Última actualización: 20.11.19

 

Un gato puede perder la facilidad de trepar, correr y saltar cuando está gordo. Asimismo, puede contraer enfermedades o empeorar si ya tenía alguna. Por lo tanto, es recomendable llevar a estos animales al veterinario o revisar su contextura detalladamente. Por ejemplo, si al gato no se le nota la forma de las caderas, es porque la acumulación de grasa es mayor a la requerida.

 

Revisando el cuerpo de la mascota 

No es necesario ser un experto en felinos para determinar si este tipo de animales necesita bajar de peso. Por esa razón, en este artículo explicaremos algunos aspectos que podrían ayudar a descubrir si hay o no obesidad en los gatos.

Cuando el gato tiene sobrepeso puedes ver un ensanchamiento del estómago y las patas, así como del cuello. Incluso, algunas mascotas muy obesas tienen en su espalda acumulación de grasa de manera excesiva. Además, si el animal está así de gordo, quizá al revisarlo con las manos no se sientan con facilidad sus costillas.

Por esta razón, tocar al gato es una buena manera de saber si tiene grasa acumulada en su cuerpo o no. Asimismo, esta es la forma más sencilla de conseguir evaluar al gato sin tener que llevarlo al veterinario. No obstante, sugerimos que el gato sea llevado al especialista apenas se detecten signos de sobrepeso en él.

Por otra parte, las razas del los gatos también pueden determinar si padecen de sobrepeso o no, ya que cada una de ellas presentan diferentes tipos de contextura en el cuerpo de estos animales. Además, los felinos que han sido castrados tienden a engordar un poco más, así que esto no necesariamente es un problema de salud para estas mascotas, a veces solo es parte de las formas adecuadas de dichos animales.

 

 

Por qué engorda mucho tu mascota

Es fácil descubrir por qué engorda demasiado un gato, pues son dos razones las razones principales, el sedentarismo y la alimentación no balanceada. En primer lugar, sedentarismo se refiere a aquellos gatos cuyos dueños no los sacan a hacer ejercicios o viven en un hogar en el que no tienen espacio y obstáculos para correr, trepar, caminar, saltar, etc.

También, hay dueños que sobreprotegen a sus gatos, haciendo que estos casi no puedan moverse, pues los sujetan con correas y arneses, dejándolos en un lugar fijo todos los días. De este modo, los animales no podrán trepar, saltar ni correr en el hogar. Si las mascotas pasan por estas circunstancias se considera que tienen vidas sedentarias, es decir, con muy poco o nada de ejercicios físicos. Por consiguiente, los gatos sedentarios engordan rápido, ya que se alimentan, pero no realizan ninguna actividad mediante la cual sus cuerpos aprovechen la comida correctamente.

En otro orden de ideas, mencionamos que algunos gatos no son alimentados correctamente y con esto no solo nos referimos a la calidad de la comida para gatos que les suministran, sino también a la cantidad de esta que les proporcionan sus dueños. Es decir, cómo saber qué cantidad de comida darle a los gatos es algo por lo que muchas personas deben preocuparse. Por esta razón, la recomendación es llevar los gatos a un veterinario y nutricionista de animales que los evalúe, ya que son los especialistas en felinos quienes podrán determinar la cantidad que este tipo de mascotas requiere.

Aunado a ello, cabe destacar que, si el gato consume mayor cantidad de alimento que la recomendada por el veterinario, es muy probable que suba de peso excesivamente, aunque disfrute de la mejor comida para gatos.

 

Consecuencias de la obesidad en los gatos

La actividad física de los gatos tiende a bajar considerablemente cuando están gordos, ya que el sobrepeso les impide trepar, correr o saltar con la velocidad y fuerzas adecuadas. Esto quiere decir que se cansan más rápido y hacen menos ejercicios, por lo que a veces terminan siendo perezosos.

Por si fuera poco, los gatos gordos tienden a ser más intolerantes al calor, de modo que el clima de verano puede afectarlos en gran medida. Asimismo, pueden tener complicaciones al momento de usar anestesia en cirugías.

 

Alimentos adecuados

Los alimentos más adecuados para gatos son aquellos que vienen procesados y en paquetes de diferentes cantidades. Por ejemplo, alimentos de las marcas AniForte, True Instinct, Purina, Whiskas, entre otras., ya que estos vienen preparados especialmente para los gatos, con muchas proteínas y vitaminas que harán a las mascotas más fuertes y saludables. Por supuesto, hay que proporcionarles las cantidades necesarias de este tipo de alimentos, porque, si ellas comen más de lo requerido subirán de peso rápidamente.

Además, es importante saber que no es buena idea darles carne cruda a los gatos, pues aunque esto para ellos sea un plato exquisito, el daño en su salud podría ser grave, puesto que este alimento contiene parásitos y bacterias, que en ocasiones, son inmunes a los antibióticos, además, puede ocasionar problemas en los dientes e intestinos.

 

 

Equilibrio en los premios para las mascotas

Incluir premios en la dieta de los gatos puede ser una buena opción para consentirlos, pero estos no deben contener más del 10 % de la energía diaria recomendada. Los premios, hay que aclarar, son aquellos alimentos que les encantan a las mascotas y que los dueños les dan cuando tienen un comportamiento óptimo, por ejemplo, si se han comido el alimento diario.

Por otro lado, mencionamos que el alimento de premiación debe estar ajustado al tipo de comida que recomiendan los veterinarios, es decir, nunca chocolate, limón, cebolla u otros que son perjudiciales para la salud del felino.

 

Sugerencias para evitar la obesidad en las mascotas

Para evitar e incluso disminuir la obesidad del gato, lo mejor es que el veterinario le realice una revisión médica o nutricional a menudo. Esto quiere decir que, si el veterinario exige una dieta para la mascota, el dueño de esta debe hacerla cumplir sin problemas.

Sin embargo, algo que todos los veterinarios sugieren, y que podemos mencionar aquí, es que el consumo de grasa debe menor cuando el gato padece de obesidad. Además, se debe tener cuidado en que no se disminuya su consumo de proteínas, fibra y agua, por lo que el alimento húmedo podría ser una buena alternativa en la dieta. También, algo que muchos recomiendan es no colocar la comida libre para que el felino la consuma al momento y en la cantidad que desee. Es decir, lo mejor es que el dueño le divida el alimento en diferentes porciones para el día, pues así la mascota no comerá más de lo requerido.