Última actualización: 19.04.21

 

Convivir con un perro brinda grandes satisfacciones, indistintamente de su edad, características, raza o sexo. Sin embargo, muchas veces no es posible adoptar una mascota con gran envergadura; por lo que un perro de raza pequeña podría ser la mejor opción como compañero. Además, el tamaño de estos animales ofrece muchas ventajas.

 

La ciencia ha confirmado que la convivencia con un perro aporta grandes beneficios a las personas; por ejemplo: mejora la autoestima, la confianza y la valoración personal. Además, los perros contribuyen a lidiar con el estrés, la depresión y la tensión alta. De hecho, solo con acariciar su pelaje se puede conseguir en muchos casos la nivelación en la presión sanguínea.

No obstante, la tenencia de un perro implica también un compromiso y responsabilidad. Estos aspectos incluyen alimentación, atención veterinaria, transporte y tiempo disponible para ejercitarlo diariamente. Todo esto está condicionado al tamaño del animal, por lo que muchos prefieren una mascota de raza pequeña.

 

Algunas ventajas de tener un perro pequeño

Se puede considerar, como regla general, que un perro pertenece a la categoría de raza pequeña cuando tiene un peso igual o inferior a los 10 kg. Sin embargo, muchos cuidadores limitan este grupo solo a aquellos que no superan los 5 kilos de peso, una característica que favorece poderlos llevar en brazos con facilidad.

El tamaño reducido de estos ejemplares supone poder transportarlos sin problemas a cualquier parte, ya que son bien recibidos en cafeterías o tiendas. Además, son admitidos por las empresas para viajar en un transportín en coches, trenes o aviones; mientras que con un perro de raza grande resulta más complicado.

Así mismo, estas razas pequeñas poseen un aspecto inofensivo que despierta simpatía en la mayoría de las personas; por lo que no son percibidos como un perro agresivo o como una amenaza.

Por otra parte, un perro pequeño en el hogar permite que podamos alojarlo en cualquier espacio, incluso si la vivienda es de dimensiones reducidas o no cuenta con un amplio jardín.

También son mascotas que se adaptan con facilidad al ritmo de vida de sus dueños. En el caso de que viajen con frecuencia, podrían llevarlo con ellos o si tienen que dejarlo solo en casa, podrían brindarle una de las cómodas casetas para perros (si pulsas aquí, encuentras varios productos para elegir) disponibles en el mercado.

Además, si se trata de un dueño con un estilo de vida ajetreado y no dispone de tiempo para ejercitar a su mascota a diario, esto no representa un problema grave para el equilibrio emocional o físico del animal; ya que al ser de raza pequeña no necesita de largos paseos ni de ejercicio intensivo.

 

Cuidados básicos y alimentación

Los perros pequeños necesitan de algunos cuidados básicos. Entre los principales mencionaremos que es necesario realizarle un corte de uñas periódicamente; así mismo, no debemos olvidar la higiene de sus dientes y encías, pues estos ejemplares son propensos a padecer de caries y de enfermedades dentales.

En cuanto a su alimentación, estos perros también suponen un ahorro en comida; ya que consumen menor cantidad de alimento que un perro grande. Lo más recomendable es darles un pienso apropiado para ellos, rico en vitaminas y con los ingredientes necesarios para mantenerlos saludables.

 

Las mejores razas de perros pequeños

 

  1. Yorkshire Terrier

Esta es una de las razas más conocidas en todo el mundo. Se trata de uno de los perros más pequeños, ya que tan solo mide entre 15 y 20 cm de estatura en su edad adulta y su peso puede estar entre 1 y 4 kilos. El Yorkshire destaca por su atractivo físico y su pelaje largo, dorado con negro y muy suave al tacto, lo que le otorga gran elegancia. Por ello, es un competidor destacado en concursos y exposiciones. Además, necesita de actividad física diaria y una alimentación de calidad que favorezca su bienestar.

  1. Shih Tzu

Los Shih Tzu son perros de pequeño tamaño que alcanzan aproximadamente los 28 cm de estatura. A diferencia del Lebrel Italiano que posee un pelo muy corto, esta raza tiene abundante pelaje, ondulado y grueso; por lo que requiere de constante mantenimiento. Son perros que son muy cariñosos, sociables y tranquilos; lo que aunado a su carácter amigable, los hace una mascota ideal para familias con niños pequeños. Su esperanza de vida puede llegar a los 15 años.

 

  1. Caniche o Poodle Toy

El Poodle Toy es el más pequeño de los cuatro tipos de caniches conocidos por su tamaño: Toy, enano, mediano y estándar. Este perro, con su tamaño diminuto, no supera los 4,5 kilos en la adultez y es considerado un can muy inteligente, tal como el Border Collie. Posee un pelaje distintivo, con un manto denso y rizado, de gran suavidad al tacto y en varios colores: canela, blanco, grisáceo y negro. Así mismo, sus orejas son largas y su cabeza redonda.

 

  1. Corgi Galés de Cardigan

Esta raza posee una apariencia particular; su contextura musculosa presenta un tronco largo y grueso. Sin embargo, su estatura solo alcanza los 33 cm y a diferencia de los Collie que son canes con largas extremidades, el perro Corgi posee patas robustas y muy cortas, que no conservan la simetría con el resto de su cuerpo. Su pelaje denso y suave se presenta en tonos tricolor, rojo arena, atigrado o azul mirlo. Así mismo, es un perro con una cabeza mediana semejante a la de un zorro.

 

  1. Bichón Habanero

De apariencia tierna y adorable, este perro posee un largo pelaje ondulado que se presenta como una única capa de pelo, con una longitud entre 12 y 18 cm. Sus colores admitidos son tonos claros, tales como el marrón, pardo león y blanco. Son mascotas que ingieren pequeñas porciones de comida, por lo que no tienden al sobrepeso. Comparte su origen con otros canes hermanos como el Caniche, el Bichón Maltés, el Bichón Frise y el Bichón Boloñés. Además, el Bichón Habanero es un perro fácil de adiestrar y un gran compañero para los más pequeños.

 

  1. Bulldog Francés

Este es un can de carácter tranquilo, apacible y sociable; destaca por ser cariñoso al relacionarse con los niños y por su gran inteligencia para acatar órdenes; al igual que el Cocker Spaniel. El Bulldog francés posee un hocico chato, por lo que tiende a padecer de problemas respiratorios y es bastante ruidoso al roncar. En su vida adulta pueden llegar a medir hasta 35 cm y dado que tienen un voraz apetito, es propenso a la obesidad, por lo que la actividad física es fundamental en su rutina.

  1. Crestado Chino

Existen dos tipos de esta raza de perros, el Crestado Chino Hairless y el Powderpuff. El primero posee brotes de pelaje solo en su cola, en la cabeza y al final de sus patas; mientras que la segunda tipología ofrece un largo y suave manto que cubre todo su cuerpo. Las dos variedades requieren de cuidados especiales para la piel y el pelo. Además, se trata de perros dóciles, muy inteligentes, con un carácter asustadizo y una esperanza de vida de 14 años.

 

  1. Dachshund

También llamados Teckel o perro salchicha, estos canes son originarios de Alemania. Poseen extremidades cortas y un tronco alargado y cilíndrico; en su apariencia destacan sus largas orejas y su fina cola. Suelen ser divertidos y juguetones; sin embargo, con personas o mascotas desconocidas tienden a ser desconfiados.

 

  1. Beagle

Son perros descendientes de los sabuesos. Se caracterizan por tener una musculatura compacta en todo su cuerpo, llegando a medir hasta 41 cm de alto y a vivir hasta los 15 años. El Beagle tiene un pelo denso y corto, también presenta una cabeza corpulenta y orejas largas que caen a la altura de la mandíbula. El color de su pelaje puede ser en dos o tres tonos: chocolate, blanco o tostado.

 

  1. Pinscher miniatura

Este es un can elegante, que a pesar de ser del tipo Toy, posee una complexión robusta. Su estatura alcanza un máximo de 30 cm y su peso no sobrepasa los 6 kilos. Es un perro descendiente del Pinscher alemán y su temperamento no es el de un perro faldero y dócil; ya que es inquisitivo, intrépido y desconfiado con los extraños. Posee un pelaje corto, brillante y liso en color marrón, negro, canela o rojizo.

  1. Affenpinscher

El Affenpinscher es un perro con una apariencia poco usual, ya que posee una cara cubierta de un pelaje grueso y abundante, en cuyo centro se localizan dos pequeños ojos, un hocico achatado y una boca muy cerca de la nariz; por lo que su aspecto asemeja a la cara de un primate. Su poblado pelaje cubre todo su cuerpo y su carácter es el de un pequeño perro valiente y con gran instinto protector.

 

  1. Schnauzer miniatura

Los Schnauzer miniatura son el producto de distintos cruces, donde se consideró la obtención de un ejemplar no solo con un temperamento alegre, sino también obediente, de gran belleza y con porte elegante. Por esto, es uno de los favoritos en las competiciones y exhibiciones caninas. Posee un peso de hasta 8 kilos y su pelaje es de doble capa, duro y entre medio-largo; con tonalidades gris plata, negras y blancas.

 

  1. Pomerania

El Pomerania es uno de los perros miniaturas más populares. Destaca por su tierna apariencia y el abundante pelaje que cubre todo su cuerpo. No obstante, esa belleza requiere de ciertos cuidados que deben mantenerse a lo largo de su vida. Es un perro muy inteligente, cariñoso y demuestra gran lealtad a sus cuidadores. Su estatura no supera los 18 cm de alto en la edad adulta.

 

  1. Pug Carlino

Este perro es de origen oriental, proviene específicamente de la realeza china del siglo II a.C. Posee una fuerte complexión que destaca por su desarrollada musculatura, la cual está cubierta por una piel dura, arrugada y un corto pelaje. Una de las particularidades del Pug es la forma aplanada de su hocico, lo que le ocasiona ciertas dificultades respiratorias a lo largo de su vida. Es un can muy tranquilo que disfruta mucho de la atención y la compañía de los niños.

  1. Basenji

El Basenji o perro del Congo, es una raza originaria de África central y uno de los ejemplares más antiguos que se conocen. Es un perro atlético, de gran valentía, curioso y ágil; aunque tiene la particularidad de que nunca ladra, solo emite sonidos poco usuales. El peso promedio ronda los 11 kilos como máximo y las hembras solo tienen un celo al año. Es un perro afectuoso y protector que posee un pelaje corto y denso.

 

  1. Chihuahua

El chihuahua es un perro procedente de México, es una de las razas más pequeñas del mundo, con un peso de hasta 3 kg. Posee una musculatura poco definida, por lo que a simple vista parece ser frágil. En su cara destacan sus ojos saltones y sus grandes orejas curvas en la punta. Es un ejemplar muy territorial y con un temperamento valiente y desafiante ante otros perros; sin embargo, es dócil y cariñoso con sus dueños.

 

  1. Papillon

El perro Papillon es también conocido como perro mariposa o Spaniel enano, una raza que proviene de Bélgica y Francia. Es uno de los canes más elegantes y finos del mundo. Se trata de un ejemplar pequeño con patas cortas y su peso ronda de 1 a 5 kilos. Su principal atributo físico es su cabeza suave y sus orejas de gran tamaño con forma de mariposa. Posee un manto de pelo largo de color blanco y manchas castañas, sable o negras.

 

  1. Pekinés

El pekinés es un perro pequeño que destaca por tener una nariz achatada, hocico corto y un aspecto leonino. En algún tiempo fueron perros venerados por los monjes budistas de China y por la realeza asiática. Su peso no supera los 5 kilos, a pesar de su contextura un poco robusta. Poseen un abundante pelaje de doble capa, lo que les brinda una destacada elegancia y sus orejas tienen forma de corazón.

Las razas caninas están en constante evolución, bien sea por intervención del hombre o de la naturaleza; por lo que la lista de perros pequeños podría aumentar en el futuro. En tal sentido, no sería raro que en algunos años se sume alguna nueva raza destacada a esta lista de perros pequeños.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments