Última actualización: 20.07.19

 

En la actualidad, se han generado algunos debates con diferentes opiniones y también muchas comparaciones acerca del uso que deben tener los arneses y los collares para perros. En este sentido, las sociedades protectoras de animales han denunciado el uso de materiales y diseños que ponen en riesgo la salud física y psicológica de los animales. En este sentido, te conviene prestar atención a las diferencias entre los arneses y los collares para perros.

 

Quienes recomiendan el uso del arnés para perros, lo hacen basándose en la salud física del animal, ya que piensan principalmente en las repercusiones que podría tener un collar de adiestramiento.

Asimismo, muchos entrenadores profesionales recomiendan tomar en cuenta las características del animal, como tamaño, costumbres y el ambiente donde se desarrolla, ya sea la ciudad o el campo, de esta manera podrás escoger el mejor collar para perros (En este enlace encuentras varios productos para analizar) o el mejor arnés, siempre y cuando sea la opción más segura y adecuada para tu mascota.

Debes saber que la balanza siempre estará inclinada a favor de los arneses, debido a la cantidad de beneficios que brindan. Sin embargo, los collares aún pueden ser usados en algunos casos, por lo que no están totalmente extintos del mercado.

 

Lo que debes saber sobre los collares para perros

Los collares han sido durante mucho tiempo la primera opción que usan los dueños y entrenadores de perros, no solo como medida de seguridad a la hora de entrenarlos o llevarlos de paseo, sino también para identificarlos con tus datos y los tuyos en caso de pérdida. Esto es muy común en el caso de los collares básicos y tradicionales.

Sin embargo, con el pasar de los años los collares para perros han ido evolucionando junto con la tecnología, tanto en su variedad de diseños como en los usos que pueden ofrecer. Por esta razón, podemos ver el uso de collares electricos para perros, con múltiples versiones y usos específicos durante lo adiestramientos.

 

Collares antiladridos o ultrasónicos

Son capaces de crear cercas virtuales inalámbricas para perros a través de la vibración estática y un sistema de reconocimiento de ladridos, de esta manera, cuando tu perro ladra el collar emite un sonido opresor que reconocerá él mismo, además, aumenta o disminuye su intensidad según su comportamiento.

 

 

Collares eléctricos

Estos causan descargas eléctricas automáticamente al percibir la vibración de sus ladridos, así como aquellos que se accionan a través de la mano del hombre para corregir al perro. De cualquier manera, estos son collares torturadores que han sido prohibidos legalmente en diversos países, ya que a largo plazo producen efectos negativos en la salud física y mental de las mascotas.

 

Collares de cabeza

Han sido diseñados para que ejerzas la fuerza únicamente en la cabeza de tu perro. Este tipo de collar cuenta con un diseño que va desde la superficie del hocico hasta la parte trasera del cuello, por lo que de manera suave podrás controlar el movimiento de su cabeza y la apertura de su boca al ladrar o al salir a pasear. Sin embargo, podría resultar muy opresivo para tu perro y generar ansiedad en él.

Los collares se elaboran con distintos colores, diseños y una gran cantidad de estilos, sin embargo, su uso actualmente no es el más adecuado. Así como puedes encontrar collares con la única función de identificar a tu mascota o brindar mayor atractivo, también hay muchos otros que pretenden corregir el comportamiento de los perros mediante el dolor. Por esta razón, solo se recomienda el uso de collares tradicionales cuando el perro ha sido entrenado correctamente a través del refuerzo positivo.

 

Beneficios de los arneses para perros

Existen en el mercado varios tipos de arneses para perros, siendo los más comunes el de fijación frontal y el de fijación trasera. El de fijación frontal es más utilizado para colocarlo en perros de mayor tamaño, mientras que el de fijación trasera es más apropiado para perros pequeños, ya que no ejerce tanta presión en la columna del perro.

La principal ventaja de los arneses es el cuidado de la salud y la prevención de enfermedades, ya que están pensados para evitar y corregir las distintas lesiones y problemas en la columna o cadera.

En este sentido, elimina los tirones en el cuello causados cuando el perro se adelanta demasiado o quiere ir en otra dirección durante los paseos. El animal no podrá lesionarse al hacer fuerza de ninguna manera, ya que la persona encargada del perro podrá tener el control de sus movimientos en todo momento. De la misma manera, facilita la tarea de controlar y neutralizar la fuerza del animal, ya sea que se inquiete ante la presencia de un desconocido u otro animal.

Los modelos de arneses para perros han variado y evolucionado con el paso del tiempo, por lo que podrás encontrarlos fabricados en mallas, correas, cintas, tiras, tela, cuero, entre otros materiales, pero en todos los casos están pensados para resaltar la comodidad y seguridad de tu mascota. Además, pueden dar un toque divertido y atractivo al perro cuando lo llevas de paseo.

 

 

La mejor decisión

Después de analizar las utilidades y desventajas atribuidas a los arneses y a los distintos tipos de collares, debemos señalar que siempre habrá quienes pretendan tener la razón y justifiquen el uso de uno sobre otros. En última instancia, será necesario el sentido común de los entrenadores y los usuarios para saber cuál de ellos es el más apropiado para usar.

Es bueno tomar en cuenta que muchos tipos de collares están prohibidos por la ley, por lo que te conviene informarte de esto antes de adquirir uno. Además, es recomendable asesorarte con un profesional que conozca las ventajas y desventajas de cada uno para ofrecerte la mejor opción según la raza, edad, tamaño y comportamiento de tu mascota. 

Lo más importante es tomar en cuenta la salud física y emocional del perro, ya que ni los humanos ni los animales merecen ser educados por medio del maltrato a su integridad física y emocional. En el caso de los perros, al ser animales nobles, fieles y muy inteligentes, debe ser evitado el maltrato en todas sus formas.