal. Para el caso de los cojines y hamacas, es recomendable lavarlos con agua y jabón para eliminar malos olores. También puedes usar una solución de agua y vinagre en una botella con rociador, esparcir el poste de rascado con esa solución para refrescar la tela y eliminar cualquier olor desagradable.

 

Q5: ¿Dónde colocar un rascador de gato?

El lugar donde coloques el rascador es determinante para inducir al gato a usar este accesorio, así que lo mejor es poner el rascador en un espacio donde el gato usualmente se desenvuelva, puede ser en el comedor o cerca de su área de descanso. Si el gato tiene alguna preferencia por un mueble o cortina en particular, podrías ubicar el rascador en ese lugar para que el animal entienda que allí es donde debe arañar.

 

Q6: ¿Merece la pena comprar un rascador de gatos de segunda mano?

Lo ideal sería que compraras un rascador de gatos nuevo, pero si no tienes otra alternativa puedes comprar un rascador de segunda mano. Lo que debes tener en cuenta es que el accesorio esté en buenas condiciones, que las zonas de rascadores conserven su estado original y que se encuentre limpio. En caso de ser un árbol rascador que deba armarse, verificar que todas las piezas estén completas y que cuente con los tornillos necesarios para que quede estable.

 

Q7: ¿Cómo arreglar un rascador de gatos?

El sisal del rascador es lo que usualmente se daña y para arreglarlo es necesario comprar un sisal de buena calidad, pegamento para madera y tijeras. Seguidamente, debemos cortar la cuerda vieja del rascador y retirarla completamente, o solo la zona que se encuentre dañada. Ahora, hay que encolar todo el poste para fijar la cuerda, luego se debe ir enrollando la cuerda alrededor del poste, apretando constantemente para que quede fija y una vez que hayas terminado, hay que dejarlo secar durante 24 horas antes de dárselo de nuevo al gato.

 

Q8: ¿Para qué sirve un rascador de gato para sofá?

El rascador de gato para sofá es un forro diseñado para colocarlo en los reposabrazos de los sillones y sofás, con un lado hecho con tela de sisal que sirve como superficie para rascar y el otro lado tiene una tela en colores neutros para camuflar el área de los muebles. La principal función de este forro es desviar la atención del gato de los muebles y sillones de la casa, convirtiéndose en un accesorio integrante del sofá, donde el gato podrá pasar sus garras sin peligro de dañar el mobiliario de tu hogar.

 

 

 

Cómo utilizar un rascador para gato

 

El rascador para gatos es un instrumento importante que debemos tener para nuestro felino doméstico, porque es un accesorio que le va a servir para ejercitarse, rascar superficies, marcar su territorio, afilarse las uñas, entre otros. Pero puede ser complicado que el gato se familiarice a usarlo, por lo que hemos hecho este artículo con unos sencillos tips de cómo puedes acostumbrar a tu gato a usar los rascadores para gatos.

 

 

Usa golosinas

Si se trata del primer rascador que le compras a tu gato tienes que enseñarle que ese es el lugar donde debe afilar sus uñas. Una buena idea es colocar golosinas alrededor del rascador para llamar su atención, invitándole a que suba. También puedes tomarlo suavemente de sus patitas y pasarlas suavemente por el poste, de manera que el gato pueda sentir la superficie e impregne de su olor todo el mástil.

Otra opción que puedes usar es la hierba gatera y rociarla a través del rascador, porque los gatos son atraídos por ese olor y se activará su interés por el juguete.

 

Pasa tus uñas por el poste

El gato también puede aprender por imitación a usar el rascador, así que podrías pasar tus uñas varias varias veces durante el día sobre el rascador, de modo que el gato escuche cuando lo hagas, y vea que el aparato es totalmente inofensivo para él, también puedes jugar con el gato hasta que se acostumbre.

 

El lugar del rascador

Es importante que el rascador se encuentre bien ubicado para llamar la atención de tu gato. Es recomendable colocarlo en su lugar favorito, donde se desenvuelve socialmente, o también puede ser en el lugar donde el gato acostumbra a arañar el mueble o las cortinas, colocando en ese sitio el rascador, así cuando vuelva a rascar en ese lugar, su olor quedará en el rascador y al reconocerlo comenzará a usarlo.

También debes verificar que el lugar donde estás poniendo el rascador es tranquilo y agradable, para que el gato pueda jugar en paz y sentirse bien mientras usa su juguete, por lo que no es recomendable colocar el rascador cerca de su arenero o del lugar donde come.

 

 

Dale un premio

Los gatos aprenden con refuerzos positivos, ya que ellos no entienden cuando le estás llamando la atención, así que es muy útil si premias a tu gato cada vez que arañe el rascador, porque de esa manera asociará el refuerzo positivo con el uso del rascador. El premio puede ser un cariño, mimo, una golosina o cualquier cosa que le guste.

 

El rascador debe ser estable

Es importante que el gato se sienta seguro al momento de usar el rascador, pues si el rascador se tambalea o se mueve, el felino no lo usará. Por ello, debemos asegurarnos que el aparato es estable, verificando que la base sea firme y resistente para que no se mueva, o también podemos fijar el poste a una pared.