Última actualización: 20.11.19

 

La adopción de animales exóticos hoy en día se ha vuelto muy común, puesto que existen personas que disfrutan de la compañía de estos en casa. Por tanto, suelen adquirir serpientes, reptiles o incluso aves para brindarles el cuidado y la atención que se merecen. En este caso la adquisición de un camaleón no solo requiere de atención, sino también de cuidados especiales para conservarlo sano y salvo al pasar de los días. Es por ello que debes contar con la información apropiada acerca de su cría y cuidados más importantes.

 

Cabe destacar que los camaleones son de origen africano donde existen más de 85 especies diferentes. Estos mismos poseen una estructura física muy peculiar, ya que su cabeza es de forma triangular y poseen escamas que cubren su piel. Asimismo, tienen dedos prensiles especiales para la caza, mientras que sus ojos pueden moverse de un lado a otro, incluso en direcciones diferentes. Igualmente, algo que los caracteriza es su cola, la cual siempre se mantiene enrollada, mientras que su lengua siempre está hidratada y lista para atrapar insectos vivos. En cuanto a su comportamiento, estamos hablando de un animal muy solitario, el cual rechaza cualquier gesto de cariño o incluso la acción de ser levantado o acariciado. 

Por otro lado, disfruta trepar árboles y prefiere estar en completa privacidad para su mayor comodidad. En este sentido, hay quienes optan por un camaleón y al final no terminan acostumbrándose al modo de vida del mismo. Es por ello, justamente, que es mejor contar con toda la información necesaria antes de decidirte por la adopción de alguna especie en específico.

Por su parte, tratándose de un animal disponible en diferentes tipos, sería ideal que pudieras estudiar cuál de ellas se asemeja más a tu estilo de vida y al tiempo que puedas brindarle diariamente. Para ello, es importante conocer el comportamiento o incluso el tipo de alimentación que requiera cada tipo de camaleón para poder mantenerse sano y en perfectas condiciones.

De esta manera, independientemente de la variedad que decidas adoptar, a continuación, te describiremos algunos consejos que deberás tomar en cuenta para mantener a tu camaleón cómodo y protegido.

 

 

Ofrécele un buen terrario

Una de las claves fundamentales para mantener al camaleón contento, cómodo y bien protegido, tiene que ver con el hecho de ofrecerle el mejor terrario en donde vivir. Debe ser un espacio amplio donde en el que pueda desplazarse. En este sentido, expertos recomiendan terrarios de al menos 50 x 50 x 90 centímetros tratándose de un camaleón pequeño. Igualmente, mientras más grande sea el espacio mucho mejor, tomando en cuenta que dicha mascota podría pasar el 90% de su tiempo en el mismo.

Por su parte, el interior del terrario debe simular apropiadamente la naturaleza en la que el camaleón vive, es por ello que deberás emplear rocas, troncos, así como el follaje necesario para que dicho animal pueda esconderse y camuflarse cómodamente y sin inconvenientes. También debes considerar la existencia de plantas naturales tales como el ficus y la sheflera, asi como piedras de tamaño moderado en el suelo del terrario.

 

Mantén una buena higiene del terrario

Además de poder ofrecerle un terrario cómodo y apropiado al camaleón, este siempre deberá estar en perfectas condiciones. Por tanto, tendrás que hacerte cargo de la limpieza para garantizar a la mascota una buena salud en todo momento, sobre todo cuando se trata de un animal que está acostumbrado a vivir en ambientes húmedos.

De acuerdo con las recomendaciones de los expertos, comentan que sería ideal que evites el uso de sustratos con partículas pequeñas, justo de un tamaño que evite que el camaleón las ingiera accidentalmente en conjunto con los insectos que pueda cazar. Por otra parte, se recomienda colocar hojas de papel absorbentes justo en el suelo del terrario, de manera que puedas sustituirlas frecuentemente y que la realización de dicha tarea  no te quite demasiado tiempo.

 

 

La alimentación es muy importante

Para que un animal pueda mantenerse en excelentes condiciones la buena alimentación resulta parte fundamental de su desarrollo. En este sentido, deberás alimentar a tu camaleón apropiadamente considerando el hecho de que este animal es insectívoro, por tanto, solo come gusanos de seda, tenebrios, cucarachas, moscas, langostas y grillos que estén frescos y vivos.

De esta manera, deberás asistir a una tienda para animales exóticos donde poder conseguir los alimentos apropiados para el camaleón, pues estos deben provenir de criaderos para que puedas estar 100% seguro de que no poseen pesticidas ni químicos que puedan afectar la salud de la mascota.

Como dato adicional, sería ideal que los insectos puedan ser alimentados con verduras y frutas cremosas que contengan suplementos vitamínicos con calcio para reptiles. De esta manera, estarías contribuyendo a la alimentación sana y balanceada que merece dicho reptil.

Seguramente te preguntaras si los camaleones beben agua. Ciertamente lo hacen, solo que no directamente de un recipiente. Por tanto, tendrás que disponer de un sistema de goteo en el terrario para que el agua caiga en forma de rocío sobre las hojas naturales presentes en el interior del mismo. Solo así, el camaleón podrá beber de las gotas con su lengua.

 

Garantiza la luz y el calor que necesita

Esta característica resulta de gran importancia a la hora de equipar el terrario con el mejor sistema para recrear en su totalidad el hábitat del camaleón. Pues cabe destacar que los mismo necesitan la presencia de luz y calor en su entorno para vivir cómodamente.

De esta manera, deberás colocar tubos especiales para lagartos que puedan proveer rayos UVB/UVA durante 10 horas al día. Adicionalmente, resulta recomendable que el camaleón pueda tomar el sol durante un tiempo considerable. Es por ello que deberías optar por ubicar el terrario cerca de una ventana.

 

Asiste a la consulta veterinaria

Aunque se trate de un camaleón, este también necesitará de la atención médica especial por lo menos una vez al mes para verificar que todo se encuentre en perfectas condiciones. En este sentido, hablamos de una adecuada revisión preventiva que te ayudará a descartar posibles enfermedades o inconvenientes que puedan afectar la salud de la mascota.