Última actualización: 07.08.20

 

Un pez puede ser una mascota de dimensiones muy pequeñas, sin embargo, su cuidado es tan importante como el de un animal muy grande. La calidad, cantidad y tipo correcto de componentes en su dieta serán los que permitan que naden con vitalidad y alegría a lo largo y ancho de la pecera.

 

Entrar a una tienda para mascotas significa encontrarte con la mayor gama de alimentos y artículos para ellos. En el caso de los peces, verás una gran variedad de comida de diferentes marcas, en diversas presentaciones y cantidades. Así que para saber cuál escoger debes cumplir con el primer paso que es estar claro sobre las especies de peces que tienes nadando en tu pecera o estanque.

Dependiendo de esto, puede que encuentres un mismo tipo de alimento para todos, aunque esta no es la generalidad. Los peces al igual que todos los seres vivos se mantienen sanos según la dieta que consumen. Una comida para peces equilibrada sin exceder la frecuencia de veces al día que debe consumirse, definitivamente, le dará color y movimiento a la pecera con peces llenos de la vitalidad deseada.

 

5 tipos de alimentos para tus peces 

Los alimentos para peces varían en formas de presentación que serán fácilmente digeribles o no, según el tamaño y características de cada pez. Los más comunes son las siguientes: 

 

Alimentos secos 

Empecemos por uno de los que más variedad tiene tanto para peces herbívoros como carnívoros. Dentro de esta forma de presentación seca, los más populares son las escamas o copos. Son esas hojitas prensadas de colores que flotan por su ligereza y los peces van en su búsqueda a la superficie. Por su parte, los gránulos o bolitas van al fondo muy lentamente dando oportunidad de comer a todos los peces.

Una de las formas más comunes para los peces más grandes son los sticks o palitos, sin embargo, los alimentos secos varían en forma de pellets, tabletas, obleas o patatas fritas. Bastará ver bien lo que diga el bote en cuanto a composición y recomendación sobre si son para peces pequeños, medianos o grandes. 

 

Alimentos vivos

Esta en una opción que encanta a tus peces, tal vez porque se sienten como en su hábitat natural donde persiguen proteínas vivas. Sin embargo, es un tipo de alimento que debes dosificar o dar como deliciosas golosinas, pero de tanto en tanto, ya que pueden acostumbrarse muy rápido a él y después, no querer otro tipo de comida. Además, hay controversias con algunos que tendrás que decidir si dárselos o no.

Por ejemplo, los gusanos tubifex son deliciosos para los peces, pero se sabe que se alimentan de estiércol y podrían transmitir enfermedades a la pecera. Por lo tanto, es muy necesario tener confianza en la tienda donde se compran, ya que ella debe saber de la calidad del cultivo donde provienen.

Por otra parte, también está la opción de congelarlos. Puede que pierdan algo de sus nutrientes, pero estás tranquilo de que no transmitirán parásitos. Se descongelan justo antes de ofrecerlos a tus peces. Otros de los preferidos que pudieran congelarse o no son la artemia, los camarones, las daphnias, las lombrices de tierra, larvas de mosquito, gusanos grindal, blancos y anguilas vinagre, entre otros.  

Alimentos frescos 

Estos alimentos son una buena opción cuando se quiere dar comida con sus aportes nutricionales frescos e intactos de algún proceso previo de cocción o preparación. Hablar de consentir a tus peces herbívoros con la frescura de los vegetales contempla a la lechuga o espinaca romana muy bien troceadas.   

Si son carnívoros, evita darles pescados grasosos o carnes con mucha sangre, el corazón de res y las carnes blancas como el pollo y el pavo son recomendadas. Del mundo marino, trocear unos filetes de bacalao o dar la carne de moluscos, gambas y mejillones son opciones de agrado para ellos, no obstante, al igual que los alimentos vivos, estos deben ser de provisión ocasional. 

 

Alimentos liofilizados 

Son alimentos que han pasado por un proceso de deshidratación. La gran diferencia con los alimentos secos es que estos no son una mezcla de componentes, sino animales que de estar vivos se han secado enteros. Una de sus mayores ventajas, junto a la garantía de una comida libre de parásitos, es la larga duración de conservación de sus nutrientes. Entre los más comunes se encuentran las lombrices, las artemias, las daphnias y krills. 

 

Alimentos para vacaciones 

Otro tipo de alimento necesario para cualquier dueño de pecera es el que viene en bloques. Se convierte en la presentación de comida para peces ideal cuando hay que ausentarse por unos días y nadie pueda encargarse de la rutina alimenticia de tus mascotas. 

Es un alimento de liberación lenta que ofrece variados tamaños que aseguran comida por dos, siete y hasta catorce días para distintas cantidades de peces. Se va deshaciendo poco a poco y así todos van teniendo oportunidad de comer.

Consejos generales

Es sabido que nuestro presupuesto siempre agradecerá compras económicas, sin embargo, en el caso de los peces, estas mascotas pequeñitas se satisfacen con poca cantidad, pero la calidad debe ser óptima. El mercado ofrece alimentos de muy buenas marcas que no te tomará mucho tiempo saber cuáles son al observar sus numerosas propuestas en productos con especificaciones diferentes según el tipo de pez.

Por otra parte, para decidirte por un tipo de comida u otro, debes ante todo saber su composición, ya que sin ninguna duda esto es fundamental. Dentro de la belleza de colores y estilos de aletas se mezclan peces herbívoros, carnívoros y omnívoros, así que tienes que cuidar si se necesita comida para tu pez con base en camarones, krill y harinas de pescado o la conveniente es la que tenga una mayor concentración en algas. 

En conclusión, la mejor comida para peces, sin importar su presentación, es la que reúne, según la necesidad alimenticia específica de la especie, elementos como proteínas, aminoácidos y vitaminas que mantengan a los peces activos y desplazándose en el hábitat de agua que hayas destinado para ellos.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments