Última actualización: 29.02.20

 

Si estás cansado de que la caja de arena de tu gato tenga un olor intenso y desagradable que termina esparciéndose por toda tu casa, seguramente habrás pensado en adquirir un desodorante o aromatizante, pero tienes que saber que los gatos no siempre reaccionan bien a los olores, por lo que te indicaremos la forma para que hagas un desodorante casero y así elimines los malos olores.

 

¿Por qué usar desodorante y qué reacciones tienen en los gatos?

Como bien sabemos, los gatos hacen uso de un recipiente lleno de arena para hacer sus necesidades fisiológicas, pero estas con mucha frecuencia tienen un olor intenso que puede esparcirse por toda la casa fácilmente. Por ello, algunos fabricantes de arenas para gatos han tomado la iniciativa de añadirle aromas para poder reducir el olor de la caca y la orina de nuestro felino. 

Sin embargo, en la mayoría de los casos, los gatos rechazan este tipo de arena, puesto que puede que sea agradable para nosotros, pero el olfato de ellos es más agudo, delicado y exigente. Por ello, si adquirimos un aromatizante, puede que a nuestro amigo felino no le agrade, ya que quizás deje de hacer caca y orina en la caja de arena.

Por lo tanto, la mejor manera es hacer nuestro propio desodorante e ir probando con los aromas que podríamos pensar que le agraden a nuestro gato hasta que encontremos el indicado. Aunado a ello, lo más interesante de todo esto es que es un proceso rápido, fácil, barato que no requerirá una inversión excesiva, sino que usaremos ingredientes que puede que tengamos en casa.

¿Cómo hacer un desodorante natural para la arena de gatos?

Cuando se trata de hacer productos ecológicos para nuestro gato, hay que tener en cuenta que deberás seguir al pie de la letra cada uno de los pasos para que los resultados sean satisfactorios. En cuanto a los desodorantes de arena para gatos, tienes que considerar que, el aroma que decidas colocar podría gustarle o no a tu mascota, por lo que tienes que prepararte para aceptar el rechazo. Sin embargo, si seleccionas los ingredientes correctos, habrás dado en el clavo y tu gato te estará muy agradecido.

Ahora, las herramientas e ingredientes que necesitarás para que puedas hacer el desodorante para arena de gatos son los siguientes:

 

  1. Bicarbonato de sodio: Este mineral será la base del desodorante casero, ya que tiene propiedades que ayudan a desinfectar y quitar olores. Además, no es tóxico para los animales, por lo que podrás usarlo sin que tengas que preocuparte por reacciones alérgicas inesperadas. Asimismo, el bicarbonato de sodio que te sobre, puedes colocarlo en un envase e introducirlo en la nevera o en el horno para que absorba los malos olores.

 

  1. Envase: Seguramente te estarás preguntando en dónde vas a almacenar el desodorante, por lo que deberás buscar un envase de vidrio lo suficientemente espacioso para que puedas hacer la mezcla y no tengas que estar repitiendo el proceso a cada momento. 

Aunado a ello, no importa si el envase o frasco es cilíndrico o cuadrado, lo que importa es que este sea espacioso y tenga tapa para poder preservar el contenido. Por lo tanto, si tienes en casa un bote de cristal con tapa metálica, podrás añadirle alguna pegatina o lazo para darle un toque decorativo.

 

  1. Aromas: Este es el ingrediente que es más fácil de conseguir, pero debes tener presente que, los gatos rechazan casi cualquier tipo de olor, por lo que te daremos varias opciones para que, si una de ellas no le agrada, puedas proseguir a usar otra.

No utilizaremos esencias para añadirle aroma al desodorante, puesto que estos tienen químicos y no sabemos con exactitud el efecto que podría causar en nuestra mascota a largo plazo. Por tanto, te recomendamos plantas, especialmente las que tengan olores a prados, así como el romero, tomillo, lavanda, rosas, cilantro y cualquier otra de tu preferencia que sea aromática, pero que no sea cítrica ni tóxica para los felinos. 

Algunas de las plantas que te recomendamos que evites son: la alamanda, alocasia, arisaema, tulipán, muérdagos, campanillas y mimosa de japón, por lo que puedes consultar blogs sobre las plantas tóxicas y dañinas que tienen como efectos irritación en la piel, trastornos e indigestión.

Una vez que tengas la planta que usarás deberás deshidratarla, el proceso que tarda menos es usando el microondas, pero si quieres optar por el más seguro solamente tendrás que tomar un trozo de hilo o nylon y colgarla boca abajo en un espacio aireado y seco. Adicionalmente, debes tener en cuenta que las plantas no deberán tener flores, ya que cuando se están secando, los pétalos están más propensos a caerse.

Ahora, habrá que mezclar el bicarbonato de sodio con la planta seca, te aconsejamos que utilices un envase de plástico y tritures algunas cuantas hojas, pero asegúrate de no usar toda la planta, ya que deberás introducirla completa en el envase final.

Paso siguiente, toma la tapa del envase y realiza pequeños orificios para que solamente salga el bicarbonato y algunas partículas de las hojas que trituraste.

 

¿Cómo aplicar el desodorante casero en la caja de arena?

El proceso es muy fácil, pero deberás limpiar por completo la caja de arena y añadir arena nueva para que no se mezcle con la que tenga restos de heces y orina. Al finalizar el proceso de limpieza, esparce un poco del desodorante sobre la superficie de la arena y remueve para que se incorpore, ya que así habrá aroma suficiente cuando el felino haga sus necesidades y comience a escarbar para taparlas.

 

¿Qué hago si mi gato se ha intoxicado con alguna planta?

Primero que todo, debes verificar qué planta usaste como desodorante para que le des toda la información al veterinario, ya que él es quién sabe cómo revertir el proceso. Por lo tanto, te aconsejamos que no hagas nada por tu cuenta, puesto que podrías empeorar la situación.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...