Última actualización: 09.12.19

 

Los comederos para perros son elementos esenciales para quienes tienen estas mascotas en el hogar. En el mercado, hay un catálogo variado de opciones disponibles. Sin embargo, si se quiere ahorrar dinero y emprender un proyecto personalizado, se puede hacer un comedero de propiedades automáticas, que mejorará la alimentación de los peludos de la casa. 

 

El mercado en artículos y productos para el bienestar de las mascotas es amplio. Se pueden conseguir desde pecheras, bolsos, lazos y correas, hasta juguetes, ropa y comederos. Cada uno de estos está diseñado para complacer las exigencias de la comunidad de usuarios y de sus mascotas, con diferentes colores, tamaños y demás especificaciones.

Dentro de los artículos para el confort de las mascotas, los comederos para perros son imprescindibles, ya que es donde los caninos comen a diario y, por lo general, crean un vínculo con estos cuencos, reconociéndolos como suyos. De modo que si se tiene una nueva mascota en el hogar, una forma de que se sienta bienvenida e incluida en el grupo familiar es creando un espacio para sus necesidades de alimentación y estancia.

Una recomendación general de los veterinarios es que la alimentación sea siempre en un mismo lugar, un área que debe gozar de características como tranquilidad y frescura, para que de este modo el animal pueda comer de forma pausada. 

A este detalle se suma la incorporación de un envase adecuado para sus necesidades en relación al tamaño, raza y demandas de comida. Aunque las opciones de comederos para perros en el mercado son muchas, también existe la posibilidad de fabricarlos y así emprender un proyecto personalizado para tu mascota. 

Por un lado, hacer el comedero permitirá ahorrar dinero e invertirlo en otras necesidades de la mascota, como por ejemplo la comida o artículos de limpieza y salud. Asimismo, es una oportunidad de crear un vínculo mayor con el animal, al poder personalizar el comedero de acuerdo a los gustos y cumpliendo con los estándares de calidad para una correcta alimentación. 

 

¿Cómo se hace un comedero para perros?

Hay muchas formas de hacer un comedero para perros. Sin embargo, a continuación enseñaremos cómo hacer uno sencillo, con pocos materiales y de forma casera, que destaca además por ser automático. 

Para emprender el proyecto, serán necesarios un par de herramientas y materiales que se pueden conseguir con facilidad y a muy bajo coste. Por ejemplo, lo esencial para crear este comedero es contar con dos garrafas de plástico, que con algunas modificaciones pasará a ser un comedero para la mascota, con capacidad para alimentarla de manera eficiente durante un tiempo de entre tres y cuatro días. 

 

 

Los materiales 

Antes de comenzar, es preciso tener a la mano todos los implementos y materiales que serán necesarios. Entre ellos, es importante poseer un cúter con filo para cortar plástico, un marcador o rotulador, una pistola de silicona y las dos garrafas de plástico, que deberán estar vacías y correctamente lavadas para remover los restos de impurezas o residuos del contenido original.

Para la limpieza de las garrafas, se recomienda añadir líquido de lavar platos e introducir una esponja y limpiar las paredes. Seguidamente, se debe aclarar con agua un par de veces hasta que ya no haya espuma, ni restos de jabón. Finalmente, se debe agregar un poco de agua caliente, que se encargará de eliminar cualquier bacteria o resto de olor del contenido original. 

 

Pasos a seguir 

Una vez que ya tengas todos los materiales e implementos es momento de poner manos a la obra para comenzar el proyecto. Solo debes seguir estos sencillos pasos y, al terminar, tu mascota dispondrá del mejor comedero para perros adaptado a ella.

 

Marca y corta la estructura

Lo primero que debe hacerse es cortar la parte superior de ambos envases de plástico. Para tener una guía y hacer los cortes precisos, se recomienda marcar con un rotulador. En relación al corte, este debe hacerse justo antes de comenzar la curva del envase.

Después de que el envase haya sido marcado, tendrás que coger el cúter con tus manos y de forma segura proceder a realizar el corte. El área del asa del manillar debe estar aún pegada en el resto del envase. Por ello, se debe marcar con el rotulador esta área y retirar el asa con el cúter. 

Seguidamente, se debe coger la garrafa restante y colocarla hacia el lado del asa. Se deberá marcar con la finalidad de hacer un orificio que sirva para que entre en la zona más estrecha del primer envase. Este corte se debe realizar en el área plana de la garrafa, que viene siendo debajo del asa. Cuando se haya cortado, es pertinente comprobar que encaja de manera apropiada. 

 

 

Recorta el área del asa y haz la tapa

Como siguiente punto, se debe recortar la parte donde va el asa. Además, se deberá dejar la zona de la tapa, así como una separación de aproximadamente un dedo entre este corte y el anterior.

Por otro lado, se debe hacer la tapa del comedero. Para lograrlo, es preciso que se marque el primer envase en la parte superior a unos tres dedos del borde y se realice un corte. Una vez hecho esto, es prudente comprobar que encaja por fuera, como si de una tapa se tratara.

 

Retira las marcas y une las garrafas

Para una mejor estética visual, es recomendado que se retiren las marcas del rotulador con ayuda de alcohol. Seguidamente, se deberá poner a calentar la pistola de silicona. Cuando esté lista para ser utilizada, une un trozo de plástico recortado dentro de la parte más larga en el primer envase. Para continuar, debes introducir la garrafa uno, que será el depósito de comida, dentro del agujero de la segunda garrafa y pegar con ayuda de la silicona. Seguidamente, se debe esperar a que seque, quitar la tapa, llenar de comida y el comedero ya estará listo. Para personalizarlo, solo deberás agregar pintura o pegatinas de tu agrado.