Última actualización: 10.12.19

 

Si tienes aves en casa debes saber que mantener la jaula limpia es de gran importancia para la salud del animal e higiene en el hogar. Pero, si esta tarea te parece complicada aquí te presentamos algunos tips que te ayudarán a ofrecerle el espacio más limpio a tu mascota. 

 

La mejor forma de brindar una buena calidad de vida a las aves que se eligen como mascotas es manteniendo su espacio limpio, de esta forma se evita la proliferación de microorganismos nocivos para su salud o que contraigan enfermedades aviares. 

Sobre la frecuencia para la limpieza de la jaula, deberás tomar en cuenta el tamaño de tu ave, pues los loros y sus variedades son más grandes que otros pájaros y ensucian más, siendo necesario un lavado profundo cada semana. En caso de tener aves más pequeñas, dicho tratamiento puede prolongarse cada dos o tres semanas. Sin embargo, otro factor que influye en este aspecto es el tamaño de la jaula y la cantidad de aves que conviven juntas.

Ahora bien, con respecto a los platos de comida, balancines, juguetes y bañeras dentro de la jaula, se recomienda una higienización diaria de estos accesorios, pues las aves tienen un contacto directo, especialmente porque se posan y defecan sobre ellos. Por lo tanto, la recomendación de veterinarios y cuidadores especialistas es la de lavar a diario estos accesorios con agua caliente en abundancia y jabón. 

 

 

Planifica la limpieza

Para organizar la rutina de limpieza diaria y semanal de la jaula, debes tener al alcance diferentes utensilios que faciliten esta tarea. Aquí te damos algunas ideas:

  • Una cubo de plástico más grande que la jaula.
  • Un cepillo de cerdas duras para acceder a áreas de difícil acceso.
  • Una esponja.
  • Desinfectante o detergente no abrasivo y seguro para las aves.

Si se trata de una limpieza profunda de la jaula, deberás guardar las aves en una habitación segura o en otra jaula mientras dura el proceso de lavado y secado de su casa habitual. Seguidamente, se deben extraer todos los accesorios del interior y retirar el papel o el lienzo de la bandeja de los excrementos. 

Mezcla un poco de detergente con agua caliente en el cubo y sumerge la jaula en ella, mantenla dentro por unos minutos para ayudar a que las heces secas se humedezcan y sea más fácil retirarlas. Después con ayuda del cepillo y la esponja empieza a frotar cada parte de la jaula, los laterales, la base y los rincones de difícil acceso. Simultáneamente, puedes colocar en la misma cubeta los accesorios y dejarlos en remojo mientras lavas la jaula. Una vez que se haya desprendido toda la suciedad de la jaula para pájaros, podrás aclarar con agua para retirar el exceso de detergente y dejarla secar al aire libre. 

En cuanto a los accesorios, te sugerimos usar otro cepillo para lavar el tanque de agua del pájaro, y con una esponja frotar los platos y demás accesorios. Se recomienda aclararlos con agua caliente y, si es posible, dejarlos sumergidos en una solución de dos partes de agua con una parte de vinagre. Después, se deberán secar bien todos estos elementos con una toalla absorbente. Esta limpieza se debe realizar a diario, es por ello que es muy útil tener dos o tres platos para las aves que sirvan de recambio, en caso de no tener tiempo para hacerlo con regularidad.

 

Bandeja de heces

Hasta la mejor jaula para pájaros del momento (En este enlace puedes encontrar algunas opciones de compra) conserva el formato tradicional de bandeja recoge heces extraíble, la cual facilita mucho la higiene diaria de este espacio. Por lo general, esta bandeja es plástica y se recubre con un lienzo o papel periódico para facilitar más su limpieza. De esta forma, solo tendrás que cambiar el papel todos los días y evitar así la acumulación de heces. 

Pero, si prefieres no usar papel periódico te sugerimos lavar a diario esta parte de la jaula para proporcionar un ambiente más limpio a las aves. 

Te recordamos que es muy importante elegir accesorios para la jaula que estén fabricados en materiales lavables, duraderos y sin porosidad como el acero inoxidable o la cerámica, ya que estos evitan la proliferación de bacterias en el ambiente de las mascotas, al mismo tiempo que admiten el lavado a altas temperaturas. Sin mencionar que son materiales que las aves no pueden romper, a diferencia de los accesorios fabricados en plástico.  

Asimismo, podrás conseguir los productos especializados para la limpieza de la jaula en tiendas de animales y veterinarios como desinfectantes para jaulas y lienzos absorbentes para las bandejas. 

 

 

Montar la jaula

Una vez que la jaula esté completamente seca y los accesorios limpios, podrás hacer el montaje de la vivienda para aves, e introducir nuevamente a sus habitantes para que disfruten de un espacio higiénico y saludable. En este sentido, los veterinarios recomiendan que se cambien de lugar los platos y balancines para que el ave mantenga el dinamismo dentro de la jaula. 

 

El baño de las aves

Al hablar de la limpieza de las jaulas para pájaros no podemos obviar la importancia de la higiene de tu mascota, pues las aves libres toman baños con frecuencia, así que tu debes ofrecerle el tiempo y espacio para que se acicale correctamente.

En Internet conseguirás opciones de bañeras para pájaros que se pueden usar dentro de la jaula o unas de mayor tamaño para colocarlas en el exterior. Lo importante en este caso es ofrecer un espacio cómodo en que el ave pueda chapotear por varios minutos.

Después de la ducha, es recomendable rascar a tu ave en sentido contrario al crecimiento de las alas para emular el acicalamiento mutuo que hacen las aves cuando están en pareja o en bandada. Ahora podrás dejar que tu mascota se termine de secar por completo dentro de la jaula, por ello es necesario que la hora del baño sea mucho antes de la hora de dormir, o en caso de vivir en una zona muy fría proporcionar agua tibia al pájaro y una habitación cálida para dejar la jaula después del baño.