Última actualización: 20.11.19

 

Muchas personas piensan que los felinos pueden comer alimentos de consumo humano, sin embargo, esto no es del todo cierto. Por ejemplo, el chocolate es poco saludable para ellos, pues contiene teobromina y cafeína, los cuales son elementos muy dañinos para los gatos. De este modo, lo mejor es que los gatos no coman este tipo de alimento.

 

La cafeína y teobromina

Los felinos no pueden comer chocolate porque ellos no tienen enzimas que le permitan digerir este alimento, causando incluso intoxicación en su organismo. Además, el chocolate contiene dos elementos perjudiciales para la salud de los gatos, los cuales son teobromina y cafeína.

La primera, aunque es muy poco conocida, se trata de un componente natural  que se encuentra en el cacao y también puede ser agregado a los derivados del chocolate. En los seres humanos produce sensaciones como estimulación, relajación y placer.

No obstante, en los gatos actúa de forma directa sobre su sistema nervioso, causando taquicardias, fallos en sus órganos, coma y en casos extremos la muerte. Por su parte, la cafeína también puede producir inquietud, diarrea y convulsiones en los felinos.

 

Consecuencias de comer chocolate

El chocolate contiene mucha grasa y esta puede provocar en los gatos una pancreatitis, esta es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación del páncreas. Asimismo, cabe destacar que la pancreatitis es muy dolorosa, de manera que el gato deberá ser atendido por un veterinario rápidamente para calmar el sufrimiento.

Por otra parte, los médicos veterinarios indican que las dos épocas del año donde ocurren un gran número de intoxicaciones por chocolate es en Semana Santa y Navidad. Los dueños de gatos por el aprecio o cariño que le tienen a sus mascotas desean compartir con ellos este dulce, poniendo en peligro la vida de los felinos.

Aunado a ello, el chocolate contiene leche y esta causa alergias e intolerancia a la lactosa en los gatos adultos, pues cuando ellos son destetados, en sus primeros meses de vida, su cuerpo pierde la enzima lactasa, la cual permite la ingesta de lácteos. En pocas palabras, el chocolate puede producir diarrea en los gatos adultos.

 

 

Señales que indican que un gato se ha intoxicado

Si por error le has dado de comer chocolate a tu gato o este lo consumió mientras tú no estabas en casa, el felino puede mostrar diferentes síntomas. Algunas de las señales más comunes son dificultad para respirar, temblores o convulsiones, debilidad, temperatura elevada y rigidez muscular. Además, existen otros síntomas que el dueño del felino no puede distinguir a simple vista, como latidos cardíacos rápidos y presión arterial baja. Estos últimos, tienden a ser muy peligrosos para la vida de cualquier gato.  

Cabe mencionar que los síntomas aparecen entre las 24 a 48 horas después de haber ingerido el chocolate y, dependiendo de la cantidad, los síntomas serán graves o no.

 

¿Es bueno hacer vomitar al gato?

Debido a los síntomas que presenta un gato luego de haber consumido chocolate, algunos dueños creen conveniente hacerles vomitar pero, según expertos, esto no es bueno, ya que el tracto digestivo del felino podría sufrir daños.

Además, el hecho de vomitar es algo que debe ocurrir únicamente cuando ya han pasado entre 1 a 2 horas desde la ingesta del chocolate. Sin embargo, es difícil en muchos casos conocer con exactitud el tiempo que ha transcurrido y, aún más, si el dueño de la mascota no se encontraba en casa.

 

Qué hacer en caso de intoxicación

Lo primero que deberás hacer es llevar de inmediato el gato al veterinario, para que este especialista lo revise y le haga los exámenes médicos correspondientes, de este modo, la persona que cuida del animal sabrá en qué estado de salud se encuentra y el tipo de tratamiento aplicar.

Uno de los exámenes más comunes en estos casos es el de orina, pues este indicará si el felino consumió una sobredosis de teobromina o de cafeína. En algunos casos, solo será necesario mantener la mascota en observación, pero en otros habrá que hacerle un lavado gástrico o aplicarle fármacos; todo dependerá tanto del felino como de la cantidad de chocolate que haya ingerido.

No existe un antídoto que contrarreste los efectos causados por el chocolate. Sin embargo, algunos de los tratamientos más comunes son líquidos intravenosos, mismos que ayudan a eliminar las toxinas.

 

 

Medidas preventivas

Las medidas preventivas son importantes si queremos que nuestra mascota tenga bienestar y goce de una vida saludable. Una de estas medidas es informarse sobre los alimentos que pueden comer y los que están prohibidos para los felinos, ya que estos datos son vitales para no poner en peligro la vida de las mascotas.

También, si tienes que viajar y dejarás a tu gato al cuidado de un familiar o amigo, haz una lista con la comida que él podrá comer y otra con los alimentos prohibidos. Asimismo, deja también a disposición del familiar o amigo los alimentos que tu mascota puede consumir, de este modo la seguridad del felino estará completa aunque no estés en casa.

Además, podemos destacar que en Internet es posible encontrar la mejor comida para gatos (puedes encontrar aquí algunas opciones de compra), la cual está elaborada con las vitaminas, minerales y proteínas que el felino necesita para su crecimiento y desarrollo óptimo. Incluso, hay una gran variedad de alimentos adaptados a la edad y el estado de los gatos; con esto último nos referimos a si está castrado o esterilizado. Si compras alimentos de buenas marcas es muy probable que estos no contengan cafeína, ni ningún elemento tóxico para tu mascota.  

Por otra parte, no dejes en lugares accesibles para tu mascota alimentos que puedan poner en riesgo su salud, como por ejemplo chocolate, cacao, café o alimentos con gran cantidad de azúcar, sal y leche. Recuerda que por naturaleza los felinos suelen ser muy curiosos y podrían ingerir estos alimentos sin que te des cuenta.

Por otra parte, si tienes niños pequeños, presta atención cuando ellos estén comiendo chocolate o algún derivado, ya que van a querer compartir con su mascota. También, recomendamos que les informes a los niños sobre las consecuencias que trae el consumo de chocolate en los felinos.