Última actualización: 29.02.20

 

Si tienes un gatito en casa y este ya está acostumbrado a hacer sus necesidades en la caja de arena, pero sueles percibir malos olores y quieres que estos desaparezcan o sean menos intensos; en nuestro artículo encontrarás algunos consejos para que reduzcas el olor de la caja de arena y así tu hogar no huela mal.

 

¿Cómo evitar que la arena del gato huela mal?

Cuando el gato hace sus necesidades en la caja de arena, normalmente, estas tienen un olor fuerte, pero algunas veces puede ser mucho más intenso, ya que hay varios factores que pueden afectar el pH de la orina y las heces como lo es el cambio en la alimentación. Por ello, si quieres minimizar el hedor de la arena para que tu hogar no tenga malos olores, te recomendamos que eches un vistazo a los siguientes puntos:

 

  1. Limpieza

La higiene de la caja de arena es muy importante, ya que con el pasar del tiempo restos de heces y orina pueden quedar adheridas a la estructura, puesto que las garras de los felinos hacen pequeños surcos en la caja de plástico cuando tapan sus necesidades y allí se almacenan pequeñas partículas que, al pasar el tiempo, llegan a oler mal. Por ello, es muy importante que limpies por completo la caja con abundante agua tibia y detergente antes de que reemplaces la arena. 

Adicionalmente, hay que destacar que la arena para gatos no es reutilizable, por lo que te aconsejamos que después de varios usos la deseches por completo y añadas arena nueva, ya que esto evitará que la arena que está sucia se mezcle con la limpia. Si haces esto, las posibilidades de que la caja huela mal se reducirán a lo más mínimo.

Por otro lado, también te recomendamos que, por lo menos una vez al año, reemplaces la caja de arena por una nueva, ya que como comentamos anteriormente, los felinos dañan sin querer la estructura al intentar tapar la orina y heces, pero con el paso del tiempo el olor que se adhiere es más difícil de quitar. Eso, sin sumarle que el excremento puede tener microbios y bacterias y así estaríamos cuidando la salud de nuestra mascota.

  1. Comida

Quizás lo sepas o puede que no, pero la comida que le das a tu felino puede tener efectos adversos en su sistema digestivo, por lo que tienes que estar muy al pendiente de qué es lo que come tu gato diariamente. Es decir, los alimentos secos, enlatados o semi húmedos tienen componentes que, para bien nutren a tu mascota, pero cuando las vitaminas pasan por el sistema digestivo y se descomponen cambian el olor del excremento y de la orina. Por ello, te recomendamos que evalúes lo que le das de comer a tu felino para poder minimizar el olor.

Aunado a ello, también puedes darle a tu mascota algún premio o snack que reduzca el olor de el excremento, ya sea alguno que prepares en casa o que lo compres en alguna tienda.

 

  1. Aromatizante

Hay un sinfín de productos en el mercado que poseen aroma, como aerosoles o hasta las mismas arenas, pero no a todos los felinos les agrada la idea de que los uses en sus zonas de descanso o baño, ya que tiene como consecuencia que se abstengan a usar la caja, puesto que los gatos poseen un olfato sumamente sensible. Sin embargo, es cuestión de adaptación, por lo que te invitamos a que intentes adquirir algún aromatizante y no lo añadas directamente a la arena, sino que lo coloques a un lado de la caja para que el olor se disimule un poco y así tu olfato descanse un poco más.

 

  1. Ubicación

Otro aspecto que también te aconsejamos que tengas muy en cuenta es la ubicación de la caja de arena. 

Colocarla en un área con poca ventilación puede llevar a concentrar el olor de la mezcla de la orina y las heces, por lo que si vives en un hogar con pocas ventanas, coloca cerca de ella la caja de la arena del gato, así como también puedes ubicarla en el balcón o terraza, ya que así el olor se irá directamente hacia el exterior.

  1. Arena

En nuestros tiempos, la salida de nuevos productos al mercado es muy frecuente y en el caso de la arena para gatos también sucede. Por ello, te aconsejamos que pruebes todas las opciones hasta que encuentres alguna que le siente bien. Intenta buscar la que podría ser la mejor arena para gatos del 2020 (aquí puedes encontrar unas opciones para comprar) y compara los beneficios con la que le compras diariamente. Haciendo esa pequeña comparativa, podrás determinar si la que adquiriste tiene propiedades superiores en cuanto a textura, olor y rendimiento.

 

¿Qué hacer si el gato ya no quiere usar la caja de arena?

Si anteriormente el felino usaba la caja de arena sin problemas, pero después dejó de usarla, seguramente se debe por el cambio de arena, ubicación o por algún desodorante que hayas añadido. Sin embargo, si eso sucede, te invitamos que reduzcas la dosis de aromatizante o cambies la arena perfumada y lo lleves hacia la caja, lo coloques dentro y esperes hasta que haga sus necesidades. Puede ser que el olor que le hayas colocado no sea de su agrado, pero podrás hacer algunos cambios para que ambos puedan convivir sin ningún problema.

 

Recomendaciones generales

Procura evitar a toda costa lavar la arena y volverla a utilizar. Esto es antihigiénico y puede causar que tu mascota llegue a enfermarse. Por ello, cuando veas que ya la mitad de la arena de caja está usada, límpiala, pero no agregues nueva hasta que haga un segundo o tercer uso, ya que así podrás rendir la arena, lavar el envase y agregar algún desodorante casero o aromatizante para que no tengas malos olores en tu hogar.

Además, también puedes adquirir incienso y encenderlo durante las horas que estarás fuera para que el olor circule y disminuya la intensidad de las heces de tu mascota.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...