Última actualización: 22.09.21

 

Podemos encontrar distintos tipos de animales criados domésticamente y de gran estima en la sociedad, como por ejemplo las gallinas, ya sean libres o en gallineros, así también las abejas. Pero existen otros animales, quizá no muy apreciados, que tienen un papel necesario dentro del ecosistema. Nos referimos a la avispa.

 

Cada día la ciencia avanza en el conocimiento de los véspidos o avispas. Para algunos resulta fascinante ir a un museo de historia natural y deleitarse con las colecciones de insectos, para observar sus colores, texturas y formas. Mientras que otros, las relacionan con situaciones desagradables debido a que pueden anidar en nuestro hogar o llegar a arruinar una salida al exterior.

 

Clases de avispas

Las avispas pertenecen a la familia vespidae integrada también por las hormigas, abejorros y abejas, entre otros. En concreto, existen dos grandes grupos dentro de la familia de las avispas, las véspulas y las vespas, que suman alrededor de 50 especies en total.

En tal sentido, a nivel general, hay distintos tipos de avispa, algunas especies viven en colonias, mientras que otras son solitarias, algunas son carnívoras y otras viven del néctar y el polen. Ciertas especies también se pueden clasificar por región como, por ejemplo, algunos tipos de avispas en España.

Es así como encontramos la avispa común española, que vive en colonia y es depredadora carnívora. Igualmente existen las llamadas avispas alfareras, que en su mayoría son solitarias, y su nombre se debe a los nidos que construyen utilizando barro, que se asemejan a las vasijas fabricadas por los alfareros.

 

Lo más temido

Este insecto además de caracterizarse por su pequeña cintura, la cual divide el tórax del abdomen; también es conocida por la peligrosidad de su picadura y por su aguijón, el cual pueden usar en varias ocasiones, no como las abejas, que solo pueden usarlo una sola vez.

Por ejemplo, encontramos al avispón español el cual es pacífico siempre y cuando su nido y su reina no se vean amenazados. Asimismo, una de las especies más temida es la llamada hormiga aterciopelada, la cual es una avispa roja y negra, que también se puede observar con colores blanco, plateado o dorado. Se caracteriza por estar cubierta de vellosidades y resalta por su dolorosa picadura, la cual es capaz de derribar a una vaca.

 

Insectos despreciados pero necesarios

A pesar que las avispas no produzcan miel o cera como las abejas, ayudan a controlar poblaciones de plagas, insectos y parásitos que podrían destruir cultivos, como es el caso de orugas, hormigas y moscas, entre otras. Asimismo, algunas especies son polinizadoras, ya que beben néctar de las flores, por ejemplo, las higueras. Es por ello, que estos depredadores tienen un rol importante dentro del ecosistema.

Top 5

A continuación te presentamos una selección de las avispas más conocidas, para que no te pierdas ningún detalle.

 

  1.   Avispa común

La vespula vulgaris se trata de insecto nativo de Eurasia y ha sido introducido en Nueva Zelanda y Australia. No se trata precisamente de una avispa grande, mide entre 1,2 y 1,7 cm y la reina 2,0 cm aproximadamente. El cuerpo es negro con manchas amarillas.

 

  1.   Avispa Alemana

La vespula germánica, llamada también avispa europea, alemana o chaqueta amarilla, es de origen mediterráneo y actualmente no solo está presente en Europa, norte de África y zonas templadas de Asia. También ha invadido a Norteamérica, Sudamérica, Nueva Zelanda y Australia.

El adulto mide entre 1,2 a 1,7 cm y la reina hasta 2,0 cm. El cuerpo posee bandas amarillas y negras, patas amarillas y antenas negras. En algunos países es considerada como plaga por su impacto en las actividades como la cría de ganado, apicultura y fruticultura; ya que son capaces de atacar a otros animales, acabar con colmenas enteras, dañar frutas y dificultar actividades de cosecha.

 

  1.   Avispón

Llamado también el avispón europeo, habita principalmente en Asia y Europa; aunque actualmente también se encuentra en Norteamérica. Respecto a su aspecto, llama la atención por su gran tamaño, la reina puede medir hasta 3,5 cm, mientras las obreras son más pequeñas. El abdomen es castaño con líneas color amarillo o anaranjado y de alas rojizas. 

En cuanto a su comportamiento, el avispón defiende su nido y su integridad física, ante cualquier amenaza presente.

  1.   Avispa Cartonera

La Polistes dominula o avispa de papel europea es nativa de Eurasia y norte de África. Actualmente también está presente en Norteamérica, Sudamérica y Australia. Acerca de su aspecto, los adultos pueden alcanzar hasta 2 cm de largo. Se caracteriza por ser una avispa con patas largas, las cuales son anaranjadas al igual que sus antenas. Puede ser confundida con la chaqueta amarilla y la común por la coloración negra con amarillo de su cuerpo.

Estos insectos construyen nidos aéreos y abiertos. En algunos países son consideradas como plaga por su impacto en la agricultura, debido a que pueden alimentarse de frutas cortándolas con sus mandíbulas, permitiendo que ingresen microorganismos a la pulpa.

 

  1.   Avispa Asiática

La Vespa velutina llamada también avispa asesina por su agresividad, es originaria del sudeste asiático y actualmente se encuentra también en Europa. Se trata de una avispa negra grande con color amarillo en el borde de sus alas, patas y unas líneas delgadas en su cola y que por sus colores puede ser confundida con otras especies.

Es considerada como dañina, ya que se trata de una especie colonizadora con un alto índice reproductivo. Estas avispas son conocidas por ser depredadoras feroces de las abejas y mariposas.

La naturaleza es cautivadora, y cuando se trata de animales que generan distintos tipos de sensaciones en el ser humano, como es el caso de las avispas, solo queda poder disfrutar de lo bueno que ellas aportan y tener la dicha de no llegar a sentir su picadura.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS