Última actualización: 09.12.19

 

Los perros no solo sienten tus caricias, pues su piel también percibe los cambios de temperatura que se dan en el ambiente, y algunos de ellos necesitan una protección extra en los momentos más fríos. Conoce si tu mascota lo necesita y abrígalo para que se sienta tibio, cómodo y protegido.

 

Cuando llega el invierno, todos nos apresuramos en encender la calefacción o las chimeneas, colocarnos los abrigos más grandes y darnos baños con agua caliente. El frío nos afecta a nosotros y, de la misma manera, tus mascotas también pueden ser afectadas por las bajas temperaturas.

El hecho de que sean animalitos peludos no significa que no necesiten, de vez en cuando, un extra de protección para estar cómodos, seguros y, sobre cualquier otra cosa, calientes cuando los días son más fríos. Comprar o fabricar ropa para perros, de invierno o de cualquier otro tipo, no es completamente necesario en la mayoría de los casos, sin embargo, si las temperaturas empiezan a bajar, hay ciertos perros que realmente pueden beneficiarse de usar un atuendo adecuado para su protección.

 

¿Qué perros pueden usar ropa en invierno?

Las mascotas de pelo corto, que posean alguna condición especial, que sean ancianas o muy cachorros son más propensas a sentir los cambios en la temperatura. Usar un buen atuendo de invierno especial para ellas puede marcar la diferencia en su comodidad, como también prevenir resfriados o artrosis en los perros más avanzados de edad.

No obstante, no todos los perros deberían usar ropa, sin importar si hay frío. Hay mascotas bastante peludas y aptas para soportar las bajas temperaturas, como es el caso de los hermosos Huskys Siberianos y Malamutes o los perros San Bernardo.

Es posible que te cause ternura verlos en abrigos pero estos perros, y otros de muchas razas parecidas, tienen todo lo necesario para soportar el invierno sin necesidad de ropa. Poseen un pelaje especial y una temperatura corporal mayor a los 38°C. No requieren de más y, si llegas a abrigarlos, puedes causarles hipertermia.

 

 

Los pros y los contras de vestir a tu mascota

Después de determinar si a tu pequeño perro le hace bien el usar ropa en invierno, entonces es necesario que sepas cuáles son las ventajas o desventajas que puedes encontrar al vestir a tu mascota.

Los aspectos positivos engloban el aumento de la protección contra condiciones ambientales específicas, un aspecto más llamativo, menor caída de pelo y también la prevención de heridas provocadas por rozaduras.

Las desventajas incluyen afecciones en la piel y alergias debido a los materiales inadecuados, aumento excesivo de la temperatura e incomodidad o disminución de la libertad de movimiento.

Los perros realmente no necesitan utilizar ropa todos los días, sin importar si es la mejor ropa para perros del momento, sino solamente en ciertas circunstancias especiales y solo si la raza o la condición del can lo ameritan. Por lo tanto, a menos que tu perro realmente requiera ropa de invierno, es recomendable que no le vistas. 

 

¿Qué tener en cuenta para elegir buena ropa para perros en invierno?

La alternativa óptima para tus mascotas esta próxima temporada de frío debe cumplir con ciertas características para mantener a tu perro protegido, pero también bastante cómodo y seguro.

 

1)  Tela:

Adquiere siempre prendas que estén fabricadas con telas bastante suaves, que no tengan costuras, si es posible. Los perros pueden irritarse con facilidad, especialmente los que poseen pelaje corto, por lo tanto, asegúrate de que la tela sea adecuada para que esto no suceda.

Después de comprar el atuendo, verifica cómo reacciona tu perro a la tela y, si ves algún cambio negativo, no le vuelvas a colocar la prenda. Si llegas a notar que tu perro está incómodo, retírale la ropa.

 

 

2)  Temperatura:

Además de ser cómodo, el material también debe ser apto para mantenerlo caliente. Verificar este detalle es importante, ya que no toda la ropa que dice proteger del frío es realmente adecuada para esto.

Una buena alternativa es usar o fabricar ropa con tela polar, ya que este tipo de material está hecho específicamente para ofrecer calidez y comodidad.

 

3)  Libertad de movimiento:

Los perros, a diferencia de otros animales más tranquilos, son seres bastante activos y, la mayoría de las veces, son muy juguetones. Esto quiere decir que este tipo de mascotas siempre se encuentran en constante movimiento. Por esa razón, al comprar, es imperativo que la ropa le dé el espacio suficiente para moverse con tranquilidad y que no cubra su cola o sus patas por completo.

 

4)  Protección:

De nada sirve que compres una ropa para invierno que le cubra la cabeza a tu mascota pero no el resto del cuerpo o que proteja la parte delantera pero el cuello lo deje al descubierto. La protección debe ser siempre integral. Para ello, debes adquirir ropa que cubra todo el cuerpo del can desde el inicio del cuello hasta el comienzo de su cola.

 

5)  Ajuste:

La ropa debe ser ajustada para evitar que el frío se cuele y tu perro sufra por las temperaturas, sin embargo, es necesario que las prendas no sean demasiado apretadas, pues tu mascota puede sentirse atrapada, sufrir de irritaciones y otros tipos de daños. A diferencia de nosotros, los perros no pueden usar sus patas para ajustar aquello que les incomoda.

Para evitar este tipo de problemas, la ropa con elástico es la más recomendada, ya que se adapta con mayor facilidad que otras al cuerpo de tu mascota. Además de eso, intenta que las prendas no tengan botones o cremalleras que puedan causar molestias a los cachorros.

 

6) Peso:

La tecnología ha llegado ya a todas partes del mercado y la ropa cada día evoluciona para ofrecerte el mejor rendimiento. En el caso de los atuendos para invierno, ya no es necesario usar las telas más gruesas y pesadas para protegernos del frío, pues también existe la ropa ligera con tela especial para las bajas temperaturas. Como la tela calentadora “segunda piel” usada en las mallas térmicas, por ejemplo.

Los perros también tienen opciones de este tipo en el mercado, por lo que comprarle ropa ligera pero que los mantenga cálidos es posible. Ofreciéndoles la comodidad y calidad que merecen.