Última actualización: 20.11.19

 

Con más de 100.000 m2, el Oceanografic de Valencia es un majestuoso acuario que recrea los múltiples hábitats marinos, tanto de océanos cómo de mares. Recopila más de 500 especies y más de 45 mil ejemplares; siendo uno de los cinco acuarios más importante del mundo. Aquí podrás estar cara a cara con los tiburones y otros grandes peces.

 

Inaugurado el 14 de febrero del 2003, esta compleja obra de arquitectura moderna debe su estructura y funcionamiento al equipo conformado por los ingenieros Carlos Lázaro y Alberto Domingo, así como a los arquitectos José María Tomás Llavador y Feliz Candela. El Oceanografic es un acuario ubicado en la ciudad española de Valencia, dentro del complejo Ciudad de las Artes y las Ciencias. Es el mejor acuario y el más grande de Europa, con una infraestructura de 110.000 m2 y hasta 42 millones de litros de agua salada; por lo que cuenta con la tecnología que garantiza la calidad del agua bombeada, la cual proviene de la playa de la Malvarrosa.

 

Hábitats que ofrece

El Oceanografic de Valencia fue diseñado y concebido para brindar al público un extraordinario panorama, donde se representan todos los principales ecosistemas marinos de la Tierra. Cada uno de sus edificios se identifica plenamente con hábitats acuáticos, tal como el Mediterráneo, el mar rojo, mares tropicales, templados y humedales; también están presentes los Océanos Pacífico y Atlántico, el Ártico, diferentes islas y además, un Delfinario con una capacidad de 24 millones de litros de agua y 10,5 m de profundidad.

 

Especies marinas a tu alcance

Los visitantes podrán disfrutar de una gran variedad de formas de vida. Así mismo, conocer de cerca la belleza y comportamiento de los más de 45.000 ejemplares marinos de hasta 500 especies diferentes. En el Oceanografic podrás encontrar morsas, belugas, delfines, focas, leones marinos, pingüinos, tortugas, peces sierra, rayas, medusas, erizos, estrellas, crustáceos de todo tipo y también, invertebrados, aves y reptiles.

Por otro lado, se trata del acuario de Europa que contiene el mayor número de tiburones, ya que en sus instalaciones marinas viven más de 100 de estos icónicos animales, pertenecientes a más de 20 especies diferentes. Por esto, Avanqua (empresa que gestiona desde el 2016 todo lo concerniente a este acuario) ha desarrollado un programa transversal durante el 2019, con la finalidad de divulgar y crear conciencia a todo el público a favor de este fantástico animal; considerados por muchos como una máquina asesina y el mayor depredador de los océanos.

 

 

Vive un día con tiburones

Para este 2019, la organización del Oceanografic ofrece para propios y extranjeros, un viaje emblemático a todos los mares y océanos del mundo, donde se presentan actividades específicas a fin de dar a conocer al tiburón; un animal que se ha ganado la mala fama de ser un asesino. 

Aunque muchas personas tienden a pensar que todos estos escualos son enormes e iguales, lo cierto es que en la naturaleza existen más de 400 especies, con tamaño y formas diferentes, y solo el 5% son gigantes.

A pesar de ser catalogados (injustamente) como asesinos, la verdad es que los humanos resultan ser más peligrosos para los tiburones, que estos para nosotros; lo cual queda demostrado con la dramática disminución de hasta el 90% de la población de tiburones martillo, a consecuencia de la intervención directa del hombre.

Por esto, el Oceanografic pretende crear conciencia sobre la problemática de la sobrepesca y del consumo indiscriminado de las aletas. Para ello, dentro de su población marina, protege y brinda las mejores condiciones de vida a más de 100 tiburones que viven en cautiverio. La idea es favorecer la preservación de la especie y de dar a conocer a las futuras generaciones, la belleza y majestuosidad de este animal. Son muy pocos los lugares del mundo donde se pueden contemplar cómodamente, a tantas especies y ejemplares de tiburones juntos.

Dentro del acuario, especialmente en el edificio de Accesos, están presentes columnas de agua diseñadas con la silueta de un tiburón y que llegan al tanque central. Allí viven especies como el tiburón martillo, puntas negras, cebra, lechoso, nodriza de cola corta y alfombra. Además, en este edificio se encuentra una exhibición especial con fotografías de los tiburones aquí presentes, las cuales fueron tomadas por sus cuidadores bajo la dirección del experto fotógrafo submarino Vicent Renovell.

Al recorrer el túnel de tiburones por la pasarela superior, los visitantes podrán observarlos desde otra perspectiva; ya que estarán muy cerca de animales impresionantes como el tiburón toro o el tiburón gris. También está cerca el área conocida como “Cuarentena del acuario” y al mismo tiempo, hay fácil acceso para conocer el “Arca del mar”, el hospital diseñado para las preservación y cuidado de tortugas marinas.

 

 

En la llamada área de “Océanos” convergen el Pacífico y el Atlántico, una zona con gran volumen de agua y lugar donde se encuentra el mayor número especies. Desde sus profundos y gigantescos espacios, las personas podrás ver a escualos gigantes como la nodriza o el puntas blancas. Así mismo, en el sector del “Bosque de Kelp”, conocido por sus grandes algas, se encuentran tiburones fluorescentes y al terminar esta ruta, los visitantes podrán ver en una maqueta de tamaño real, el gran tiburón de Groenlandia.

El Oceanografic se ha esmerado en presentar a todo lo largo de su infraestructura, esta gran exhibición de tiburones e incluso alcanza a llegar hasta el restaurante submarino. Aquí se incorporan otras especies como el tiburón amarillo y musolas pintadas.

 

Los impresionantes dientes de los tiburones

Si hay algo que destaca en los tiburones y que los convierte en criaturas atemorizantes, es la cantidad de dientes presentes en su boca. Aunque cada especie puede tener un número diferente, según la dieta; lo cierto es que estos animales marinos poseen entre 5 a 15 filas de dientes, los cuales crecen de forma permanente, en cada una de sus mandíbulas. Por ejemplo, el gran tiburón blanco conocido por su agresividad, tiene aproximadamente hasta 3.000 dientes de unos 7 cm de longitud; y si llegan a perder alguno, su naturaleza propia lo reemplaza.