Última actualización: 29.10.20

 

Para tener un acuario eficiente se deben cuidar ciertos factores que benefician la salud y la prosperidad de los peces.  Uno de ellos, es la correcta instalación del calentador, dada su importancia en el control de la temperatura de este medio acuático. Así mismo, su oportuno mantenimiento les evitaría a estas sensibles criaturas sufrir de enfermedades y estrés.

 

Partiendo del hecho de que los peces no originan su propio calor corporal se hace necesaria la instalación de un calentador para mantener a una temperatura conveniente su pequeño ecosistema. Además, dicho instrumento contribuye sustancialmente a que los mismos se mantengan no solo cálidos sino también saludables. De igual manera, el cumplir acertadamente con su mantenimiento cada cierto período de tiempo les evitaría incomodidades, pues estos aparatos con el uso continuo podrían no suministrar la temperatura requerida. Hecho importante más si se tienen peces de naturaleza tropical.

La manera práctica de controlar la temperatura de un acuario es mediante la implementación de un calentador. Este pequeño pero eficiente aparato tiene importantes funciones como la de conservar la temperatura del agua de manera estable por medio de la ayuda de un termostato, instrumento que en la mayoría de los casos tienen incorporado en su formato. De allí pues, que dicha cualidad no solo permite que los peces de agua cálida puedan sentirse cómodos, sino que además favorece el desarrollo de las colonias bacterianas que benefician a dicho hábitat.

Pero, para que la premisa anteriormente mencionada se lleve a cabo de manera satisfactoria, se debe tomar en cuenta ante todo la correcta instalación del calentador dentro del acuario.

¿Cómo instalar un calentador para acuario?

La mayoría de los calentadores para acuarios están diseñados para ser instalados de manera sencilla. Sin embargo, calentadores como los de sustrato no pueden instalarse en otro sitio que no sea en el fondo del acuario. De este modo, que lo más recomendable, de acuerdo al modelo, es seguir las recomendaciones y pasos especificados por el fabricante. Sin embargo, a manera general el principio puede ser el mismo.

En primer lugar, conviene revisar el calentador para acuario antes de instalarlo, de esta manera se asegura que tanto la carcasa como su cable de alimentación estén en buenas condiciones antes de su montaje. También, es preciso verificar que la superficie donde va a ir colocado esté completamente limpia, para que las ventosas que trae como sistema de sujeción se adhieran de forma exitosa en el lugar designado.

Otro de los detalles a tomar en cuenta, es el establecer el sitio correcto para su colocación dentro de la pecera y para ello lo recomendable es situarlo lejos de las plantas o de algunas rocas que puedan entrar en contacto con el dispositivo. Por otra parte, es de suma importancia ubicarlo en un lugar en donde se produzca una buena circulación del agua, como lo sería delante del flujo generado por el filtro, así se distribuirá de manera uniforme a lo largo del acuario, calentando no sólo más rápido el agua sino además de forma equilibrada.

Por otra parte, antes de su puesta en marcha es preciso esperar un lapso de 15 a 30 minutos. Esto con el fin de que el agua se aclimate y no se produzca un choque de temperaturas que pueda llegar incluso a dañar el equipo. Por ello, la colocación de un termómetro, ya sea externo o interno, en la pecera también es trascendental, ya que permitirá medir con certeza los grados en que se encuentra el agua al momento de introducir o encender el calentador.  Después se podrá ajustar a la temperatura adecuada sin ningún inconveniente.

Un punto en el que se deberá prestar atención, es en observar periódicamente la temperatura durante las 24 horas previas a la introducción de los peces. Esto con el fin de verificar por lo menos cada 6 horas que el calentador si alcanza la temperatura requerida. También, es preciso analizar que en algunos casos, un solo calentador no será suficiente si se trata de un estanque con más de 200 litros. En este sentido lo recomendable es ubicar dos calentadores en diferentes lugares dentro del acuario.

Por último, ya teniendo todo el ecosistema a la temperatura acorde, no queda más que introducir los peces dentro del acuario. Teniendo presente, que durante los primeros días posiblemente pueda presentarse algún tipo de fluctuación, por lo que se debe estar atento, ya que si la variación es alta podría afectar la vida de los mismos.

La aclimatación de los peces

La aclimatación es un proceso indispensable para garantizar no solo el bienestar y la salud de los peces sino también su armonía. De tal manera, que debe ser realizado cuando se incorporan nuevos miembros al acuario. Para ello, la bolsa en donde están contenidos se debe mantener flotando por 20 minutos completamente cerrada dentro del estanque. Después, se abrirá y permitirá el paso de un volumen no mayor al doble del agua con que venían los peces. Una vez que el agua de la bolsa alcance la temperatura del acuario se podrán sacar los peces con ayuda de una red para así incorporarlos a su nuevo hábitat. De esta manera, los peces no sufrirán ningún cambio brusco de temperatura.

 

Mantenimiento y cuidado del calentador para un acuario armonioso

Otro punto en el que se debe poner mucha atención para evitar el deterioro del calentador es realizar su oportuna verificación y mantenimiento. Esto es debido a que sin importar lo económico que pueda resultar un modelo en particular, este puede llegar a tener un tiempo de vida útil prolongado y eficiente si inviertes algo de tiempo en esta labor. En tal sentido, se recomienda no exceder su temperatura por arriba de los 26 ºC.

De igual forma, el cuidado o mantenimiento de un calentador no es tarea complicada realizar. El éxito está en elegir un modelo que admita facilidad en su manejo, ya que si se debe desmontar para limpiar más profundo resulte práctico y rápido. De igual manera, si se daña alguna pieza, la misma pueda reemplazarse con facilidad.  Adicionalmente a lo mencionado, la posición y el lugar incorrecto de ubicación dentro del acuario son variables que influyen en el deterioro del dispositivo, indistintamente de la marca y la potencia, por eso debes estar atento y elegir con cuidado en dónde lo vas a colocar.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones estarás en posibilidades de prever un fallo antes de que sea demasiado tarde. Así, será más sencillo disfrutar de las ventajas que la acuariofilia te puede ofrecer, como una pasión muy entretenida que brinda un espacio de relax a tu hogar u oficina.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments