Última actualización: 20.11.19

 

Cuando tenemos gatos en casa es importante proveerles de un lugar donde puedan descansar, esconderse o que puedan rascar incansablemente, sin dañar nuestros muebles o cortinas, como es el caso de los rascadores y las camas para gatos, los cuales puedes crear tú mismo en tu hogar para consentir a tu mascota felina. 

 

Lo primero que se debe destacar es que los gatos por su naturaleza, necesitan arañar objetos de diferentes texturas, es su forma de comunicarse, de marcar su territorio, de afilar sus uñas y para liberar estrés, por lo que requieren tener en casa rascadores que les permitan dejar sus señales a los demás habitantes, así como para mantener sus uñas fuertes y afiladas, de manera que se sientan seguros y protegidos, siendo importante conocer cuál es el mejor rascador para gatos que le podemos proporcionar.

En el mercado de accesorios para los gatos, podemos encontrar cualquier variedad de objetos fabricados con diferentes materiales y muchos diseños. Sin embargo, muchas veces estos objetos son caros y probablemente no se ajusten a nuestro presupuesto, pero en la web existen muchas ideas para elaborar uno de ellos de forma sencilla y sin tener que invertir mucho dinero en su construcción, siendo una gran alternativa de ahorro para muchas personas.

Para la confección de cualquier variante de rascador o cama para gatos se necesitan entre otros materiales: ropa en desuso, tela, cuerdas, tejidos gruesos, trozos pequeños de madera, alfombras viejas, cartones de diferente grosor, el modelo del objeto que quieres hacer y por supuesto las ganas de realizar el trabajo. A continuación, te ofrecemos 6 ideas que puedes utilizar para realizar rascadores caseros. 

 

 

1. Rascadores caseros con cartón

Una alternativa de reciclar las cajas de cartón y darle una segunda utilidad es construyendo rascadores para gatos, lo que de seguro enamorará a tu mascota, porque a la mayoría de los gatos les encantan las cajas de cartón, ya que les sirven de refugio, pueden jugar con ellas, impregnar su olor, rascar, entre otras cosas.

Para construir un rascador original solo con cartón, necesitas recortar las láminas en tiras con un diámetro aproximado de 10 centímetros, las cuales serán colocadas como canto en el interior de otra caja, presionando los trozos unos con otros para que el gato no pueda desmontarlo, de manera que quede como una cama donde el felino además de rascar pueda descansar en ella. 

También podrías colocar un marco con unos listones para darle mayor consistencia y hacerlo más resistente a los arañazos del gato. Otra alternativa sería crear unos agujeros en un extremo de las tiras de cartón, para pasar una cuerda de pita y colgar el rascador en cualquier lugar donde se desee que el gato arañe. 

Si quieres construir un rascacielos original para tu gato, utilizando cartones, entonces podrías apilar todas las láminas una encima de la otra, hasta obtener la altura deseada, ayudándote con una vara de madera por donde pasarás los cartones previamente agujereados, utilizando como base una plataforma de madera para brindarle seguridad a la estructura. 

Para cualquiera de estas opciones, es recomendable utilizar un poco de catnip  repartido a través de los cartones, para animar al gato a acercarse a su rascador nuevo.

 

2. Camas caseras para gatos con ropa en desuso

Para construir una cama casera para tu gato, puedes utilizar un cojín y un jersey viejo u otras prendas estropeadas, es una manera fácil y económica de darle un nuevo uso a esa ropa anticuada que tienes en el armario. 

La idea se fundamenta en rellenar completamente la ropa de lana con los retazos de las prendas gastadas, hasta que el jersey quede bastante mullido. Concluido este paso, se deben unir las mangas de la prenda para cerrar el lecho, obteniéndose como resultado una cómoda cama para gatos, con una superficie caliente y confortable.

 

 

3. Camas para gatos con maletas viejas o con cajas de madera

También, podrías elaborar una cama confortable para tu gato utilizando una maleta vieja o una caja de madera. Sólo tendrías que rellenar la caja o la maleta con un colchón hecho con ropa en desuso, tal como explicamos en el punto anterior, y es una cama felina que podrás colocar en cualquier rincón de la casa, para que tu gato tenga un lugar cálido y tranquilo para descansar.

 

4. Tienda de campaña para gatos

Otra idea bastante original, es el modelo de tienda de campaña para gatos, la cual también se puede hacer utilizando camisetas viejas y buscando algunas varas de madera o alambre semirrígido que te permitirán construir una cama tipo cueva, íntima y agradable para el gato. Para su elaboración, tienes que cruzar los alambres o las varas de madera, creando la estructura de una tienda de campaña convencional, cubre la parte externa con las camisetas viejas o alguna tela caliente, e introduce en el interior de la tienda un colchón felino como el que hicimos anteriormente.

 

5. Rascadores caseros con cuerdas

Puedes elaborar los mejores rascadores para gatos con una cuerda de pita y un poste de madera. Para ello, tendrías que enrollar el cordel alrededor de un cilindro de madera, con la suficiente tensión para que pueda soportar el rasgado de las uñas del felino. También, podrías utilizar dos plataformas de madera, una que sea de mayor tamaño y que sirva como base en el suelo, así como otra más pequeña que iría arriba de la estructura, para que el gato pueda subirse sobre ella, de manera que el mueble quede como una torre rascadora, envolviendo el cilindro con las cuerdas y que le servirá al gato para mantenerse en las alturas inspeccionando los alrededores de su territorio.

 

6. Rascadores para gatos con felpudos

Otra idea sencilla para fabricar un rascador para gatos es utilizando un felpudo áspero que le permita al felino limar sus uñas. Si te gustan las manualidades y tienes tiempo para ejecutar esta idea más elaborada, entonces podrías crear una torre rascadora para gatos, ayudándote con diferentes plataformas de madera contrachapada, forrando las mismas con un felpudo que sea idóneo para que el gato pueda arañar.

Con estos rascadores caseros, tu gato tendrá un lugar apropiado para afilarse las uñas y liberar el estrés o la ansiedad sin tener que dañar los muebles de la casa o los diferentes tejidos que podamos tener, por lo que te animamos a construir cualquiera de ellos, para que consientas a tu mascota preferida.