Última actualización: 26.05.20

 

Si tienes pensado adquirir un gato como mascota o ya lo posees y te preocupa que no use la caja de arena, en este artículo te daremos algunas recomendaciones para que tu amigo felino pueda comenzar a usar la caja de arena.

 

¿Qué es una caja de arena y qué función tiene?

La caja de arena es, como su nombre lo indica, una estructura cuadrada o rectangular que se le agrega una cantidad de arena especial para que los felinos puedan ir y hacer sus necesidades fisiológicas, puesto que, a diferencia de los caninos, los gatos tienen un olfato delicado y requiere, por instinto, tapar el excremento y limpiar sus patitas para que no huelan mal.

Por ello, la finalidad de la caja de arena es proporcionarle un espacio especial a los gatos para que puedan ir a evacuar, por lo que tener aseada la caja de arena es vital para que el felino no la rechace y orine o haga caca en cualquier parte menos en ella.

 

La edad es importante

Enseñar a un gato es una tarea importante para poder mantener buenos estándares de higiene en el hogar, pero hay que considerar que estos se adaptan mucho mejor cuando están cachorros. Por lo tanto, mientras más joven esté el gato podrás educarlo correctamente para evitar que deje rastros de orina o caca por toda la casa.

¿Cómo enseñar al gato a usar la caja de arena?

Antes de todo, deberás encontrar una caja que sea ideal para que el gato la use. Esta debe ser cómoda, por lo que no debe ser muy pequeña para que pueda dar giros y así encuentre una posición correcta para hacer sus necesidades. Además, también debe tener buenos niveles de profundidad para que el felino sea capaz de escarbar en la arena para enterrar sus heces. 

Ahora, deberás saber que domesticar un gato no es una tarea muy difícil, puesto que lo primero que te aconsejamos que hagas es que lo levantes suavemente y lo coloques sobre el cajón de arena, ya lo que sigue lo hará por su propia cuenta por instinto. Sin embargo, si notas que tiene muchas horas sin orinar o hacer caca y se sale de la caja de arena, no le grites ni lo maltrates, solo deberás acariciarlo y levantarlo para nuevamente colocarlo en la caja de arena. 

Además, las primeras veces puede que no le provoque, por lo que es necesario que lo hagas unas cuantas veces para que su olor se quede impregnado en la arena.

Si el felino aún no se acostumbra a hacer sus necesidades dentro de la caja, usa una bolsa para recoger el excremento y colocarlo en la caja. Limpia el suelo con desinfectante para que no sea capaz de captar el aroma y no tome ese lugar como su baño.

Después, cuando el gato ya haya defecado por primera vez por su propia cuenta, te recomendamos que no la limpies de inmediato, sino que esperes que la vuelva a usar para que uses la pala y quites el exceso de excremento sin cambiar la arena hasta que se acostumbre que ese será su lugar para defecar.

 

¿Qué hacer si el gato no se acostumbra a usar la caja de arena?

Eso quiere decir que no está ubicada en un lugar que lo haga sentir cómodo para hacer sus necesidades, puesto que esta deberá estar en un espacio con poca iluminación, en una esquina preferiblemente y cercana a un sitio que haya ruido, pero bien alejada de su tazón de agua y comida. 

Esto ayudará al felino a que camine y se mantenga en forma, dado que los gatos son unas mascotas que no se deben sacar a pasear como los perros y el sonido de los coches, aviones o cohetes los asustan, puesto que su oído es mucho más agudo que el de los humanos. Por ello, lo conveniente es hacer que recorran el hogar para mantenerlos seguros y así evitar cualquier clase de peligros exteriores.

 

¿Por qué hay que mantener limpia la caja de arena del gato?

Como ya mencionamos anteriormente, los gatos tienen un olfato delicado y suelen tapar la caca hasta que no la huelan, pero cuando esta no se limpia con frecuencia, el excremento se aglomera y comienza a oler mucho más intenso, por lo que es importante limpiarla para evitar malos olores por toda tu casa y que el felino deje de usarla.

¿Cuáles son las mejores arenas para gatos?

Si entre el sinfín de opciones que hay en el mercado, no sabes qué arena para gatos comprar, hemos preparado algunas opciones para que puedas escoger un modelo que pensamos que podrían ser de tu interés.

 

Biokat’s Diamond Care Multicat Fresh arena para gatos 

Este modelo es uno de los más destacados por su alta capacidad para absorber líquidos. Además, cuenta con aglomerante, por lo que cuando el gato haga sus necesidades y las tape con la arena, esta se adherirá para evitar malos olores.

Adicionalmente, posee fragancia de flor de algodón y carbón activo que ayudará a neutralizar los olores de la orina y el excremento, al mismo tiempo que protege el medio ambiente, puesto que está libre de CO2.

Por otro lado, viene en una presentación de 8 libras para que tengas arena suficiente hasta por un máximo de 44 días.

 

Sanicat Select Mediterranea Arena de Gatos Ultra Aglomerante

Si estás en la búsqueda de una opción económica, que posea más cantidad y sea del tipo aglomerante, este modelo que presenta Sanicat podría interesarte, puesto que viene con 15 libras y dispone de un sistema ultra aglomerante que atrapará el excremento y la orina de tu gato de una forma muy eficaz.

Por otro lado, otro aspecto que destaca en este producto es que no posee olor, por lo que tu gato se podrá adaptar a la arena fácilmente y sin ningún problema, puesto que las fragancias son las principales causantes de que los felinos pierdan interés en usar la caja de arena.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments